Continúa la ola de ejecuciones en Tamaulipas

viernes, 1 de julio de 2005
* En Reynosa hubo un doble asesinato y en Nuevo Laredo rescatan a un secuestrado Reynosa, Tamps , 30 de junio (apro)- Mientras que en Nuevo Laredo, agentes Federales de Investigación (AFI) lograron liberar a un taxista que iba secuestrado en la cajuela de un auto, otros dos hombres, que eran padre e hijo, fueron ejecutados en una de las colonias más exclusivas de Reynosa Aproximadamente a las 18:30 horas, por la avenida principal de la colonia Valle Alto, uno de los sectores más exclusivos de esta ciudad, Álvaro Acevedo Aguilar y su padre Álvaro Acevedo Reyes fueron ejecutados desde automóvil en movimiento De acuerdo con las primeras investigaciones, las víctimas viajaban en una camioneta Avalanche, placas WC06963, cuando unos sicarios les dispararon desde un Stratus color gris Aparentemente en su intento por salvarse del ataque, Acevedo Aguilar se bajó de la camioneta, ya que su cuerpo quedó en una banqueta de la esquina que forman las calles Chapultepec y Lagos de Catemaco, mientras que su padre quedó a bordo del vehículo, el cual se estrelló contra una barda, a cuatro cuadras de distancia, en donde habría sido alcanzado por los pistoleros En esta colonia, en 1998 se registró una explosión que destruyó la casa del comandante de la Policía Ministerial, Raúl Ruiz Guerra En tanto, en Nuevo Laredo, Petronilo Chávez, fue rescatado cuando iba secuestrado en la cajuela de un taxi, por dos hombres que lo habían abordado en la central de autobuses Esto ocurrió, luego de que el vehículo Tsuru con número económico C581, color blanco con amarillo, placas de circulación 9490VSF, le tocó la luz roja al pasar por la revisión aduanera ubicada en el kilómetro 26 de la carretera nacional Nuevo Laredo-Monterrey Los dos tripulantes de la unidad intentaron evadir la revisión dándose a la fuga, pero fueron perseguidos por los policías que se encontraban en el lugar El taxi fue abandonado como a 5 kilómetros del punto de revisión aduanal y los dos hombres que lo tripulaban huyeron entre el monte Los elementos de la AFI se percataron de que en la cajuela iba una persona, y al abrirla el taxista les informó que dos sujetos le habían pedido sus servicios, pero que luego lo intentaron asaltar y como no traía dinero lo echaron a la cajuela para robarle el carro, en el que, aparentemente, se dirigían a la ciudad de Monterrey Elementos de la AFI y de la Policía Estatal Preventiva peinaban la zona en búsqueda de los supuestos secuestradores

Comentarios