El México autoritario

lunes, 6 de junio de 2005
México, D F, 6 de junio (apro)- La mala educación: Porque estaba al lado del departamento donde vivíamos de niños, estudié, con una beca, en una escuela de ricos Era el México del echeverrismo donde la apariencia lo era todo: el pelo largo en los hombres era certeza de hipismo drogadicto o de salida del clóset, el cabello corto en una mujer devenía "marimacha" Las marías eran limosneras y nunca indígenas Los discapacitados eran enfermos Y hasta las embarazadas se "aliviaban" Un bebé "hermoso" era rubio, un bebé morenito era sólo "simpático" Y yo, en segundo año de primaria, me enfrenté por primera vez a una pregunta sobre mi aspecto que me dejó perplejo: --¿Por qué sólo tienes tres pares de pantalones?--, me preguntó una niña que era rica y a cuyo papá, con el desarrollo de los sexenios, encerraron en prisión por fraude Esa fue la primera vez que me di cuenta de que en el México del autoritarismo nada era parejo Que se valoraba a la gente por su aspecto, que lo distinto se mantenía en secreto, que la diferencia se vivía como conflicto Han pasado más de 30 años de aquel día pero al revisar los resultados de la primera encuesta sobre discriminación en México, ideada desde Sedesol por Miguel Székely Pardo --publicada un día después de la declaración presidencial sobre "los trabajos que ni los negros quieren hacer"-- se ve a un país menos intolerante pero, sobre todo, que en su interior hay un número de gente que va del 20 al 30%, según el tema, que me hace regresar al salón de segundo de primaria Son los duros que siguen en un país que lentamente ha hecho progresos, sobre todo en el lenguaje ?"comunidades indígenas" en vez de indios, la revaloración de lo chic en la palabra "naco", el "gay" en vez del "mariquita" o la "tortillera", la equidad de género en vez de la "histeria de las viejas"--, aunque no tanto en los derechos propiamente Pero son demasiados los reticentes, todavía Sólo unos ejemplos: Si bien 63% piensa que las mujeres no sólo están para hacer "tareas propias de su sexo", 37% aprueba esa idea Un 20% opina que una situación que genera diferencias es que unas personas sean indígenas y otras no 36% piensan que los pobres lo son porque no hacen esfuerzo Y 29% cree que es buena la idea de construir barrios exclusivos para los homosexuales Es el México autoritario donde desde siempre alguien sobra Que así abandono a la mujer que a mí me ofenda La mayoría piensa que es ética y jurídicamente incorrecta la discriminación contra madres solteras --quizás porque un tercio de las casas en México ya son mantenidas por mujeres solas--, o contra embarazadas en el trabajo Pero resulta revelador que, si bien 78% piensa que las mujeres son igualmente capaces que los hombres, 215% crea que los hombre son superiores Igualmente, 77% no cree que las violaciones sexuales sean porque las provoquen las mujeres, pero 23% sigue pensando que una minifalda es una invitación a la violencia y, lo que es más grave, que existe una justificación para ella 21% piensa que es natural que se les prohíban más cosas a las mujeres que a los hombres, y 30% aprueba que los hombres ganen más dinero que las mujeres Estos porcentajes hechos número son terribles pues quienes piensan de esa manera serían alrededor de unos 10 millones de ciudadanos Para ellos la idea de la equidad de género no tiene sentido, viven en el país patriarcal en el que el marido le pega a su mujer y esto debe considerarse no un problema público, sino privado, entre esposos Pero ¿qué nos dice una mayoría no tan contundente como esperaríamos, y una mayoría más grande de lo deseable? Que los valores de la modernidad están en conflicto con los valores del México, pongamos por caso, del echeverrismo o del foxismo de la familia nuclear --que en México estalló por la desigualdad y la migración hace mucho--, la de los "valores cristianos" El 20% no contrataría a una mujer que "se niega a atender primero a su marido" Detrás de esa respuesta se oculta un enorme desprecio O si se quiere un aprecio por esa imagen de Fernando Soler sentándose a la mesa e indicando con un aplauso seco que el Señor llegó a comer Después de servirle, su mujer estaría disculpada para hacer la cola en la maquila No antes Llamando al Subcomandante El reconocimiento de nuestros racismos no terminó con el levantamiento del EZLN La nueva cara de San Cristóbal de Las Casas es un montón de letreros de casas que se venden y un ya grueso cinturón de barrios indígenas de desplazados que, según los coletos, se ha ido apoderando del mercado informal Los antiguos orgullosos criollos de San Cristóbal prefieren dejar sus casas a convivir con los indígenas recién llegados Si bien la estrategia evasiva de nuestra culpa nacional quiere restringir el asunto sólo a Las Cañadas chiapanecas, el asunto es nacional Casi 40% de los encuestados dijo estar dispuesto a organizarse con sus vecinos para impedir que un grupo indígena se alojara al interior de su comunidad Un 20% de éstos piensa que no hay que hacer negocios con los indios porque no son de fiar Un 43% cree que los indios tienen una limitación social por su condición El tema va más allá A base de machacarnos por las "finanzas sanas" y en contra del "populismo", un buen número de encuestados no cree en las políticas sociales, salvo en el caso de las pensiones a adultos mayores (75% las aprueba con lo que se confirma, por otro lado, la "lopezobradorización" como una sola política de gobierno) 56% piensa que cada quien debe superar sus condiciones de vida Apenas un 44% cree que es una tarea de gobierno compensar diferencias económicas De hecho, ésta no es la principal causa de conflicto, sino en primer lugar el hecho de que haya indígenas conviviendo con otros no indígenas, después, como segunda causa, estaría la existencia de distintas religiones, y en el tercer lugar la desigualdad en los bolsillos entre unos y otros En un país donde la mayoría es pobre, se discrimina a los más pobres, pero no sólo 55% escogería vivir de vecino de un pobre, contra 3% que elegiría a una persona rica Se detecta una intolerancia que valora la convivencia con los iguales Lo demasiado distinto, un indígena o Carlos Slim, no se tolera De todos modos ser vecino de un rico es para usted una pregunta retórica: su vecino soy yo El contacto como contagio En la lista de grupos que deben ser apoyados por políticas públicas están primero los ancianos, luego los discapacitados, y los indios Hasta el final están los homosexuales La responsabilidad de esto es de la Iglesia católica que, por cierto, se presenta en la mitad de los encuestados como garante de estabilidad (51% piensa que entre más religiones hay en un país, más conflictos se generan) Pero veamos el daño que ha hecho el discurso homófobo de los católicos Si bien 62% no haría nada si se enterara de que el profesor de uno de sus hijos es gay, ese 20% que preocupa se organizaría con los otros padres para "correrlo" La cercanía es contaminación, Marcial Maciel acecha desde la tabla del seis, el plan de estudios deviene corretiza alrededor del mesabanco ¿Cuál es el imaginario de la "mala influencia"? Es el de que la homosexualidad no es un preferencia, de que las conductas sexuales son "naturales", y no culturales y elegidas; y que, finalmente, hay una forma de inducir a la homosexualidad o de "curarla" La pregunta para quienes públicamente expresaron esta creencia es si la "cura" la cubre el seguro popular o que nos presenten al doctor que diga que la "cura" La Iglesia católica fue contundente con su postura sobre los spots contra la homofobia: sean pero no ejerzan Salgan del clóset sin sacarse la ropa ¿Cuál es la dimensión de la responsabilidad de la jerarquía católica con estos comentarios? La pregunta de la encuesta plantea una hipótesis: en una comunidad se expulsa a los homosexuales ¿Qué debe hacer el gobierno? 42% contestó: "nada" En otro escenario de contagio, si hubiera un niño con sida en la escuela, un alto 38% le sugeriría a su hijo "tener cuidado" Las temerosas campañas de información del sida salen aquí reprobadas Ni siquiera han dejado en claro la forma en que se transmite A decir de casi el 40% uno se contagia si se sienta delante de ti o le copias la tarea La ética de la estética El México autoritario, de los "valores únicos" y de la violencia contra lo distinto, sigue vivo También el de "como te ven, te tratan", en el que la imagen corporal es un signo del interior de una persona, de sus capacidades, y de su ética Si bien casi el 90% contrataría para un empleo a una madre soltera, un abrumador 70% no emplearía a alguien que hubiera sido prostituta Y vamos de vuelta al diazordacismo en el que te cortaban con una bayoneta el cabello y el rosa es el rosa era más sospechosa que la frase de Gertrude Stein La relación entre apariencia y empleo sigue pesando: 67% no quisiera como empleado a alguien con tatuajes visibles, 64% a alguien que "viviera en un lugar donde hay muchos drogadictos y delincuentes" ?nuevamente el contacto como contagio?, 58% a personas mal vestidas, y 53% a hombres con el pelo largo El gusto no como una decisión cultural, sino como una condena laboral Un muchacho tatuado que vive en un barrio bravo de Culiacán y que tiene cabello de rockero y la chamarra rota nunca podría encontrar un empleo Ozzy Osbourne no trabajaría jamás en México De vuelta al salón de segundo Y estamos de nuevo en la primaria Me quedo pasmado frente a que, en efecto, la niña rica tiene razón y sólo poseo tres pares de pantalones Y no se me ocurre contestarle con alguna argucia, sino que le digo la verdad: ?Y además, eran de mi hermano La niña rica jamás volvió a hablarme

Comentarios