México-UE: De la apatía a la consideración

lunes, 30 de mayo de 2005
Luxemburgo, 30 de mayo (apro) - La Unión Europea (UE) dejó de ver a México como un país no apto para estrechar lazos comerciales y políticos Ahora lo considera casi una nación del Primer Mundo, dejando en un segundo plano la miseria en que vive una gran parte de su población Un informe presentado recientemente en Bruselas revela los entretelones previos a la negociación del Acuerdo de Libre Comercio entre México y la UE Un hecho destaca: en el seno de la UE había en 1997 un ambiente de apatía hacia México Bajo el título Hacia una nueva etapa en las relaciones Unión Europea/América Latina: un diagnóstico inicial, el informe –elaborado por el antiguo director jurídico del Consejo de Ministros, el catalán Ramón Torrent-- ofrece un testimonio de primera mano sobre las grandes dificultades que enfrentó México para que la UE lo aceptara como “socio comercial” Para Torrent fue un “milagro” el que permitió la existencia de dicho acuerdo Torrent se desempeña hoy como investigador en la Universidad de Barcelona y ocupa el cargo de máximo coordinador del Observatorio Euro/Latinoamericano, una red que forman los 26 centros de estudios más influyentes de ambas regiones El informe sostiene que, con la excepción de España y Alemania, los otros 13 socios europeos de la época “no manifestaban el más mínimo interés” por profundizar la relación con los mexicanos Entonces estaba todavía muy fresco en la memoria la crisis económica de 1995 y el alzamiento zapatista de 1994, mientras que las críticas de uno y otro lado del Atlántico por el deterioro de los derechos humanos en el México priista complicaban la agenda bilateral En ese contexto, el Consejo de Ministros --la institución que representa a los gobiernos del bloque continental-- no quería ceder más que una fórmula menor de diálogo, “vacía de obligaciones comerciales” El desgano “La propuesta de la comisión, de negociar un Acuerdo de Libre Comercio con México, fue recibida por el Consejo y por los gobiernos de los Estados miembros con una frialdad bien parecida a aquella con la que habían recibido la propuesta equivalente para el Mercosur”, señala el texto Habría sido tanto su desgano que estaban incluso dispuestos a que las primeras negociaciones naufragaran por una discrepancia, calificada de “absolutamente menor y de pura retórica”, en la redacción de la llamada cláusula democrática Las capitales comunitarias esperaron sin éxito que el entonces gobierno del presidente Ernesto Zedillo reaccionara como el australiano, que abortó las pláticas al rechazar ese condicionamiento El informe también pone en duda las razones oficiales --el supuesto atractivo del mercado mexicano y la pérdida de oportunidades de negocio para los europeos producto del TLC con Estados Unidos-- por las que finalmente la UE habría aceptado asociarse Tras reconocer que dándole vida a un novedoso foro de diálogo entre autoridades de alto nivel –el llamado Consejo Conjunto--, Europa le veía mejor futuro a su relación con los mexicanos que con el Mercosur, matiza: “¿Fue una decisión estratégica en respuesta al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que entró en funciones en 1994? Es evidente que no” Contra lo que se cree, asegura que a los europeos les estaba yendo bien comercialmente en México, “a pesar o gracias al TLCAN” Cita: Entre 1990 y 1999 sus exportaciones aumentaron a un ritmo anual de casi 12%, superior al promedio en que lo hacían sus exportaciones mundiales, un 7%; su superávit comercial se cuadruplicó en ese mismo lapso hasta alcanzar 40% El estudio llega a la conclusión de que, “si alguien tenía interés en un acuerdo de liberalización para relanzar sus exportaciones, no era la Comunidad Europea, sino México” Explica que si el gobierno de Zedillo pudo cumplir esa meta, se debió al decisivo apoyo del gobierno español y al cabildeo que desplegaron sus funcionarios en Bruselas, sede de los poderes de la UE, la cual estaba envuelta en una ola de acuerdos con todo mundo Otro factor favorable: México no exporta grandes cantidades de productos “sensibles” para la política agrícola comunitaria (como lácteos, azúcar o cárnicos), por lo cual aceptó dejarlos fuera de la cobertura de la libre circulación “¿Cómo no cerrar un acuerdo en que la otra parte está muy interesada, que no causa ningún problema y que está facilitado por el hecho de poder ser aprobado de manera simplificada por un Consejo Conjunto?”, manifiesta De Primer Mundo A punto de cumplir el acuerdo de comercio su quinto aniversario, el 1 de julio, la UE presenta una posición distinta a la anterior, una que seguido es cuestionada por las ONG por su condescendencia con el gobierno mexicano Justo en este momento la UE “cocina” la que a partir del 2007 será la Nueva Estrategia Global con México Su espíritu, resume un oficial europeo consultado el jueves 26, “responde a lo tanto que ha avanzado el país desde que funciona el TLC” Víctor Andrés Maldonado es el director de la Unidad México de la Comisión Europea De su oficina parten tales iniciativas políticas En declaraciones a Apro afirma que México —un país con más de 40 millones de pobres, con el primer lugar en pobreza infantil entre los Estados que integran la OCDE, con 18% de niños mal nutridos y 30 millones de jóvenes desempleados— puede alcanzar la prosperidad de una nación europea en diez años, aplicando las “necesarias” reformas que están pendientes El funcionario europeo adelanta que México ya no será visto como un “socio pobre” donde el peso de la cooperación al desarrollo recaiga en Europa: la aportación de México en los programas será de 50%, debido a que los indicadores económicos lo ubican con un muy buen ingreso por habitante: de 6 mil dólares anuales “Es un cambio radical No se trata de darles dinero para que (los mexicanos) se lo gasten en construir una escuela o un hospital No, eso se acabó Ahora revisaremos nuestras experiencias en cuestiones de políticas sanitarias, de educación, lucha contra el fraude fiscal”, opinó Sobre la nueva era de entendimiento político subrayó: “Ya no se trata de ir con las cuestiones básicas de derechos humanos, de lucha contra la pobreza No, no, no, ahora es mucho más sofisticado Hablamos de otras cosas: si México participa en el programa Galileo (de servicios satelitales); si va un día a participar en el programa de fusión nuclear; si vamos a tener acuerdo de aviación civil Es otra relación” En lo que concierne al espinoso tema del respeto a las garantías individuales y la aplicación de la cláusula democrática del Acuerdo, que varias ocasiones organismos de derechos humanos han pedido activarla, expresó que, en el caso de México, ha habido “una mejora significativa y sustancial” Dijo que la UE no va a suspender el Acuerdo con México como si fuera un país africano, donde se cometen barbaridades de manera sistemática Añadió que hay una gran “confusión” sobre el significado de la cláusula democrática “Vemos que los incidentes son más discontinuos que hace diez años Un elemento fundamental de nuestro análisis es que tales incidentes no los produce el aparato del Estado”, sino que, sostuvo, se deben a factores “externos” al Estado mexicano Y remarcó: “No es tanto que haya o no haya (violaciones a los derechos humanos) sino que se persiga a quien los cometió” Cuestionado sobre la impunidad en que continúan los policías responsables de haber reprimido y torturado a manifestantes en Guadalajara en el marco de la Cumbre UE-América Latina, y sobre los asesinos de cientos de mujeres y niñas en Ciudad Juárez, Chihuahua, Maldonado consideró “correcto” en ambos casos el accionar del gobierno de Fox “Creemos que el gobierno federal ha puesto elementos para intentar esclarecer los hechos”, sentenció

Comentarios