Todo listo para privatizar ingenios: Usabiaga

miércoles, 25 de mayo de 2005 · 01:00
* Informó de la desincorporación de las primeras cuatro factorías * El proceso de venta deberá quedar concluido en julio próximo México, DF, 24 de mayo (apro) - El secretario de Agricultura, Javier Usabiaga Arroyo, aseguró hoy que el gobierno federal garantizará la transparencia y el respeto a la ley en el proceso de desincorporación de los ingenios azucareros Para el gobierno federal constituye un compromiso y una prioridad garantizar que este proceso se desarrolle y concluya con absoluta transparencia y respeto a la ley y a los ordenamientos que existen en torno a estas operaciones, afirmó el titular de Sagarpa, luego de dar a conocer la desincorporación de las primeras cuatro fábricas administradas por el Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA) En conferencia de prensa, Usabiaga encomió los buenos resultados que se han obtenido en la administración de los ingenios expropiados, reportando niveles de producción en la actual zafra que alcanzan récords históricos Más aún, hizo un comparativo: la última zafra antes de la expropiación fue de un millón 949 mil toneladas de azúcar, contando los actuales 23 ingenios que administra el FEESA; para la zafra actual se espera --en las mismas fábricas-- obtener 2 millones 415 mil toneladas, es decir, 466 mil toneladas más Explicó que fue necesario esperar a que concluyeran los procesos legales para proceder a desincorporar los primeros ingenios totalmente saneados, y que son: San Pedro, con una producción de 83 mil toneladas, y San Francisco, con 39 mil toneladas, ambos ubicados en Lerdo de Tejada, Veracruz; La Joya, con 32 mil toneladas, localizado en Champotón, Campeche, y Santa Rosalía, con 58 mil 300 toneladas, ubicado en Cárdenas, Tabasco Destacó que el proceso de venta deberá quedar concluido en julio próximo, a partir de la convocatoria que ya fue emitida el 18 del presente mes En el proceso de desincorporación participan, además de la Sagarpa y el Feesa, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), como agente vendedor del gobierno federal; el Instituto Nacional de Avalúos de Bienes Nacionales, y la Secretaría de la Función Pública Usabiaga mencionó que han manifestado interés en participar en esta licitación diversos grupos nacionales e internacionales, lo que indica la confianza en invertir en un sector que se observa como una fuente de oportunidades En su oportunidad, José Manuel Tapia Gutiérrez, director del Fondo de Empresas Expropiadas del Sector Azucarero (FEESA), aseguró que desde un inicio se concibió la expropiación como una “intervención temporal” del gobierno federal en un sector que en ese momento estaba en crisis, y que representaba una elevada importancia económica y social para el país Después de la expropiación, agregó, los propietarios de los ingenios promovieron juicios de amparo en contra de la acción del Estado mexicano, por lo que su proceso de desincorporación estuvo supeditado a la resolución de dichos proceso; una vez desahogada la parte legal, se ha procedido a reinsertar estas unidades productivas a la iniciativa privada, al estar satisfecha la causa de utilidad pública que motivó la expropiación Aclaró que el precio mínimo de la venta ha sido establecido por el Instituto Nacional de Avalúos de Bienes Nacionales, toda vez que la Ley General de Bienes Nacionales le otorga esta atribución, y añadió que únicamente se venden los activos productivos de la unidad industrial Sostuvo que el único pasivo que se adquiere con estos activos son las obligaciones con los trabajadores de las fábricas y la venta es ad corpus, es decir, los activos se venden en el estado en que se encuentran Por último, el director del Fideicomiso de Comercialización (Fico), Manuel Molano Ruiz, informó sobre los logros en la gestión de los ingenios expropiados, no sin antes comentar que en el 2001 la industria estaba sumida en una crisis “financiera y moral”, derivada del incumplimiento en los pagos, por parte de los propietarios, a los abastecedores de caña, obreros y proveedores Aseguró que esta medida benefició a cerca de 350 mil personas que dependen directa o indirectamente de la actividad azucarera en los municipios de influencia de los ingenios expropiados; además, esta resolución generó condiciones para la continuidad de un sector que representa casi medio punto porcentual del producto interno bruto, y 84 del PIB agroalimentario

Comentarios