Errores de cálculo y la ira priista

miércoles, 4 de mayo de 2005
México, D F, 3 de mayo (apro)- A una semana de que el presidente Vicente Fox decidió dar un giro de 180 grados al desafuero en contra de Andrés Manuel López Obrador, los priistas en la Cámara de Diputados, sobre todo Emilio Chuayffet Chemor, todavía no se reponen del golpe y no saben qué hacer para mitigar los costos políticos en su decisión de respaldar al PAN para inhabilitar al jefe de Gobierno del Distrito Federal La ira de Chuayffet en contra de Fox se dejó sentir el pasado jueves, un día después de que el presidente anunciara la salida política a un conflicto “legaloide” --como él mismo mandatario lo llamó ante miembros de su gabinete--; su operador político Wintilo Vega logró las firmas necesarias para constituir una comisión que investigue los negocios de los hijos de Martha Sahagún La maniobra fue de Chuayffet, quien, molesto por la actitud de Fox ante el desafuero, quiso tomar revancha contra la familia presidencial Ahora, el coordinador de los priistas en la Cámara de Diputados dice a todo aquel que lo quiera escuchar que “el gran estadista de Fox” debe resolver el problema jurídico en que metió a la Cámara con sus acciones Y es que al revisar el nuevo procurador el expediente de El Encino se espera que no encuentre delito alguno, por lo que el jefe de Gobierno quedaría libre de toda acusación, a la vez que el PRI queda en ridículo, pues ellos desaforaron a López Obrador para que fuera sometido a juicio Además, el tabasqueño ya se encuentra despachando como jefe de Gobierno, pero no cuenta con fuero, ante lo cual cualquier persona puede acusarlo, ya que no cuenta con la protección que le da el ser un gobernante electo Los priistas, pero sobre todo Emilio Chuayffet, culpa a Fox de haberlos metido ahora en un brete jurídico, pues la ley no prevé mecanismos para restituir el fuero a un funcionario público que no es sometido a juicio Los errores de cálculo de Chuayffet y, por supuesto, de Roberto Madrazo Pintado fueron de elemental lógica, pues el riesgo de que el gobierno y el PAN se echaran para atrás en el asunto del desafuero siempre fue obvio y estuvo presente todo el tiempo Ahora se quejan de Fox y muestran preocupación de que el jefe de Gobierno labore sin contar con un fuero que lo resguarde de futuras acusaciones; no se han dado cuenta que en estos momentos López Obrador lo menos que necesita es fuero, pues con sus acciones PRI y PAN lo volvieron inmune a cualquier acusación Ahora sí, al “Peje” lo hicieron invencible, por lo menos por algunos meses

Comentarios