Preocupa a Bush la violencia en México

miércoles, 22 de junio de 2005
* Teme que la ola de ejecuciones se contagie en las ciudades fronterizas estadunidenses Washington, 21 de junio (apro) - La creciente actividad del narcotráfico y las ejecuciones de personas en la frontera norte de México sigue teniendo gran resonancia en Washington, donde ahora la Casa Blanca enfatizó que al presidente George W Bush le "preocupa" la situación de la violencia en la zona limítrofe "Sé que el presidente está preocupado por la violencia que ha ocurrido recientemente en la frontera, particularmente en el área de Nuevo Laredo, a lo largo de la frontera México-Texas", declaró Scott McClellan, el vocero del presidente de Estados Unidos Desde la semana pasada el gobierno de Vicente Fox se ha visto en medio de una lluvia de críticas por parte de las autoridades estadunidenses, que a todos los niveles han destacado la preocupación que tienen por el incontenible nivel de la narcoviolencia que se está dando en las ciudades de la frontera norte de México Haciendo eco de lo que declaró la semana pasada la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, el portavoz de la Casa Blanca subrayó que ante la magnitud de la situación, se están llevando a cabo consultas para tratar de encontrar una solución al problema Al gobierno de Bush le preocupa básicamente la posibilidad de que el nivel de narcoviolencia de la zona norte de México se contagie a las ciudades estadunidenses de la región fronteriza En la Casa Blanca, en el Departamento de Estado y en el Congreso federal sostienen que el problema de la corrupción por narcotráfico en las agencias policiales de México, es el principal obstáculo del gobierno foxista para contener la ola de violencia "Hemos tenido discusiones y consultas con el gobierno de México, ellos han estado enviando autoridades de las agencias federales para responder a nuestras preocupaciones y para detener la violencia antes que ocurra", añadió McClellan Hasta hace unos meses el gobierno de Bush se había abstenido de hacer críticas al gobierno foxista en materia de la lucha antidrogas, porque consideraba que se había realizado un buen trabajo en esta línea en los primeros años del sexenio Ante la realidad de la frontera norte que está plagada de tráfico de narcóticos, asesinatos y ejecuciones, típicas de la contienda entre los capos de la droga, Washington, a través de sus agencias federales como la DEA, empezó a criticar al gobierno mexicano, pero siempre denotando que los obstáculos para contener al crimen organizado se originan por el problema de la corrupción por narcotráfico Uno de los mayores señalamientos de Estados Unidos es que las agencias policiales municipales y estatales de la frontera norte de México, así como la agencia federal de aduanas, son las más plagadas de corrupción, y el punto de disputa entre los grandes narcotraficantes mexicanos que se están disputando el control de esto "Es una verdadera preocupación; y el tráfico de drogas es también una verdadera preocupación que hemos abordado con México", anotó el vocero de la Casa Blanca En algunas ciudades fronterizas de Estados Unidos, las autoridades locales han estado insistiendo en que por la narcoviolencia que se vive en México, sus ciudadanos se han visto involucrados en situaciones de secuestro, asesinato, tortura, sobre todo en incidentes que tienen que ver con el tráfico de narcóticos que cada vez más llegan con mayor frecuencia y cantidad a las calles de ciudades estadunidenses Algunas agencias federales estadunidenses como la DEA, se quejan de que el gobierno de Bush es en gran parte corresponsable del problema del aumento de la llegada de drogas a Estados Unidos, porque por la lucha internacional contra el terrorismo, le ha quitado recursos materiales y humanos a la guerra contra las drogas, sobre todo en la zona de la frontera con México

Comentarios