Europa, empantanada

lunes, 27 de junio de 2005
Madrid, 27 de junio (apro) - La crisis descomunal y sin precedente que enfrenta la Unión Europea luego del fracaso del último Consejo, amenaza con la parálisis de la Unión Europa vive empantanada y sumida en el estupor tras los "no" de Francia y Holanda a la Constitución El callejón sin salida con el que se han topado los 25 países que conforman la Unión Europea oscurece el futuro y mantiene en suspenso por lo menos durante un año la actividad plena, y aplaza hasta 2007 la ratificación del tratado El fracaso a las negociaciones presupuestarias que debe regir las finanzas de la Unión en el periodo 2007-2013, para fijar el reparto del gasto y el sistema de aportaciones a la caja común para 27 Estados miembros --incluidos Rumania y Bulgaria-- que presuntamente ingresarán en la UE el 1 de enero del 2007, se presenta como dramático El primer obstáculo de este acuerdo se llama Tony Blair, el primer ministro británico que se niega a que se congelen las compensaciones que el Reino Unido recibe de Bruselas, y luego está la posición intransigente de su homologo holandés Jan Peter Balkenende, que se opone a seguir siendo el mayor contribuyente "per capita" de la Unión Ambos quieren aportar menos dinero a las arcas comunitarias Los egoísmos y mezquindades de los más ricos han salido a flote El Reino Unido y Holanda han añadido leña al fuego con su negativa postura en una cumbre que se suponía estaba llamada a consensuar una imagen de fortaleza y optimismo tras los "no" La realidad se impone, porque después que el Reino Unido suspendiera los referendos, le siguieron Dinamarca, Portugal, Suecia, Irlanda y la República Checa La actitud de miedo o prevención provoca que las próximas incorporaciones al selecto club estén en peligro, ya que los sondeos indican que los "no" se dieron precisamente porque una parte de los europeos se muestra reticente a la ampliación a la Europa del Este y el rechazo a que la UE incluya a Turquía, un país donde la violación de derechos humanos es pan de cada día, por eso Angela Merkel, la líder conservadora alemana que las encuestas dan como ganadora en las elecciones de septiembre, reitera cada vez su rechazo a la entrada de Turquía, un acuerdo que los socios tomaron desde el 17 de diciembre de 2004 No pasa lo mismo con Rumania y Bulgaria, que firmaron el Tratado de Adhesión el pasado 25 de abril o sobre Croacia, Serbia y Montenegro, ya que los socios saben que el frágil futuro y la estabilidad de los Balcanes occidentales están en la Unión Europea La "parálisis" anunciada por el presidente de la Comisión, el portugués José Manuel Durao Barroso no tiene fácil salida, porque los países "pobres" se niegan a aceptar un acuerdo que les dé menos dinero; algunos de estos países que desde hace años dejaron de ser pobres y se encuentran en el Estado del bienestar, como España La cerrazón de todos ha dejado sin perspectivas a Europa La crisis posterga también la creación del Ministerio de Exteriores de la Unión Europea Los líderes de los 25 se habían dado de plazo hasta la celebración del Consejo para analizar la creación del Servicio de Acción Exterior (SAE), pero el hundimiento constitucional generó se aprobaran apenas tres declaraciones sobre Kosovo, Oriente Próximo y Líbano, donde la Unión señala que sería inaceptable toda solución unilateral o derivada del uso de la fuerza y cualquier modificación territorial en Kosovo Ante la debacle, los líderes de la UE han optado por prolongar el proceso para ratificar la Constitución La mayoría de los socios, con excepción claro está de Holanda y Reino Unido, han expresado su voluntad de salvar el texto El problema es que desbloquearon el acuerdo previsto para que la Constitución fuera ratificada por todos hasta noviembre de 2006, y ahora no hay una fecha para concluir las citas ratificatorias por lo que, al menos de momento, el proceso queda alargado sine die Esto quiere decir que los socios pueden someter a consulta popular la Carta Magna cuando lo crean conveniente, aunque el valiente Luxemburgo mantiene su referéndum para el 10 de julio; a su primer ministro Jean-Claude Juncker no le importa la distancia que ha quedado al descubierto, cada día mayor que existe entre la clase dirigente y el pueblo europeo Hay que recordar que 435% del presupuesto comunitario se destina a la agricultura; la política estructural, incluyendo los Fondos de Cohesión, representa 353%; la política exterior suma 58, igual que los gastos administrativos de la UE El grupo de los seis contribuyentes netos lo forman: Alemania, Francia, Reino Unido, Austria, Suecia y Holanda Ellos quieren limitar el gasto común a uno por ciento del PIB para evitar que sus aportaciones a la caja común aumenten de forma excesiva Francia quiere eliminar el llamado "cheque británico", mientras el Reino Unidos pretende reducir el gasto agrícola El "chequecito" inglés es un recorte de dos tercios de la contribución teórica del Reino Unido al presupuesto Algo que data de 1984 cuando la dama de hierro Margaret Thatcher lucho para conseguirlo En total, el "chequecito" representa un ahorro para el Reino Unido de unos 4 mil 600 millones euros, algo que si se mantiene tal como está, aumentará con la ampliación para alcanzar los 7 mil millones al año a lo largo de 2007-2013 Astuto y "zorro", Blair se muestra ahora dispuesto a discutir sobre el "chequecito", pero siempre y cuando esa discusión incluya un acuerdo con Francia para que se reforme la Política Agraria Común (PAC): "Estamos dispuestos a discutir sobre el "cheque británico" pero tiene que ser parte de una discusión más amplia sobre el presupuesto europeo" NO es hora de abandonar el modelo social europeo, pero sí de modernizarlo", dijo La "modernización" que pretende Blair, después de torpedear el Consejo para que fracasara no gusta a todos los socios El luxemburgués Juncker le atacó con dureza en el Parlamento Europeo: "Nuestra generación no tiene derecho a deshacer lo que han hecho las anteriores" Y es que Blair es acusado de propiciar la división europea, y Jaques Chirac también entra a la refriega al calificar la "intransigencia británica" como causa del fracaso del Consejo Europeo El panorama es incierto, sobre todo porque el 1 de julio inicia la presidencia británica de la Unión, y Blair aprovechará al máximo su capacidad de liderazgo Para empezar, ha dicho que hay que volver a conectar Europa con las necesidades de la población Este laborista, más cercano al centro-derecha que a la izquierda debido a su paulatina metamorfosis conservadora, quiere erigirse ahora en el "salvador" del naufragio europeo, cuando en realidad es uno de los causantes Blair es muy ambicioso, siempre lo ha sido y su ambición desmedida le ha llevado a donde está; por eso quiere iniciar una reforma estructural del enfoque económico de la Unión para adaptarla al futuro, claro está a favor de los intereses británicos, antes que nada Y es que Inglaterra sigue siendo el "antieuropeísta" por antonomasia; que durante los últimos 20 años se ha negado a seguir el ritmo de la Unión con base en puñaladas traperas Ahora este "zorro" se quiere presentar con piel de cordero augurando buenos presagios: "Respecto de los nuevos socios, nos encargaremos de que estén bien El 80% de los fondos agrarios va a ser para ellos, respecto de los riesgos con Francia y Alemania, mi actitud es muy simple Nunca me ha asustado emprender un debate Lo que no puedo ver es que uno plantee que hay que abordar una cuestión concreta y por ello te acusen de antieuropeo Es ridículo" La guerra sólo ha empezado en medio del pantano; las fuerzas europeístas se batirán hasta sus últimas consecuencias Tal vez, por eso Durao Barroso dejó claro ante George Bush que "Europa no está de rodillas" ante el Imperio del "texano tóxico" Sin embargo, la fragilidad y debilidad de una Europa dividida sólo tiene un beneficiario: Estados Unidos

Comentarios