Terrorismo en España

lunes, 13 de junio de 2005
Madrid, 13 de junio (apro) - Hay terrorismos que algunos benefician La frase es tremenda, pero cierta En España el terrorismo de ETA ha sido utilizado por el conservador Partido Popular para ganar votos, y por tanto sus dirigentes se niegan a que la actividad de esta banda armada desaparezca Las negociaciones que el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha iniciado para establecer una mesa diálogo con ETA, siempre y cuando la banda vasca renuncie a las armas, le molestan particularmente al partido liderado por Mariano Rajoy, ya que si ETA desaparece, desaparece también una de las principales plazas electorales de la derecha española El PP ha obtenido votos utilizando a los muertos de ETA Desde que la banda convirtiera en víctima a José María Aznar en un fallido atentado, el PP, que cuenta entre sus filas a renombrados franquistas, falangistas o fascistas, ha ido captando los votos gracias a su política antiterrorista, que no es otra que la de preservar el terrorismo etarra a cualquier precio Y es que la derecha española piensa que con base en golpes judiciales y policiales se puede mantener a ETA sometida y, por supuesto, siempre viva, a fin de seguir obteniendo los réditos electorales El gobierno de Aznar también negoció con ETA; una negociación-trampa para ambos que no logró ningún resultado positivo para nadie, y de cuyos pormenores no quiere acordarse la derecha a la hora de valorar la actual negociación Los dirigentes del PP sufren una rabia incontrolada desde que perdieron las elecciones, precisamente por querer adjudicar los atentados del 11-M a ETA, cuando todas las pruebas que tenían indicaban que era una obra del terrorismo islamista Su coraje perdura al cumplirse un año de la creación de la comisión de investigación de los atentados que costaron la vida a 191 personas e hirieron a mil 500 más, y que ha dado por terminados sus trabajos el miércoles 8 de junio Debido a su escaso talante democrático, los populares no pueden aceptar que perdieron las elecciones por los errores, intencionales o no, que cometieron el fatídico día del atentado del 11 de marzo En cambio, insisten en su tesis de relacionar a ETA con los islamistas de Al Qaeda, a pesar que las investigaciones judiciales señalan únicamente la vertiente islamista en la autoría de los atentados Les duele haber perdido y siguen tan ardidos que pretenden arrebatar el legítimo triunfo de Zapatero con base en valoraciones apocalípticas sobre el futuro del conflicto vasco En el texto del informe de la comisión, los socialistas afirman que el gobierno de Aznar mintió y habló de ETA para ganar las elecciones generales, y acusan al expresidente popular de no haber escuchado los informes que alertaban de la posibilidad de atentados islamistas en España La comisión estaba formada por todos los partidos del espectro político español Los socialistas, al igual que el resto de las fuerzas políticas, sostienen que Aznar mantuvo en todo el tiempo posible la versión de que los autores de los atentados eran etarras porque así pensaban que ganarían las elecciones generales, mientras que si decían la verdad señalando a los verdaderos autores islamistas, los votantes se iban a acordar que Aznar y el Partido Popular apoyaron la guerra contra Irak Pero como Jalisco nunca pierde y, cuando pierde arrebata, los populares ahora dicen que hay que seguir investigando las causas de los atentados del 11-M y que hay que investigar lo que ellos llaman la "trama asturiana", que no es otra más que la inexistente relación entre ETA y Al Qaeda La derecha utiliza esta postura para seguir engañando a su electorado y para sostener lo insostenible a fin de confundir a la opinión pública e intentar borrar su imagen de mentirosos El documento señala las conclusiones y también las recomendaciones Los socialistas proponen hacer más eficaz la lucha contra el terrorismo internacional invirtiendo más recursos en los servicios secretos: "Hemos detectado que la figura del confidente/informante es un recurso necesario para la tarea policial, por eso hay que aumentar con carácter general las partidas presupuestarias de pago en dinero al confidente --actualmente muy escasas-- particularmente en aquellas informaciones que tengan que ver con la lucha antiterrorista" Mientras tanto, los populares, como era de esperarse, proponen no negociar con "las organizaciones terroristas" Las recomendaciones serán debatidas en la reunión del próximo 22 de junio, pero es evidente que la actitud beligerante de la derecha continuará durante todo el gobierno de Zapatero Desde que Zapatero se reunió con el lehendakari Juan José Ibarretxe dos semanas después que se celebraran las elecciones de Euskadi el 17 de abril, donde ambos sellaron un compromiso para iniciar un nuevo ciclo en la política vasca basado en la búsqueda permanente de espacios de encuentro, el expresidente Aznar no ha hecho más que hacer "pataletas de coraje" Recordemos que el líder de la derecha española no recibió al legítimo presidente de Euskadi durante su mandato porque relacionaba de manera injustificada al PNV con "los terroristas" Con la nueva era Zapatero, el diálogo se ha impuesto y esto no le gusta nunca a la derecha, que está acostumbrada al autoritarismo, por eso el expresidente Aznar considera desde su encuentro con la autoridad legítima de Euskadi, que Zapatero "está en un proceso de negociación con los terroristas", cosa que según su sectarismo "nos puede llevar a los españoles, a los democráticos, a ningún buen sitio" Hasta aquí lo ya conocido por todos; es decir, la virulencia de los populares y el talante dialogante de los socialistas Sin embargo, lo que resulta realmente preocupante es la utilización que el Partido Popular hace de las víctimas de ETA, porque para el PP las víctimas de ETA son más víctimas que las víctimas de Al Qaeda Y es que la manifestación del 4 de junio donde participaron miles de personas para exigir que el gobierno español no dialogue con ETA, fue organizada particularmente por el PP, que se encargó de traer a "los acarreados" desde las distintas ciudades de España Fue una manifestación parcial que la derecha convirtió en una protesta combativa contra Zapatero En esa marcha no estuvieron las víctimas del 11-M, víctimas que se niegan a ser utilizadas por el PP Las víctimas de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, la conocida AVT, ha sido manipulada históricamente por la derecha española Las víctimas del terrorismo en España están divididas Tanto es así que la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Pilar Manjón, se mostró contraria a participar en este tipo de manifestaciones, porque dijo que acuden las "víctimas mediáticas de siempre", y añadió: "No todos los que llevaban carteles del no a la negociación del gobierno con ETA eran víctimas Porque víctimas somos los que lloramos por las mañanas" Pues bien, por estas palabras la señora Pilar Manjón ha recibido temibles amenazas de muerte que ella ya denunció en los juzgados madrileños de Plaza Castilla: "Mi pecado es que a mi hijo no le asesinó quien ellos querían, y punto", dijo en una entrevista radiofónica realizada el jueves 9 de junio La ultraderecha aglutinada en el PP utiliza estas formas de intimidación típicas del sistema fascistoide de cualquier terrorista Las dos Españas, la de izquierda y derecha, siguen sin entenderse La izquierda respeta la pluralidad y el dolor de las víctimas de ETA, pero la derecha cavernícola se niega a respetar las reglas de la democracia, como siempre Zapatero reaccionó inmediatamente declarando que recibiría a todas las víctimas, y asegurando que "el mejor tributo a las víctimas es lograr el fin del terrorismo" La estructura militar de ETA está agotada, pero nadie puede pensar que está terminada La capacidad de regeneración de la banda armada ha sido demostrada en diferentes momentos históricos de sus 40 años de existencia ETA se ha cobrado la vida de casi mil personas La violencia del Estado, el llamado terrorismo de Estado de los GAL se cobró la vida de más de 20 presuntos terroristas, más otros más que han ido cayendo en la "guerra sucia" de las fuerzas de seguridad Pocos recuerdan a los torturados por el Estado en su lucha antiterrorista, a los casi 600 presos distribuidos ilegalmente por las cárceles de toda la Península Son dos realidades que deben encontrarse y entenderse Dos sufrimientos que merecen llegar a su fin Dos realidades que en una mesa pueden y deben llegar a un acuerdo para buscar el fin de la violencia, de la sinrazón de las armas La negociación irlandesa sirve de ejemplo para el espectro vasco El fin de ETA puede estar cerca La paz es posible No es una ilusión, es un firme objetivo del actual gobierno español El Ejecutivo debe seguir con sus planes de negociación a pesar de los obstáculos autoritarios de la derecha Así lo reclama la inmensa mayoría de los ciudadanos Las víctimas se merecen el fin definitivo de la violencia Al desaparecer ETA se quedarán sin razón de existir cientos de profesionales del "antiterrorismo": políticos, periodistas charlatanes, medios de comunicación fundamentalistas tantas comparsas que sólo viven de sus diatribas contra ETA ¿Qué será de ellos el día que ETA deje de existir? Sencillamente se quedaran desempleados Por eso ahora gritan tanto contra la negociación, porque no conviene a sus intereses El paso inexorable del tiempo juega a favor del presidente español Pese a quien le pese, José Luis Rodríguez Zapatero puede pasar a la historia como el presidente que logró el final de ETA

Comentarios

Otras Noticias