El 5 de agosto encarará Wornat a Marta Sahagún

jueves, 30 de junio de 2005
* Jenaro Villamil: la pareja presidencial confunde transición con transacción * Ciertamente México cambió, pero no por las faldas, apunta Katia D?Artigues México, D F, 29 de junio (apro)- El 5 de agosto, Marta Sahagún de Fox y Olga Wornat se verán cara a cara en los tribunales, como parte del proceso civil derivado de la demanda por daño moral que la esposa del presidente interpuso contra la periodista argentina y, también, contra la revista Proceso "Vamos a estar ahí, una frente a la otra", confirmó Wornat durante la presentación de su libro Crónicas malditas desde un México desolado Y destacó un fenómeno que percibió en México respecto del ejercicio periodístico: "Estamos en una especie de camino en donde se dice: ?cuidado con lo que publican, nos veremos en tribunales?", y a partir de ahí hay que tener mucho cuidado Y destacó el caso de la prensa argentina: "Somos arrogantes, pero aprendimos a ser solidarios, porque si no, el poder gana la batalla y empezamos a autocensurarnos, que es mucho peor que la censura" Con dos demandas a cuestas ?la de Sahagún y el hijo de ésta (Manuel Bribiesca)--, la periodista se dijo segura de lo que escribe, por lo que demostrará que quien miente es el hijo de la esposa de Fox Por su parte, la periodista Katia D?Artigues bromeó a los representantes de la editorial Random House Mondadori, al preguntar si se habían tramitado "amparos para todos" En cuanto al polémico libro, señaló que la segunda parte va más allá de los hijos de Marta Sahagún, y se refiere completamente a México, y esta sección también debería de ser explorada, así como las vivencias ahí narradas Y aventuró sobre Wornat: "Es una periodista valiente, socializó el tema de Marta y sus hijos, y lo hizo público, lo que demuestra que ciertamente México ha cambiado, pero no por las faldas" Al respecto, el periodista Jenaro Villamil rememoró una anécdota sobre Plutarco Elías Calles, y la trasladó al "gobierno del cambio", en que salieron a la luz revelaciones de que familiares y socios del entonces caudillo máximo eran los que dominaban el floreciente negocio de los juegos y sorteos en el país, tal como ocurría ahora Señaló que Wornat relata y retrata los usos y costumbres más privados e íntimos, "de una tradición que, como se observa en la segunda parte del libro, no es privativa sólo de nuestro país sino de muchos otros gobernantes latinoamericanos" También destacó que una de las primeras aportaciones fundamentales del libro es que la visión y el ejercicio patrimonialista del poder político no tienen signo ideológico ni límites temporales, y tampoco es privativo de un género, pues "tanto los varones como las mujeres --a nombre del empoderamiento-- incurren en el endiosamiento" "Wornat describe, a partir de una visión muy personal, ese rostro que tanto incomoda a los poderosos", porque desafía esos esquemas, y resulta eficaz porque siembra el escándalo mediático y obliga a un debate público donde prevalecen los silencios o las certezas que sólo se rumoran por lo bajo "Podemos o no estar de acuerdo con el estilo y el método de Olga Wornat para describirnos con crudeza el lado oscuro y crudo de foxilandia y martilandia, pero es un hecho de que a través de Crónicas malditas redescubrimos que, el ayer, es el hoy de nuestra cultura política, que el régimen necesita curarse urgentemente de esta intoxicación aguda que genera al confundir la transición con transacción Esa intoxicación no se cura con demandas por daño moral, sino con una genuina rendición de cuentas, con contrapesos de poder, con transparencia no maquillada que nos permita conocer hasta dónde llegan realmente las largas faldas de la pareja presidencial, y cómo limitarla en su ambición desmedida" La velada fue cerrada con la presentación de las Tres chulas, mejor conocidas como la "banda de las recodas", quienes entonaron canciones alusivas al gobierno foxista La presentación se efectuó en el teatro Libanés a las 20:15, y también estuvo presente en el acto el editor de la revista Poder, Issac Lee

Comentarios