Suprema Corte de EU falla contra mexicano

martes, 24 de mayo de 2005 · 01:00
* José Medellín Rojas apeló la pena de muerte que se le dictó en Texas * La decisión, funesto precedente para otros 51 connacionales en la misma situación Washington, 23 de mayo (apro) - La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos avaló la sentencia a la pena capital del ciudadano mexicano José Medellín Rojas, quien había apelado la determinación contra su vida y la de otros 51 mexicanos, bajo el argumento de que, en su caso, el estado de Texas, que lo condenó, violó sus derechos al no informarle --en 1994, cuando fue acusado de violación y asesinato-- que era meritorio de la asistencia consular del gobierno de México para su defensa En un fallo inusual y dividido, 5 votos contra 4, y que no fue firmado por ninguno de los nueve jueces miembros de la Corte Suprema de Justicia, se rechazó la apelación de Medellín Rojas, quien tenía la esperanza de poder recibir un triunfo legal en Estados Unidos, con base en que el presidente George W Bush determinó que las Cortes estatales debían revisar los casos de los sentenciados a la pena de muerte que argumentaran situaciones como la del mexicano, en cumplimiento de la Convención Internacional de Viena, que data desde 1963, en previsión de reciprocidad para el caso de ciudadanos estadunidenses acusados de algún delito fuera del territorio de la Unión Americana “Creemos que sería imprudente resolver los múltiples obstáculos para obtener las respuestas definitivas a las preguntas que se presentaron”, establece la decisión de la Corte Suprema de Justicia Pese a esta determinación contundente, la Corte no obstante señaló que podría volver a considerar una apelación del caso, una vez agotada la evaluación de Medellín Rojas en una Corte de Texas La negativa contra Medellín es en automático una acción en contra de los otros 51 mexicanos que se encuentran en la llamada antesala de la muerte, tras haber sido sentenciados a la pena capital, tomando en cuenta que un avance en el litigio de Medellín Rojas hubieses sido una herramienta legal para que los demás adoptasen la misma acción La Corte Suprema de Justicia con esta decisión dio la impresión que prefería lavarse las manos a verse inmiscuida en un debate con las Cortes estatales, tomando en cuenta que, en este caso, el estado de Texas se destaca en todo el país por ser la entidad que más ejecuta a personas sentenciadas a la pena de muerte La Corte enfatizó que su decisión se estableció “ante la posibilidad de que los tribunales de Texas le otorguen a Medellín Ríos la revisión que está apelando” A finales del año pasado, la Corte Internacional de Justicia (CIJ), al abordar el caso de los 52 mexicanos sentenciados a la pena de muerte en Estados Unidos, determinó que era necesario se aclarara su situación jurídica, ya que sus sentencias eran una violación clara a los derechos consulares de los afectados, en contravención de la Convención de Viena Pese a que los derechos consulares definidos en la Convención –de 1963-- fueron aceptados y reconocidos por el Senado, que la ratificó en 1969, en la Unión Americana los 50 estados que la componen pueden obviarla, con base en que su Constitución política únicamente reconoce a las leyes internas, dándole así a los entidades federativas la opción de desconocer acuerdos o mandatos internacionales El presidente Bush, el 28 de febrero anterior, abrió la posibilidad de que los estados de la Unión Americana se ciñeran a los mandatos de leyes internacionales, al declarar que se deberían revisar casos como el de Medellín Rojas, sin embargo, el mandatario estadunidense le asestó un golpe bajo a la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, al determinar también que Estados Unidos desconoce la autoridad que bajo la Convención tiene la CIJ para realizar audiencias sobre casos judiciales estadunidenses La lucha legal de Medellín Rojas parece totalmente perdida, tomando en cuenta que en el estado de Texas ya se determinó que no tiene derecho a una revisión, pues el inicio de su juicio no planteó las observaciones sobre las violaciones a sus derechos consulares

Comentarios