Lucha política radical, tercer paso del EZLN (Primera de dos partes)

miércoles, 29 de junio de 2005
* Preocupa a zapatistas la crisis que deja Fox: Miguel Alvarez * Es un llamado de atención a partidos, advierte Gonzalo Ituarte México, D F, 28 de junio (apro)- El EZLN ha iniciado su tercera etapa de lucha a casi doce años de su aparición Una etapa más agresiva políticamente en la que están apostando todo lo ganado para ayudar a resolver la crisis nacional Así lo estiman exmiembros del equipo de la Comisión Nacional de Intermediación (Conai) que estuvo encabezada por el obispo Samuel Ruiz, quienes advierten que la nueva apuesta política zapatista será de largo alcance e impactará en el escenario electoral del 2006 Luego que el EZLN anunciara este lunes que concluyó la consulta con sus comunidades de base, la comandancia indígena y los responsables regionales y locales, sobre el próximo paso que dará en su lucha política, Miguel Alvarez, exasesor de la Conai y actual director del centro de Servicios y Asesorías para la Paz (Serapaz), asegura que en los últimos comunicados de la dirigencia rebelde se refleja la preocupación que tienen sobre la crisis política que ha ocasionado el gobierno del presidente Vicente Fox Por su parte, Gonzalo Ituarte, actual padre provincial de la orden de los dominicos en México, y exsecretario técnico de la Conai, señala que la voz de los zapatistas es una fuerte llamada de atención a la clase política nacional, la que en su lucha por el poder presidencial del 2006 se ha alejado de la realidad nacional Por eso ve con preocupación que políticos como Diego Fernández de Cevallos, a quien los zapatistas han acusado de racista, y algunas agrupaciones de empresarios, tomen a broma los últimos comunicados del EZLN en los que declaró "alerta roja" entre sus tropas mientras realizaba la consulta interna "Creo que esta clase política y empresarial responden con burla y sorna porque no tienen otra respuesta sobre la situación que vive el país Es muy grave esto, pero habrán de recular muy pronto porque esto no es un juego, porque no se pueden burlar de la gente que se está jugando la vida y, además, porque no se pude descartar una reacción violenta y represiva a la acción política que está preparando el EZLN", advierte Ituarte Y es que para la directora del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, Blanca Martínez, no se descarta que algunos grupos políticos duros y paramilitares de Chiapas, la nueva posición política del EZLN vaya a ser una oportunidad para reactivar la fuerza armada que aún mantienen y que ha originado una situación de violencia en el estado "Habría que estar muy pendientes para no caer en especulaciones, ciertamente son actores políticos y económicos con intereses muy claros que en estos últimos años han tratado de reposicionarse y recuperar lo que perdieron en 1994, son grupos que están activos, y sí existen posibilidades de que actúen aunque no sabemos en qué términos o en qué momento", señala la defensora de este grupo de derechos humanos creado por el obispo Samuel Ruiz García, expresidente de la Conai La tercera etapa En la segunda quincena de junio el EZLN emitió seis comunicados firmados por el subcomandante Marcos en los cuales, en primer lugar, criticó duramente las ambiciones de PRI, PAN y PRD por alcanzar el poder presidencial, sobre todo del jefe de gobierno capitalino, Andrés Manuel López Obrador, e incluso sostuvo que su proyecto político y económico es, en realidad, una continuación del "liberalismo social" de Carlos Salinas de Gortari En su paquete de comunicados, el EZLN anunció la conclusión de un proceso de reorganización en su estructura político-militar que inició a mediados del 2002, a fin de mantener a salvo la dirección actual del movimiento de cualquier intento de descabezamiento También adelantó la realización de una consulta interna para decidir el siguiente paso en su lucha y, al mismo tiempo, declaró la alerta roja entre sus tropas y comunidades de base, con la intención de no ser sorprendidos por el gobierno federal, como en febrero de 1995, cuando el entonces presidente Ernesto Zedillo ordenó la incursión de militares y policías en territorio zapatista para detener al subcomandante Marcos y a todo la comandancia indígena, mientras ellos realizaban una consulta interna De igual manera, Marcos pidió el cierre de toda la estructura de gobierno zapatista en Chiapas, como son las Juntas de Buen Gobierno (JBG) y los "Caracoles", además de la estación de radio y del Centro de Información Zapatista que se encontraba instalado en San Cristóbal de las Casas Igualmente deslindó a las organizaciones sociales y de derechos humanos, comités de solidaridad y grupos de apoyo surgidos desde 1994 cerca de la causa zapatista, de "cualesquiera de nuestras acciones futuras" que, precisó en el quinto comunicado, no serán militares Todo estos preparativos los ordenó Marcos en vías de dar a conocer públicamente el paso siguiente, "lo que falta" dijo el subcomandante, o la tercera etapa del zapatismo, como la define Miguel Alvarez Explica el director de Serapaz: "Lo que está pasando con el EZLN hay que entenderlo en el contexto de la historia del conflicto armado: representa el inicio de una nueva etapa La primera tuvo que ver con el proceso de negociación; la segunda, con el replanteamiento del conflicto, lo que permitió que las partes rehicieran estrategias, y en el caso del EZLN se conformaron los municipios autónomos, "Los Caracoles" y las JBG "Y la tercera etapa tendrá rasgos diferentes a las otras por varias razones: primero, porque sin bien es cierto que se ratifica que el conflicto armado sigue abierto, el interlocutor que busca el EZLN ya no es el gobierno de Vicente Fox, ni los partidos políticos, sino la sociedad civil" Miguel Alvarez, quien participó en los dos procesos de negociación entre los zapatistas y el gobierno federal de 1994 a 1996, precisa que aprendiendo de la crisis política del gobierno de Fox, la expectativa del EZLN no está en los candidatos o en los partidos, pues no garantizan las condiciones para reanudar las negociaciones del conflicto que aún se mantiene en Chiapas pero cuyas causas son nacionales "Entonces el EZLN está relanzando una dinámica más amplia, dentro de sus tiempos y sus ritmos, y vuelve a ocupar su lugar de referencia y a poner el tema de Chiapas en la agenda nacional de los actores políticos Además, al hacer público el hecho de su consulta, que podía haber hecho clandestina, lo hace para dejar claro que ante la crisis nacional hace falta una nueva estrategia, y que uno de los componentes de este escenario es mostrarse como una fuerza política-militar sin que esto signifique que hayan decidido reactuar de otra manera" A su ver, en esta nueva etapa, el EZLN, al tratar de crear mejores condiciones políticas para resolver la crisis nacional, aborta a tiempo acciones militares y elude la trampa de involucrarlos en el narcotráfico "Contemplando los cinco comunicados puede verse con claridad que el EZLN está lanzando una reflexión en dos niveles: una de carácter defensivo que tiene que ver con la problemática coyuntural; y en otro, que es estratégico y ofensivo políticamente, el cual tiene que ver con una visión más profunda del conflicto en Chiapas y de su proyecto político a nivel nacional" Pero advierte del riesgo de reacciones violentas que esta decisión del EZLN pueda encontrar por parte del Estado o de algunos actores políticos que no acepten que la solución a la crisis nacional sólo puede enfrentarse políticamente, como lo está proponiendo el EZLN "Es al Estado y al gobierno a quienes les toca ser sensibles y ratificar su voluntad de decisión política, como lo está impulsando el EZLN El riesgo de la guerra vendría más del Estado, mientras que del EZLN viene una etapa de lucha política radical que se conecta con otros actores y otros procesos", resume

Comentarios