"No le quitaron ni una pluma al gallo": AMLO

viernes, 6 de mayo de 2005
* Lo querían desplumar pero no pudieron, afirma * Pone punto final a la confrontación con Fox sobre el desafuero México, D F, 5 de mayo (apro)- Con una frase muy suya, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador, puso punto final a su larga confrontación con la administración del presidente Vicente Fox por el asunto del predio El Encino: “No le quitaron ni una pluma al gallo, lo querían desplumar pero no pudieron”, dijo López Obrador llegó a la conferencia de prensa mañanera de buen humor, tanto que hasta se dio el lujo de bromear con los reporteros Aunque no lo dejó del todo satisfecho la manera como se le dio carpetazo al asunto al considerarlo finalmente culpable de un delito que, dijo, “no cometí”, acató la resolución de la Procuraduría General de la República “Hubiese sido mejor –dijo--, aceptar que no había elementos, que no hay pruebas, porque esa es la realidad, pero ahí va a quedar el asunto para los investigadores” Sin embargo, aclaró que si quienes urdieron todo ese asunto creen que de esa manera se endereza, se reencauza la política por el camino de la democracia, pues adelante “Creo que con el hecho de haber rectificado, ya, es suficiente, es decir, ojalá nunca más se vuelvan a cometer estas arbitrariedades, pero el hecho que el presidente haya rectificado es suficiente, tan es así que hay gente que estuvo alentando esta arbitrariedad y que ahora están muy molestos”, remachó López Obrador insistió, así mismo, que el viraje dado por el gobierno de Fox no fue un triunfo político personal, sino de la gente “La gente ya sabe, es que realmente triunfó el pueblo, o sea, eso es evidente, triunfó la razón, triunfó la gente”, agregó Lo rescatable, dijo, fue que se mostró la fuerza de la opinión pública, el cambio de mentalidad en la ciudadanía y la independencia de los medios de comunicación Aunque también admitió que se corrieron graves riesgos porque afloró “el divorcio que hay entre lo que piensa la gente, los sentimientos de la gente, y la actuación de los órganos de representación” Estableció que la gran lección es que la estructura del poder tradicional, las prácticas tradicionales, la política tradicional, no pudo aplastar la voluntad de la gente “Creo que ayuda mucho a no intentar desobedecer a la gente, ayuda mucho para que se escuche al pueblo, que se escuche la voz del pueblo, que es la voz de la historia, que nadie se desprenda, que nadie deje de atender la opinión publica, la opinión de la gente, por más que quisieron hacer creer que era en defensa del Estado de derecho, que era la estricta aplicación de la ley, que la ley era la ley y todo, cuando todo es pura hipocresía, la gente nunca les creyó eso, nunca les creyó, porque el pueblo de México es un pueblo muy conciente, muy avispado, ya no es el tiempo de antes y yo creo que antes tampoco, lo que pasa es que ahora hay más desarrollo de la conciencia ciudadana” Sobre el encuentro que sostendrá la tarde del viernes con el Ejecutivo alabó la apertura presidencial al diálogo y adelantó que no impondrá ningún tema a la fuerza Reconoció que lo importante ahora es pensar en el bien del país luego del riesgo de inestabilidad política que generó el desafuero y en parte del cual asumió la responsabilidad que le corresponda: “Estuvimos en riesgo porque aquí no es de echarle la culpa nada más a una de las partes, no hay que actuar de manera maniquea, o sea, de una u otra forma, con mayor o con menor responsabilidad, todos estábamos metidos en este asunto Entonces, se arriesgó bastante Entonces, se llegó a la frontera y se decidió rectificar, que las cosas fueran de otra manera y yo siento que eso fue bueno” --¿Y los que se quedaron colgados de la brocha, qué va a pasar, los embarcados? --se le preguntó El funcionario capitalino respondió con su peculiar estilo: “Para qué se meten, para qué se meten, el pueblo es mucha pieza”

Comentarios