Salvan a dos niños de morir calcinados

viernes, 24 de junio de 2005
* Estaban encadenados cuando se incendió su choza de madera Tijuana, B C, 23 de junio (apro)- En una ciudad de migrantes, de recién llegados, de violencia y de una pobre atención de guarderías para niños, sobran los casos de incendios en los que mueren menores dejados en el abandono En más de un caso, los bomberos han tenido que sacar cadáveres de niños encerrados en las casas incendiadas, incluso encadenados por sus propios padres para evitar que vaguen por las calles Este miércoles, dos niños se salvaron de morir calcinados, ya que se encontraban encadenados en el interior de su casa, ubicada en el callejón 20 de noviembre de la colonia del mismo nombre Dentro de la casa de madera que se incendiaba por la noche, los bomberos del área de La Mesa, encontraron a los niños Joel Arturo Rodríguez Villalpando, de 8 años, y Manuel Isaac Flores Villalpando, de 9, medios hermanos, informó la Policía Municipal De acuerdo con los vecinos, los niños eran encerrados por su madre María de Jesús Villalpando Camacho, de 30 años, quien salía a trabajar en una fábrica maquiladora por las tardes, y para evitar que los menores salieran o fueran objeto de algún ataque, los dejaba encadenados Los infantes fueron puestos a disposición del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, instancia que estudiará el caso para determinar si la señora Villalpando cuenta con elementos para hacerse cargo de los menores Casos similares se han registrado en esta ciudad, donde los padres adictos a las drogas o al alcohol incurren en el abandono de menores, lo cual se registra principalmente en la Zona Norte, el área de prostitución de la ciudad El antecedente más reciente, ocurrió en noviembre cuando los gemelos de 3 años, José Antonio y Alan Muñoz Zambrano, fallecieron en un incendio que arrasó con su vivienda ubicada en el número 6 de la calle Magdalena, en el fraccionamiento Sonora de la misma zona de La Mesa Los menores se encontraban solos en su casa a las 07:00 de la mañana, mientras sus padres se encontraban vendiendo tamales en la vía pública Otros menores han muerto en incendios registrados en barrios marginales, como la colonia 3 de Octubre, El Florido y Matamoros, entre otras, en los cuales el común denominador ha sido la falta de espacios de cuidado, así como la ausencia de los padres por encontrarse trabajando, principalmente en el sector maquilador o en actividades como la prostitución

Comentarios