El Salvador: La izquierda, entre escisiones y búsquedas

lunes, 20 de junio de 2005
San Salvador, 20 de junio (apro) - La histórica izquierda salvadoreña, legendaria en su lucha antidictatorial y en una cruenta guerra civil, parece no adaptarse a vivir en democracia Exitosa para la guerra, no encuentra su cause en la acción política Escisiones tras escisiones la han mellando y le han impedido llegar al poder gubernamental en sus 13 años de incursiones electorales En El Salvador la organización que aglutina a la izquierda ha sido el exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que encabezó la guerra antidictatorial que duró 12 años, desde 1980 hasta 1992 Pero desde que se instauró la paz en enero de 1992 el FMLN se ha ido transformando en un partido radical y reduciendo su capacidad para representar al amplio espectro nacional La particularidad del caso salvadoreño radica en que durante la guerra las fuerzas militares de los bandos en confrontación --el FMLN y el ejército dictatorial-- no pudieron imponerse el uno al otro En el terreno militar no hubo vencedores ni vencidos, pero en el terreno político social la dictadura fue derrotada Sin embargo, la derecha política tuvo la habilidad de revertir la balanza en su favor y luego de 1992 le ha ganado el FMLN tres elecciones presidenciales consecutivamente, al tiempo que ha logrado imponer su modelo, coincidente con el neoliberalismo, según sus críticos La derecha logró privatizar la banca, el sistema de pensiones, la distribución eléctrica, la telefonía; ha tenido una política aperturista sin par; dolarizó la economía y ahora abandera a la región en los tratados de libre comercio Ello, según economistas de distintos signos, ha impuesto un modelo de acumulación que se concentra en el sistema financiero, en detrimento del resto de sectores económicos El FMLN ha sido incapaz de atraer el descontento Para colmo de males, en marzo de 2004, en unas elecciones consideradas históricas, el líder más emblemático de la izquierda salvadoreña, el veterano comunista, Schafik Handal, fue derrotado categóricamente por un novato en la derecha política, el empresario radial Antonio Saca, en representación de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), lo que permitió un cuarto gobierno para dicho partido y una tercera derrota para el FMLN "No es una derrota estratégica", alegaba el propio Handal, a quien le costó durante varios días aceptar la victoria de su adversario, en una proporción de 70 a 30 por ciento de los votos Handal fue, como era de esperar, blanco de intensas campañas de desprestigio por su visión y su ideología comunista Antes de establecer las candidaturas el FMLN fue incapaz de buscar una fórmula de consensos y de aperturas La nueva apuesta El 9 de junio hubo un acto sin precedentes en el FMLN Después de una breve marcha en la calle frente a la sede central del partido, en San Salvador, un grupo de militantes se presentó a entregar su carta renuncia La marcha la encabezaba Julio Hernández, un excomandante guerrillero que fue por muchos años miembro de la Comisión Política del FMLN y magistrado del Tribunal Supremo Electoral (TSE) Lo acompañaban dos diputados: Ileana Rogel y Jorge Escobar, además otros 360 líderes de distintos niveles partidarios Hernández, Rogel y Escobar fueron dirigentes intermedios de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), que era la organización más poderosa y numerosa del FMLN Analistas estiman que el verdadero quiebre del FMLN será luego de las elecciones para alcaldes y diputados de marzo del 2006, cuando los sectores inconformes se decidan dar el paso de separarse e integrarse a una fuerza nueva El inconformismo está más del lado de la base de las antiguas FPL, que se siente relegada por los miembros del Partido Comunista, que han copado toda la dirección También se dicen que la fractura de la izquierda histórica estará en dependencia de su capacidad por mantener en sus manos la emblemática alcaldía de San Salvador El liderazgo del FMLN ha impuesto a su candidata, la actual diputada Violeta Menjívar, en detrimento del actual alcalde Carlos Rivas Zamora, quien está ligado a la facción de los inconformes Hernádez y Rogel, insistieron que sus renuncias se deben a la política de exclusiones que ha implementado la dirección del FMLN de sectores que no son leales a los comunistas u ortodoxos, pero también a que el modelo se está agotado en su "vida útil" "El FMLN dejó de ser el instrumento de la amplia representación y de los amplios consensos La dirección del FMLN cree en la estrategia de polarización y prefiere estar en la oposición y en una política contestataria, que gobernar el país", analizó Francisco Jovel, exmiembros de la comandancia general del Frente, quien en la actualidad, junto con Hernández y Rogel, impulsan la formación del nuevo partido que se llamará Frente Democrático Revolucionario (FDR), nombre que han retomado de una organización no armada que existió durante la guerra y que estuvo encabezada por Guillermo Manuel Ungo, un líder socialdemócrata ya fallecido El FDR en los años de la década de 1980 aglutinó, además del Movimiento Nacional Revolucionario (MNR) --socialdemócrata-- y al Movimiento Popular Social Cristiano (MPSC), a las poderosas organizaciones de masa, como el Bloque Popular Revolucionario (BPR) y el Frente de Acción Popular Unificado (FAPU); además a agrupaciones de profesionales, intelectuales y de religiosos De militar a demócrata El excomandante rebelde Raúl Mijango tiene 46 años de edad, pero 32 años de su vida ha dedicado a la lucha Se incorporó a la guerrilla a los 14 años, cuando cursaba la secundaria Al final de la guerra civil salvadoreña, en 1992, era jefe de las fuerzas especiales La historia de Mijando, no es distinta a la de Jovel, o la de Hernández Años y años de clandestinidad y privaciones Viviendo y sufriendo los rigores de la guerra Mijango ?quien tiene buen humor y facilidad para expresarse-- comandó en el oriente salvadoreño a una agrupación militar que realizó un sinnúmero de acciones que implicaron la muerte de cientos, quizás miles, de soldados del ejército dictatorial: "Para mí ser revolucionario ahora es lograr que en nuestra sociedad haya el justo equilibrio entre desarrollo y justicia social Los salvadoreños luchamos por tener un sueño propio en nuestra nación y no como en la actualidad, que tenemos que migrar para realizarnos", dice el exguerrillero, en alusión de que una tercera parte de los salvadoreños residen en Estados Unidos Según estudios hechos en Estados Unidos, diariamente cruzan la frontera nacional para abocarse al sueño americano, unos 100 salvadoreños Mijando es uno de los líderes del Frente Democrático Revolucionario (FDR), entidad política de izquierda democrática que pretende "recuperar una esperanza que estaba a punto de perderse con el agotamiento del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)" El FDR está conformado en su mayoría por exguerrilleros, pero según sus líderes, pretende incorporar a todos aquellos sectores que pretendan desarrollar la democracia que --según el criterio de Mijando-- está estancada y en peligro de generar una "dictadura partidarista al estilo de lo que fue México antes del triunfo de Vicente Fox" Sin ocultar su decepción, Mijando reconoció que muchas acciones cometidas por la actual dirección del FMLN --organización que condujo una guerra antidictatorial durante 12 años--, estaban en correspondencia con "la corrupción, al abuso, el chantaje, contra lo que me rebelé cuando joven" El FDR presentó el miércoles pasado sus documentos al Tribunal Supremo Electoral (TSE) para inscribirse como partido formal, pero no pretende participar en las próximas elecciones municipales y de diputados que se realizarán en marzo próximo La apuesta es aglutinar gente y recursos para las presidenciales de 2009, cuando esperan realizar una gran alianza de la oposición a la derecha local que lleva casi 20 años en el poder, de acuerdo con lo que han expresado sus dirigentes La suerte está echada No cabe duda que ya han sido muchos los esfuerzos de renovación que han intentado aquellos sectores no radicales de izquierda "Queremos que este esfuerzo no sea uno más", finalizó en sus declaraciones para Apro el exjefe insurgente, Raúl Mijando

Comentarios