Villaraigosa, el futuro

lunes, 23 de mayo de 2005
San Francisco, Cal , 23 de mayo (apro)- El triunfo fue contundente Antonio Villaraigosa logró una abrumadora victoria con el 58,7 por ciento de los votos, un precedente que marca el futuro de la política mexicana y estadunidense, y modifica el mapa electoral del vecino país en beneficio de los hispanos La lectura de los resultados de Villaraigosa ofrece una esperanza para la “minoría” latina que vive en Estados Unidos; una minoría que crece vertiginosamente hasta alcanzar los 40 millones y va ocupando puestos decisivos en todos los estamentos políticos y sociales del país Contra todo pronostico electoral, el nuevo alcalde angelino sorprendió con su arrollador triunfo, lo que le permitirá desarrollar una gestión fuerte y demostrar sus potencialidades desde el poder: “Soy un americano con descendencia mexicana, y estoy orgulloso de ellos –dijo-- pero intentaré ser el alcalde de la ciudad más diversa del mundo, esta es la única forma en se puede trabajar Amo Los Ángeles Los resultados de esta elección hablan con más elocuencia de lo que yo puedo; todos somos angelinos, no importa de donde provengas, si vienes del Este o el Oeste, del Sur o de Sylmar Si vas a trabajar en un Mercedes o en autobús; o si vas a una catedral o a una sinagoga o mezquita Somos todos angelinos y todos tenemos que hacer una diferencia” Pero en Los Ángeles --la “ciudad más diversa”-- de cada 100 habitantes, 46 son latinos El problema es que sólo el 22 por ciento de esos latinos está empadronado para tener el derecho al sufragio efectivo Un porcentaje que va en aumento, pero no lo suficiente como debería; si es que los hispanos desean estar correctamente representados en las instituciones El reto nuevamente pasa por la regularización de los casi 10 millones de hispanos indocumentados que radican en Estados Unidos Al no contar con papeles, este segmento de población que, sin embargo, paga sus impuestos, no tiene ninguna representación dentro del gobierno, ya que no puede expresarse a través del voto No obstante, una buena parte de los hispanos no se ha empadronado por simple desanimo o rechazo al cumplimiento del derecho de votar En su mayoría, los mexicanos que huyen de la pobreza del país se muestran hastiados de la política mexicana y de los fraudes electorales que durante decenios institucionalizó el PRI, por tanto, no quieren saber nada de política o simplemente de la acción de ejercer libremente su sufragio El incremento en la educación de la población hispana de Estados Unidos, está dando un nuevo mapa demográfico Ya no se trata solamente de los cocineros, meseros o jardineros de Estados Unidos Después de la segunda y tercera generación, estos hispanos han ocupado las universidades en los últimos 20 años Ahora hay abogados, arquitectos, ingenieros, empresarios, importantes comerciantes o licenciados hispanos; han alcanzado el mismo nivel de preparación que la población anglosajona, hasta lograr un mejor lugar en la sociedad; incluso en puestos decisivos de representación popular Al lado de Villaraigosa, se encuentra el gobernador Bill Richardson, de Nuevo México; el senador Ken Salazar, de Colorado, ambos demócratas, junto a las hermanas Sánchez; y el senador republicano Mel Martínez, de Florida, junto a los hermanos Díaz-Balart Hijo de inmigrantes mexicanos, Villaraigosa creció en un apartamento de dos habitaciones en el barrio de City Terrace de East Los Ángeles El nuevo alcalde ha dicho que su padre era un alcohólico que en ocasiones abusaba de su madre y que finalmente abandonó a su familia cuando él tenía sólo cinco años Detrás de Villaraigosa está una mujer: su madre Fue ella quien sacó adelante a sus cuatro hijos, trabajando duro y dándoles la oportunidad de ir a la universidad y terminar sus carreras académicas: “Estoy aquí gracias a mi madre” --dijo Villaraigosa-- se lo debo a ella” A su lado se encuentra otra mujer: Corina Raigosa, su esposa, de quien tomó su apellido para añadirlo al de él que es Villar El nuevo alcalde de Los Ángeles no fue un gran estudiante, de hecho empezó a tener problemas en preparatoria a los 15 años cuando le apareció un tumor, lo que le provocó terminar su participación en los deportes y empezar a actuar más a nivel social Estudió en escuelas públicas de East Los Ángeles y fue a la prepa Católica Romana Luego cursó la carrera de derecho en la Universidad de California de Los Ángeles donde participó activamente en política Terminó su carrera de abogado, pero reprobó su examen cuatro veces, hasta conseguir su titulo Efectivamente su vida no ha sido fácil, es un ejemplo del esfuerzo que millones de mexicanos de primera o segunda generación tienen que afrontar para salir adelante en un país en donde, se supone, son una minoría Algo que ha cambiado El poder hispano en Estados Unidos va en aumento, es inexorable e inevitable, le pese a Samuel Hungtinton o a George Bush Representan el 13 por ciento de la población que roza los 294 millones de habitantes Es un poder que aumenta en nivel adquisitivo, social y político Su voto, pues, fue y será decisivo en la elección del próximo inquilino de la Casa Blanca Es verdad que los latinos votan poco, ya que sólo la tercera parte de esta población está registrada, como dice Raúl Yzaguirre presidente del Consejo Nacional de la Raza, uno de los principales grupos de presión hispanos; pero en las últimas elecciones que llevaron por segunda ocasión a Bush al poder, votaron casi ocho millones, dos más que en el año 2000 “Es un voto crucial --ha dicho Bill Richardson--; nuestra meta es que los republicanos se queden con menos del 35 por ciento de ese voto y nosotros alcancemos el 65 por ciento” La importancia es tanta, que Simon Rosenberg, estratega del Partido Demócrata y presidente de la New Democrat Network asegura que el voto hispano es trascendental: “Se puede decir que el voto hispano va a decidir quién es el próximo presidente de Estados Unidos No es una exageración, es la realidad Más aún, lo que va a decidir qué partido va a ser mayoritario en Estados Unidos durante años es la comunidad hispana” Y es que el poder latino en todos los niveles empieza a ser seriamente analizado, gracias al gran futuro que le espera Por una parte, el 21 por ciento de los hispanos vive en la pobreza, es decir, el triple que los anglosajones Sin embargo, el dato alentador es que tiene un ritmo de crecimiento del 7,7 por ciento, tres veces superior a la media de la población nacional Lo verdaderamente cuestionable es que siendo el 13 por ciento de la población que habita Estados Unidos sólo cuente con un gobernador hispano, 22 representes en la Cámara, de 435; dos senadores y ningún hispano en el Tribunal Supremo La Oficina del Censo de Estados Unidos difunde regularmente el crecimiento demográfico hispano En los últimos años este segmento ha crecido a un ritmo de algo más de 15 millones de personas al año; no solamente por los miles de latinos que entran cada día por la frontera, sino porque el índice de nacimiento en comparación con otros grupos raciales es muy superior Si el poder de la minoría latina y negra se uniera, igualaría a la población blanca Esto quiere decir que el “insulto” y luego “disculpa” de Vicente Fox contra los “negros” estadunidenses es una estrategia equivocada, carente de inteligencia El futuro se encuentra, no en que los mexicanos hagan los trabajos que “ni los negros” quieren hacer, como desafortunadamente dijo el presidente mexicano; sino en que ambos grupos raciales se unan y crezcan a nivel nacional en todos los ámbitos No es hora de racismos, es tiempo de unidad, por encima de color, opción política o creencia, el poder de los latinos en Estados Unidos es una realidad

Comentarios