Matar con permiso

domingo, 29 de mayo de 2005
Sujeta a análisis en el Senado luego de que contó con la aprobación de la Cámara de Diputados, la nueva Ley Federal de Armas de Fuego conlleva serios riesgos en un país afectado por la inseguridad asociada a la violencia Organizaciones de derechos humanos, legisladores y especialistas advierten que esta ley ?la cual autoriza la posesión de hasta dos armas por domicilio para "la seguridad y legítima defensa de sus habitantes"? podría ser contraproducente, es decir, generar más violencia e inseguridad, así como despertar la voracidad de distribuidores de armas, quienes serán "los verdaderos ganadores" de esta legislación Diputados y senadores se preparan para crear un millonario mercado de la violencia en México Fabricantes e importadores de armas, con la mediación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), se disponen a incrementar la venta legal de pistolas, revólveres, rifles y escopetas, autorizada ya por la Cámara de Diputados bajo el argumento de la "seguridad y legítima defensa" de los mexicanos La nueva Ley Federal de Armas de Fuego, Explosivos y Pirotecnia, que considera legal la posesión de dos de este tipo de armas por domicilio, está en manos del Senado luego de que fue aprobada casi por unanimidad por los diputados Los promotores de la ley confían en que ésta pase en el siguiente período ordinario de sesiones de la Cámara de Senadores Pero agrupaciones de derechos humanos, especialistas y aun los cazadores organizados del país buscan, por diferentes motivos, que los senadores la modifiquen, toda vez que los diputados votaron sin contar con un estudio sobre el impacto de las medidas que aprobaron El pasado 28 de abril, los diputados favorecieron una nueva Ley Federal de Armas de Fuego, a pesar del creciente número de decesos violentos asociados al tráfico ilegal de armas y en contra de la política de la Sedena de restringir su circulación entre la población, razón por la que es la única autorizada para comercializar armas en México Promovida por el general retirado Guillermo Martínez Nolasco, presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, la ley autoriza la posesión de hasta dos armas en los domicilios para "la seguridad y legítima defensa de sus habitantes" La autorización incluye las pistolas de funcionamiento semiautomático hasta el calibre 380, revólveres hasta el calibre 38 especial, rifles calibre 22 y escopetas hasta el calibre 12 y con cañón superior a 635mm La ley, que aumenta las penas para quien posea más de dos armas y considera el delito de acopio a partir de cinco, pone a México contra la corriente internacional de reducir la disposición de armas entre los civiles y tendrá que ser fundamentada en la reunión bianual de la Organización de las Naciones Unidas sobre el control de armas cortas y ligeras, que se realizará en julio próximo en Nueva York Gran negocio en puerta Con 342 votos a favor, dos abstenciones y la ausencia de 156 legisladores, la Cámara de Diputados aprobó la posesión de armas en cada hogar que lo desee, entre los más de 22 millones que existen en el país "El mercado potencial para la venta legal de armas es enorme Los ganadores de una ley como ésta serán los que por intereses económicos quieren incrementar el mercado de armas", advierte el diputado del PAN Rodrigo Iván Cortés, integrante de la Comisión de Defensa Nacional El beneficio económico será para fabricantes internacionales, importadores e intermediarios En el país sólo existen dos empresas autorizadas por la Sedena para la fabricación de armas de fuego: Productos Mendoza e Industrias Cabañas Pero ambas se encuentran en condiciones precarias frente a los productores mundiales Productos Mendoza, surgida durante la Revolución Mexicana, fabrica y vende rifles calibre 22 y subametralladoras 9 mm de su propia creación, mientras que Industrias Cabañas tiene licencia para fabricar y vender rifles calibre 22 sólo para exportación Los productores no venden en forma directa; lo hacen a través de la Dirección de Comercialización de Armamento y Municiones (DCAM) de la Sedena En esa intermediación, dice personal cercano a la producción de armas que pidió el anonimato, es en donde se hacen los grandes negocios, pues las ventas para los cuerpos de seguridad públicos o privados se hacen a través de comisionistas relacionados con la Defensa Nacional "Aumentar la venta de armas en el país es una oportunidad para los comisionistas e importadores", asegura Para entrar en vigor, la ley aún debe ser aprobada por el Senado Según los diputados, la intención es abatir el mercado negro de armas "Pero en un país como México, donde las fronteras con lo ilegal son muy difusas, se corren grandes riesgos Si con la norma vigente hay un control ineficiente, proponer que en los hogares haya hasta dos armas es algo que debe considerarse con más cuidado", señala La ley propone que, para tenerlas, las armas deben estar registradas y autorizadas por la Sedena, pero históricamente ésta ha tenido un control relativo sobre las mismas, como lo confirmó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) al revisar y evaluar, en la cuenta pública de 2001, el trabajo de la Dirección General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos (DGRFAFCE) Las cifras de la Defensa Nacional oscilaban entre 2 y 5 millones de armas debido a los diferentes registros que tenía Requerida por la ASF, la secretaría aclaró que hasta septiembre de 2002 y desde que entró en vigor la ley vigente de armas de fuego, en 1972, la DGRFAFCE tenía 5 millones 443 mil 574 registros de armas A partir del número de armas, del número de habitantes mayores de 20 años y del número de hogares, la ASF estimó que había en ese momento 226% de hogares mexicanos con armas, a razón de una por casa Pero se trata de supuestos debido a la falta de información oficial, pues las dependencias del gobierno federal involucradas en el tema son renuentes a hacer públicas las cifras que manejan Ni la propia Sedena o la Procuraduría General de la República (PGR) explican su información sobre las armas que circulan o han sido incautadas en el país Los únicos datos disponibles son los del gobierno federal Pero a pesar del incremento de muertes violentas por armas de fuego, esos reportes consignan, por parte de la Sedena, una constante disminución en el aseguramiento de armas en lo que va del actual gobierno; lo mismo ocurre con los delitos por portación de armas de fuego, que de los 16 mil 765 denunciados en 2000 bajaron a 15 mil 123 en 2003 y a 4 mil 737 a abril del año pasado Las cifras de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), que ante la ONU es la dependencia que concentra la información sobre el control de las armas pequeñas y ligeras en México, expresan con más claridad el problema Tan sólo entre el 1 de enero y el 4 de junio de 2003, se habían asegurado 2 mil 110 armas de fuego, 870 largas y mil 240 cortas De ellas, 15% se relacionó con delitos contra la salud y 85% con otros ilícitos, como la introducción clandestina, portación ilegal, asaltos o secuestros Baja California, el Distrito Federal, Michoacán, Puebla y Sinaloa concentraron casi la mitad de las armas incautadas en todo el país, provenientes no sólo de Estados Unidos, sino también de Europa y Asia Tres rutas han sido identificadas como las principales para el tráfico ilegal: el Golfo, por donde entran armas desde el sur de Estados Unidos, sobre todo de Texas; el Centro, partiendo de Chihuahua hacia el Distrito Federal, Oaxaca y Chiapas; y la del Pacífico, desde Baja California y Sonora hasta Guerrero, Oaxaca y Chiapas Según las autoridades, tanto en armas como en municiones se trata de un "tráfico hormiga" El legislador Cortés asegura que en la Cámara de Diputados la ley se aprobó sin que hubiera intercambio de información entre los poderes Legislativo y el Ejecutivo "No hubo ninguna investigación empírica sobre el impacto social, económico y hasta de seguridad nacional por el creciente tráfico que puede tener el incremento en la posesión de armas en México" Afirma que ninguna de las secretarías involucradas hizo llegar a los diputados su opinión sobre los efectos de la ley No sólo faltaron los registros y evaluaciones de la Sedena, la PGR y la SSP, sino las consideraciones de la Secretaría de Economía sobre los alcances económicos, y los reportes hospitalarios de la Secretaría de Salud en torno de las muertes y heridas por disparos de armas de fuego en el país Pero si no la hubo fue porque los legisladores no la pidieron, dice el panista La diputada del PRD Cristina Portillo Ayala, también integrante de la Comisión de Defensa Nacional, confirma que no se hicieron proyecciones sobre las repercusiones de la ley "La actual legislatura no hizo estudios sobre el impacto social Se hicieron foros en otras, pues la ley lleva siete años trabajándose", pero sostiene que ésta pretende evitar el mercado negro de armas, aunque el problema no fue analizado, según consta en el dictamen de la ley En ese dictamen, elaborado por las comisiones unidas de Defensa Nacional, Gobernación y Justicia y Derechos Humanos, se asegura que en la anterior legislatura, la LVIII, hubo "más de 150 reuniones" con diversos sectores de la población sobre el tema Pero organizaciones de derechos humanos niegan que hayan sido consultadas "A pesar de que es un asunto que se ha tratado por muchos años, no se ha dado una discusión social amplia Se ha debatido entre policías, militares, empresarios o cazadores, pero el tema no se ha abierto a la sociedad, a pesar de que tiene que ver con la vida cotidiana de las personas", dice Jesús Robles, director ejecutivo de la Academia Mexicana de Derechos Humanos Fomentar la utilización de armas es un contrasentido porque el mercado, aunque sea formal, no está del todo controlado Basta considerar que policías y militares contribuyen al mercado ilegal de armas Por eso, con una ley como la que se pretende, lo que va a persistir es el comercio ilegal, asegura "Desde los derechos humanos, cualquier incremento, aun regulado, es un retroceso, pues las experiencias internacionales indican que no debemos ir hacia adelante en la posesión de armas, pues el regreso es casi imposible" Robles advierte también sobre el incremento de armas en posesión de ejidatarios Esta posibilidad representa un grave riesgo si se consideran los señalamientos del relator de la ONU para los pueblos indígenas, Rodolfo Stavenhagen, quien ha reportado que en México uno de los temas centrales de la agenda de esas comunidades son los conflictos religiosos, políticos o por recursos naturales En todos estos conflictos se ha llegado a situaciones trágicas porque los pueblos enfrentados han tenido armas Carlos Mario Gómez, director ejecutivo de Amnistía Internacional (AI) para México, califica como "peligrosa" la ley aprobada por los diputados "México está en medio de países donde la venta de armas es legal y, por tanto, la disposición de estas herramientas para la violación a los derechos humanos será significativa "Con la pretensión de sus legisladores, México legalizaría las armas de destrucción masiva, pues las armas que más matan son las cortas y ligeras, como las que se pretenden autorizar en mayor número", dice el representante de AI, organización que desde hace más de un año emprendió la campaña mundial "Armas bajo control" Por separado, Robles y Gómez adelantan que intentarán modificar la ley en el Senado, apoyados en otras organizaciones no gubernamentales Con motivos distintos, la Federación de Asociaciones y Organizaciones Cinegéticas de México busca la reforma de la ley Francisco Villa, director de la organización, dice que los cinegéticos, quienes han hecho un intenso cabildeo, "lo que menos quieren es que la ley se apruebe como está" Lamenta que la discusión se haya concentrado en la "pistolización", pues la Constitución y la actual ley consideran legal la posesión de armas "Se ha hecho mucho escándalo con eso Ninguno de esos ordenamientos precisa cuántas armas se pueden tener Lo único que dicen es que deben estar registradas, pero la Sedena, por presiones sociales ante el incremento de la delincuencia, se ha opuesto al incremento de armas", incluso, dice, para las actividades cinegéticas, que reditúan ganancias económicas para el país "Nos interesa el control, pero las armas deportivas no son un asunto de seguridad, pues en la ley se estableció que todas las armas pasan a ser de uso exclusivo del Ejército", dice en entrevista telefónica desde Hermosillo, Sonora La ley aprobada por los diputados propone para los cinegéticos la posesión de hasta 15 armas para sus actividades deportivas y la compra de hasta 500 cartuchos calibre 22 y mil cartuchos para escopeta, entre otras adquisiciones Villa explica que la ley los obliga a obtener de la Sedena permisos para adquirir más cartuchos "La secretaría ya controla la producción y la distribución, y ahora los legisladores aumentan la reglamentación" Con esas restricciones, añade, lo que van a provocar es que las armas de una empresa cinegética estén regadas en tres o cuatro casas diferentes, pues el registro al que obligan es por domicilio Señala que el cabildeo con los diputados no funcionó Por eso ahora buscarán a los senadores para garantizar beneficios a una actividad que, de acuerdo con Villa, significa una derrama de aproximadamente 60 millones de dólares al año por la presencia de cazadores extranjeros desde que la caza se incrementó en los estados del norte de México La cifra, dice, está lejos de los 10 mil millones de dólares de España o Texas, y los 7 mil millones de Argentina Los diputados pusieron énfasis en la posesión de armas en los domicilios Al momento de la aprobación de la ley, el general Martínez Nolasco, del PRI, declaró que la autorización de las dos armas por casa pretende ser disuasiva para los delincuentes que se dedican a robar casas-habitación En una declaración entregada a Proceso, el diputado aseguró que "a los únicos que no les conviene la ley es a los corruptos y a la delincuencia organizada", y negó que ésta fomente o propicie el armamentismo Al contrario, dice, "mantiene un estricto control sobre las armas registradas y su uso ilegal, la proliferación o su comercio clandestino a través de sanciones más severas" Mario Arroyo, especialista en temas de seguridad y director de Sistemas de Información para la Seguridad Humana, asegura que cualquier reglamentación no va a alterar la disponibilidad de armas que circulan en el país y que inciden en la seguridad pública Considera que la realidad es más compleja de lo que los diputados consideran, pues, dice, la disponibilidad de armas es un factor de riesgo asociado a las lesiones en los hogares Explica que tan sólo en el DF, con base en datos de la Secretaría de Salud y los certificados de defunción, casi 65% de los homicidios se cometen con armas de fuego Apoyado en una encuesta que elaboró el año pasado junto con el Centro de Estudios de Opinión Pública, dice que de los casi 9 millones de habitantes del DF, el 7% reconoció tener armas en su casa ?es decir, en 630 mil hogares?, aunque casi cuatro de cada 10 personas de la capital del país declararon estar dispuestas a adquirir un arma para defender a su familia Para Arroyo, es claro que la ley aprobada es un contrasentido, porque las armas están asociadas a la violencia Por esta última razón, dice, la tendencia en muchos países es reducir las armas y no aumentarlas

Comentarios