Pinochet, el fingidor

lunes, 27 de junio de 2005
Valparaíso, 27 de junio (apro) - El acto es el mismo de siempre: se acerca la vista de un desafuero o está por aparecer un fallo en el que corre serio riesgo, y el exdictador Augusto Pinochet es trasladado en estado grave al lugar de siempre: el Hospital Militar En cuestión de minutos llegan a dicho hospital sus familiares, casi siempre con lentes oscuros y rostros compungidos Después, aparecen en la escena los directivos de la Fundación Pinochet, los que leen un comunicado prolijamente preparado en el que expresan el dolor por la situación que sufre el general y el deseo que tenga una pronta mejoría Luego vienen las declaraciones del menor de sus hijos, Marco Antonio (el vocero de la familia), quien descarta cualquier posibilidad de que su padre esté fingiendo para eludir el accionar de la justicia, y lo hace con una frase que parece calcada: "pónganse en su lugar, imagínense todo lo que él está sufriendo" Si Pinochet anda con algo de suerte, va a visitarlo algún militar de alta graduación Luego, pasan las horas y días, y si sigue la suerte, se disipan las aguas y el general vuelve a su hogar ya recuperado de sus dolencias A las 9 horas y 30 minutos del pasado martes 21, cuando faltaba un día para que la Corte de Apelaciones analizara una petición de desafuero en contra de Pinochet por su responsabilidad en la Operación Colombo, el exgobernante habría sufrido un microinfarto, a raíz de lo cual se habría desvanecido mientras desayunaba y perdido el conocimiento por cerca de 30 minutos En seguida fue trasladado al Hospital Militar, al que arribó "semiinconsciente" y donde fue sometido a varios exámenes, entre ellos un "doppler" (revisión de vasos sanguíneos) y un electroencefalograma "Se trata de un ataque como los que ha tenido en otras ocasiones", dijo Marco Antonio Al centro asistencial concurrió el comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, quien se retiró sin dar declaraciones Al día siguiente, y luego de haber conseguido la postergación de la audiencia de desafuero, Pinochet, de 89 años, fue dado de alta luego de "haber respondido bien al tratamiento", como señaló un escueto comunicado emitido por el Hospital Militar La audiencia respecto de Colombo se postergó para el próximo 28 de junio, por solicitud de los abogados querellantes, fecha que, en todo caso, es poco probable que se realice, puesto que los abogados defensores seguramente harán uso de su facultad para solicitar por una vez la postergación de la sesión, logrando de esta forma la dilatación del proceso en contra de su defendido Pinochet fue incluido en el caso el 23 de marzo pasado, gracias a una demanda presentada en contra de él por la familia de Muriel Dockendorf Navarrete, una de las víctimas de este siniestro plan Operación Colombo Colombo fue una operación de comunicación puesta en marcha en julio de 1975 por el régimen militar chileno que, ante los insistentes requerimientos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que buscaba establecer el paradero de 119 chilenos que se encontraban desaparecidos, en vez de reconocer los secuestros y asesinatos, optó por enmascararlos, inventando que dichas personas habían muerto en Argentina y otras partes del mundo durante enfrentamientos internos de la izquierda; pero lo cierto es que habían sido asesinadas por la dictadura de Pinochet y luego hechas desaparecer Recientemente se han encontrado los restos de algunas de estas personas en excavaciones ordenadas por la justicia chilena Para el éxito de Colombo las autoridades chilenas contaron con la colaboración de los servicios secretos de Argentina y Brasil y del "hombre fuerte" del gobierno de Isabel Perón, José López Rega, quien fue fundador y máximo referente de la Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) Rega editó el único número de la revista Lea, aparecida el 15 de julio de 1975, que contiene el reportaje titulado "La vendetta de la izquierda chilena", donde se mencionan las muertes de 60 militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), las que habrían sido provocadas por sus propios compañeros, que de esta manera habrían zanjado disputas internas Estos asesinatos habrían ocurrido en distintos lugares de América Latina y Europa Días más tarde, el diario O Dia, de Río de Janeiro, haciéndose eco de información proporcionada por el cónsul chileno en dicha ciudad, Gerardo Roa, publicó una lista de otras 59 personas que habrían perecido en circunstancias similares Estas informaciones fueron profusamente reproducidas por diarios de Chile Por su participación en los delitos cometidos en el contexto de Colombo, se encuentran procesados 11 exuniformados, entre ellos los generales retirados Manuel Contreras, jefe de la DINA, y César Manríquez, exsubsecretario de Guerra El delicado estado de salud de Pinochet, ha sido y es la principal arma judicial que esgrime su defensa para sacarlo del pantano judicial que atormenta su presente En la actualidad, y tal como hizo al ser detenido en Londres por solicitud del juez español Baltazar Garzón, o cuando el juez Juan Guzmán lo procesó por su responsabilidad en los crímenes cometidos por la Caravana de la Muerte, Pinochet recurre a su fragilidad para librarse de la justicia En aquellas ocasiones los tribunales lo eximieron de culpa, argumentando la existencia de problemas mentales, que la Corte Suprema chilena definió como "demencia subcortical de leve a moderada" Pero no siempre su estrategia (si se asume que lo es) le ha dado resultado El pasado 18 de diciembre, cuando las investigaciones del juez Juan Guzmán respecto de los crímenes por la Operación Cóndor se cernían amenazantes sobre su persona, Pinochet tuvo una recaída definida, posteriormente por sus médicos como "accidente cerebro vascular con pérdida de conciencia, déficit neurológico y alteración de motricidad", debido a lo cual fue trasladado de urgencia desde su finca de descanso, ubicada en la localidad de Los Boldos hasta el Hospital Militar, donde se anunció que su situación era grave y "que existía riesgo de muerte" La familia pintó tan grave la situación que solicitó a un sacerdote para que practicara a Pinochet el sacramento de la extremaunción, generando --o pretendiendo generar-- la imagen de un desenlace fatal inminente Dos días después de este supuesto grave accidente cerebral, que según la hija del general, Lucia Pinochet, de superarlo le podría dejar un daño neurológico irreparable, la Corte de Apelaciones debía fallar si daba lugar al recurso de amparo presentado por la defensa de Pinochet y que tenía por objeto anular su procesamiento, al alegar la inexistencia de un "debido proceso" y una supuesta arbitrariedad en la que habría incurrido el juez Guzmán al no considerar el estado de salud mental de su defendido Sin embargo, la Corte de Apelaciones, desestimando estos argumentos y el repentino cuadro crítico de salud de Pinochet, rechazó por unanimidad el amparo, respaldando con ello, en la forma y en el fondo, el procesamiento dictado por el juez Guzmán "Enfermo imaginario" El propio juez, en una entrevista publicada por el diario El País, de España, el pasado 6 de junio expresó sus dudas sobre la veracidad de los males del "enfermo imaginario", como lo ha definido Página 12, de Argentina: "Yo entendí desde un principio que Pinochet y sus abogados usaron la salud mental para salvarse en Londres Luego pude comprobar que su salud era bastante normal Al menos muy normal para los 84 años que tenía entonces Hubo fingimiento Yo siempre vi que hacía un esfuerzo por mostrar sus dificultades para moverse Fíjese lo que le pasó en su casa de La Dehesa Llego y me atiende él y sus abogados Pinochet hace un gran esfuerzo para ponerse de pie Su abogado Miguel Schweizer, exministro de Relaciones Exteriores en la época de la dictadura, le dice: ?No, señor presidente, no se mueva por favor? El otro abogado, el coronel retirado Gustavo Collao, le insiste: ?Mi general, quédese sentado? Exageraban Terminada la declaración, tuve que transcribir el texto Pasamos al comedor Había una puerta entornada Y entonces veo a Pinochet en el cuarto del lado caminar bastante rápido y con agilidad Era una persona distinta a la que había pretendido, hacía unos pocos minutos, tener terribles dificultades" Con Pinochet seguramente va ocurrir lo sucedido en el cuento del lobo: cuando realmente sea verdad lo de su gravedad, ya nadie le va a creer En entrevista con Apro --la que concedió interrumpiendo la redacción de un recurso de cesación en la forma contra el reciente fallo de la Corte de Apelaciones de Santiago que revocó el procesamiento de Pinochet en el caso Operación Condor--, el abogado querellante en esta causa y vicepresidente del capítulo chileno de la Asociación Americana de Juristas, Juan Subercaseaux, señaló que, de los casos que están operando en su contra y por los que ha sido desaforado: el de Cóndor y el de las cuentas secretas en el Banco Riggs, el que más complicado lo tiene, es este último, puesto que a su entender "en él existe la voluntad política de un amplio conjunto de actores de enjuiciarlo por su responsabilidad en los delitos de malversación de fondos públicos y fraude tributario" Respecto de Cóndor, Subercaseaux ve una gran amenaza puesto que el recién mencionado fallo del Tribunal de Apelaciones "es muy malo, puesto que se limita a invocar la ?cosa juzgada? del fallo del 2002 (sobreseimiento por razones de salud en el caso Caravana de la Muerte) desconociendo que este supuesto demente, ha girado desde esa fecha millones de dólares en trámites realizados personalmente, todo lo cual resulta inverosímil incluso para el hombre común que nada sabe de derecho" Subercaseaux cree que existe el peligro de un retroceso del accionar de la Justicia en lo referente a los juicios a Pinochet, si este fallo es ratificado por la Corte Suprema, ya que podría detener todos los procesos que se ventilan en su contra

Comentarios