Mal sabor de boca

jueves, 16 de junio de 2005
México, D F, 15 de junio (apro)- La salida de Raúl Salinas de Gortari de la cárcel deja un mal sabor de boca entre la población que, con sorpresa y disgusto, vuelve a comprobar que la impunidad de los grupos en el poder sigue vigente, a pesar de que, en este caso, los Salinas dejaron la Presidencia hace más de una década Al cabo de 3 mil 775 días de encarcelamiento, Raúl, el hermano incómodo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, salió del penal de Santiaguito, Estado de México, con un aire triunfal Apenas pisó tierra libre emitió unas palabras que, al contrario de su pretensión tranquilizadora, amenazan tormenta, por la historia de quien emite esas palabras "Me voy con las manos limpias y sin rencores", aseguró Raúl Salinas, mientras tomaba de la mano a su hija Mariana y a su esposa Paulina Castañón Los presagios de problemas políticos han acompañado a los Salinas desde muy temprano y eso no se puede evitar, a pesar de las explicaciones teóricas de algunos que, eufemísticamente, le llaman "pánico moral" a los referentes que la población tiene de la historia impetuosa de Raúl y Carlos desde muy pequeños Por ejemplo, no se puede borrar de la memoria colectiva el 18 de diciembre de 1951, cuando el reportero de Excélsior, Alberto E de Aguilar, publicó en primera plana la noticia de tres niños que habían asesinado a su sirvienta "jugando a la guerra" "Mientras jugaban a la guerra, los niños Gustavo Zapata Rodríguez, Raúl y Carlos Salinas de 8, 5 y 4 años de edad, respectivamente, fusilaron a una jovencita llamada Manuela, de 12, sirvienta de los últimos; le dispararon con un rifle, calibre 22, y le causaron la muerte, efectivamente La tragedia ocurrió en una de las habitaciones de la casa número 425 de las calles de Palenque, colonia Narvarte, a las 12:00 horas de ayer", menciona la nota de entonces que, misteriosamente, desapareció de algunas hemerotecas, pero que hoy, todavía, puede ser localizada en Internet Este hecho trágico de los niños Carlos y Raúl, salió a relucir cuando el primero llegó a la Presidencia en 1988, en medio de una ola de protestas que denunciaban fraude electoral La noticia fue ocultada todo un sexenio, pero no pudo ser borrada de la memoria periodística que salvó el registro de un hecho irrefutable Así como ese hecho infortunado quedó registrado en los diarios, también quedaron la violencia política del gobierno salinista, la cual había estado guardada por mucho tiempo en el baúl del poder, pero que volvió a aflorar de manera trágica con los asesinatos de Luis Donaldo Colosio, José Francisco Ruiz Massieu --exesposo de Adriana la única hermana de Raúl y Carlos--, y del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo El tiempo en que los Salinas tomaron las riendas del país estuvo marcado también por un aumento desproporcionado del narcotráfico y, casi al mismo tiempo, de revueltas sociales encabezadas por el EZLN, en Chiapas Fueron tiempos de crisis que marcaron no sólo la historia nacional, sino las de las familias que perdieron sus pertenencias y sus ahorros en la mayor crisis financiera de los últimos años, a finales del sexenio salinista Difícilmente estas huellas pueden ser olvidadas por la sociedad, a pesar de que los más cercanos al clan Salinas pretendan achacarle a los medios el manejo informativo de estos hechos, llamándoles "pánico moral" No se pueden justificar el abuso de poder y los delitos que Raúl Salinas, bajo la égida de su hermano por la publicidad negativa que recibió del gobierno de Ernesto Zedillo El propio Raúl Salinas ha tratado de manejar una imagen de victima en las entrevistas que ha dado en televisión, pero difícilmente alguien puede aceptar sus disculpas de haberse portado mal "por soberbia" cuando hacia uso indiscriminado del poder presidencial Si bien es cierto que las pruebas que el gobierno zedillista presentó en su contra para achacarle el asesinato de su cuñado fueron patéticas, esto no justifica que Raúl Salinas quiera volver a engañarnos sobre el origen de su riqueza, la cual creció de manera desmesurada, precisamente en los años que su hermano ejercía el poder presidencial Si de algo está cansada la sociedad mexicana es de la mentira y el engaño proveniente desde el poder La deuda que Raúl Salinas tiene con la sociedad mexicana de ofrecer una explicación cierta sobre su riqueza aún no está saldada y se duda mucho que pueda proporcionar argumentos válidos y creíbles de cómo consiguió tanto dinero, como el que le prestó a Ricardo Salinas Pliego para comprar Imevisión, hoy Televisión Azteca Los amigos de Raúl podrán argumentar la justeza de su libertad luego de comprobarse la falsedad de las pruebas en el asesinato de José Francisco Ruiz Massieu; pero nadie podrá quitarnos el mal sabor de boca que deja verlo en su papel de víctima de la injusticia, cuando desde la sombra presidencial ejerció el poder sin límites ni medidas

Comentarios