Frenan en Veracruz quema de contaminantes

viernes, 27 de mayo de 2005
* Empresa incineradora decide sacar de El Higo cerca de 400 tambos con askareles Jalapa, Ver , 26 de mayo (apro)- Después de una reciente protesta, que movilizó a la población que exigía la clausura de las instalaciones de una empresa incineradora de residuos peligrosos, finalmente la compañía Altecin SA decidió frenar el proyecto y sacar del municipio de El Higo cerca de 400 tambos que contenía askareles Los tambos de policlorobenifenilos (PBC o askareles) fueron almacenados en ese municipio, ubicado al norte del estado, para ser incinerados por esa empresa de origen español, y cuya instalación se realizó de manera irregular por las anteriores autoridades municipales que otorgaron el permiso de cambio de uso de suelo, denunció el alcalde Joel Meraz Duval De acuerdo con datos de Greenpeace México, los PCB son una mezcla de hasta 209 compuestos clorados, cuya apariencia es de un líquido aceitoso, y “son uno de los doce contaminantes orgánicos persistentes más dañinos”, ya que se bioacumula y, al ser incinerado, genera los peligrosos tóxicos, dioxinas y furanos La exposición de estos compuestos, advierte, puede causar enrojecimiento de piel, salpullido o acné, daño al hígado, cáncer de hígado y del tractobiliar, así como alteraciones neurológicas e inmunológicas y del aparato reproductivo “Pueden incluso atravesar la placenta afectando el feto y se excretan en leche materna” Pese a la autorización de las anteriores autoridades estatales y municipales, la población se opuso al establecimiento de la empresa, ante el temor de que la quema de los químicos tóxicos afectará a la agricultura y ganadería, donde se produce 60% de la carne vacuna para el consumo nacional, señaló el presidente municipal de El Higo Dentro de este movimiento, los habitantes de ese municipio exigieron la intervención de las autoridades de la Semarnat, debido a que también extendió las licencias respectivas “Su respuesta para la solución del problema fue muy débil, pese al riesgo que hay para el medio ambiente y la salud de los habitantes de las comunidades” Las movilizaciones de protesta subieron de tono, y el día 24, más de mil 500 pobladores se apostaron frente a las instalaciones de la empresa, luego que el representante legal de Alducin, Roberto Garrido Cruz, llegó a las instalaciones para continuar con los trabajos de construcción de los incineradores, “la gente se enardeció”, refirió el edil Después de esta manifestación, donde la población se armó de palos y machetes, las autoridades municipales llegaron a un acuerdo con la empresa, mediante el cual su representante legal, Roberto Garrido Cruz, se comprometió a que dicha compañía se retiraría definitivamente del municipio de El Higo En el acuerdo, firmado por representantes de todos los sectores sociales, autoridades municipales, representantes del gobierno del estado y legisladores por ese distrito electoral, Garrido Cruz se comprometió también a sacar los 399 tanques que contienen los askareles, “los cuales serán retirados una vez que se cuente con la autorización de la Profepa y de la PGR, que los tiene en custodia, autorización que será solicitada de manera inmediata” En la reunión efectuada en las instalaciones de la empresa, se acordó también que también ser retirarían los equipos y maquinaria existentes en las instalaciones de la compañía, para ello se estableció un plazo no mayor de 30 días naturales a partir de la firma del acta compromiso Al mismo tiempo, el representante legal de la empresa manifestó desistirse de cualquier acción legal que se haya iniciado y se comprometió a no presentar o formular denuncia alguna, ni ejercer acción civil, contra los ciudadanos participantes en el movimiento, autoridades municipales ni contra funcionarios de representación popular Por último, las partes en conflicto establecieron que la firma de los acuerdos de negociación, “no existió dolo, mala fe, coacción o amenaza alguna”

Comentarios