Salvado por la corrupción en EU (Segunda de tres partes)

jueves, 5 de mayo de 2005
* Intentan frenar que el ICE y la DEA sean exhibidos en el proceso contra “El Ingeniero” * La contratación de un informante evidenció las irregularidades en esas instancias Washington, 4 de mayo (apro) - El asunto es un escándalo dentro del gobierno de Estados Unidos con consecuencias desastrosas para la reputación de el ICE y la DEA, ambas agencias pertenecientes al Departamento de Seguridad del Interior --la nueva estrella de la administración Bush constituida tras los atentados del 11 de septiembre--, por lo cual el Departamento de Justicia ha hecho todo lo necesario para evitar que el caso trascienda más “Cualquiera de nosotros diríamos que lo fuerte era la acusación por los homicidios, delitos por los que podría enfrentar una penalidad muy alta; estábamos hablando cuando menos de cadena perpetua ¿Por qué se llega a esto? Primero por la guerra entre el ICE y la DEA, y segundo, sabemos que había testimonios que, de conocerse, hubieran afectado el juicio y sobre todo la operación de las agencias”, explica a Proceso otro funcionario de la Procuraduría General de la Republica (PGR) que también habló bajo la condición del anonimato La copia del documento del acuerdo solamente menciona los 16 cargos relacionados al tráfico de drogas de los que se declaró culpable el acusado, pero no refiere siquiera las acusaciones por los asesinatos Desde el inicio de este caso cuando el juez federal Richard P Mesa, firma la orden de aprehensión contra Santillán, el 10 de diciembre de 2003, se preveía que el caso iba a ser una bomba para el ICE y la DEA El 16 de enero de 2004, un día después de la captura de Santillán, Mesa ordenó “sellar” los encauzamientos contra el acusado “por los riesgos de seguridad nacional” que implicaba, aunque lo hizo una vez que se enteró de la contratación del “informante” y la participación de éste en varios delitos que se el imputaban a “El Ingeniero” Para colmo, unos meses después del arresto de Santillán, “Jesús Contreras” evadió en territorio estadunidense la custodia del ICE y volvió a poner en aprietos a esa agencia, ya que, inexplicablemente, estuvo presente junto a un agente de la DEA cuando en el estacionamiento del restaurante Whataburger, ubicado en la calle Paisano, en El Paso, Texas, fue ejecutado Abraham Guzmán, de 27 años, durante una supuesta transacción de narcóticos y lavado de dinero del cartel de Juárez Las autoridades policiales de la ciudad advirtieron que Guzmán, un hombre sin relación en el caso, podría haber sido confundido por el cartel con “el informante”, a quien se presume pretenden eliminar Oficialmente se suponía que “Jesús Contreras” desde que fue detenido Santillán Tabares, había sido asignado al programa federal de Protección a Testigos, porque sería uno de los que testificarían en el juicio contra “El Ingeniero”; en tal circunstancia se suponía que estaba bajo vigilancia especial las 24 horas del día por parte de agentes federales Según la versión de varias de las fuentes consultadas, el “informante” resultó ser la piedra angular para las autoridades estadunidenses, en su afán de ocultar los problemas de corrupción y malos manejos de ambas agencias, y ahora evadía la custodia, no obstante fue puesto nuevamente bajo resguardo “Decidieron no llevar el juicio a un escrutinio publico que iba a estar sujeto a un jurado popular compuesto por 12 personas, el cual iba a tener que preguntar y repreguntar situaciones en las cuales tendrían que aflorar más detalles del caso de las llamadas “narcofosas”, sostiene el funcionario de la PGR Responsabilidades Uno de los testigos que presentaría su testimonio ante el jurado y el juez Lee Hudspeth, era Sandalio González, jefe de la DEA en El Paso, Texas Sin embargo, abruptamente este agente especial renunció a su puesto el 8 de enero pasado, no sólo por su desacuerdo con la forma en que el Departamento de Justicia manejaba la investigación del caso del “informante” y de Santillán Tabares, sino porque fue el centro de fuertes presiones de la DEA y el Departamento de Justicia por descubrir el encubrimiento del ICE en una carta en la que expresó su repudio González escribió tal carta fechada el 24 de febrero de 2004 a John Gaudioso, agente especial a cargo del ICE en El Paso --bajo cuya responsabilidad estaba el informante-- para fustigarlo y expresarle su “frustración y enojo” ante el mal manejo que esta agencia hizo de la investigación sobre la organización Carrillo Fuentes En particular, porque puso en alto riesgo a dos agentes de la DEA asignados en Ciudad Juárez, y permitió que “el informante” participara en la ejecución de enemigos de la referida organización del narcotráfico, lo cual era del conocimiento del ICE, además de que huyeran otros cómplices Dice: Escribo ahora para expresarle a usted mi frustración y enojo ante el mal manejo de la investigación (de la organización de Vicente Carrillo Fuentes) que ha resultado en la pérdida innecesaria de vidas humanas en la República Mexicana, y puesto en peligro las vidas de Agentes Especiales de la Drug Enforcement Administration (DEA) así como las de sus familias asignadas a la Oficina de la DEA en (Ciudad Juárez) México No vale excusa para los eventos que culminaron durante la tarde del 14 de febrero 2004, y a falta de una explicación completa y lógica de estos eventos, que condujeron a la emergente evacuación de nuestro personal y sus familias en (Ciudad Juárez), no me queda alternativa más que hacerlo a usted responsable de esta desafortunada situación Así lo plantea la carta difundida por el sitio de Internet “Narco News”, el cual obtuvo una copia mediante una solicitud bajo el Freedom of Information Act (Decreto de Libertad de Información)

Comentarios