Racista, el timbre de "Memín Pinguín", dice EU

viernes, 1 de julio de 2005
* "Imágenes como ésta no tienen cabida en el mundo actual", afirma * La prensa de EU publicó el tema en primera plana Washington, 30 de junio (apro)- En una demostración de ignorancia sobre la cultura popular mexicana y de vulnerabilidad frente la manipulación de la prensa estadunidense mal intencionada, la Casa Blanca caracterizó de racismo a la emisión de la estampilla postal con la imagen del famoso personaje de la historieta de los años 40, "Memín Pinguín" "Estereotipos raciales son ofensivos y voy a decir que los estereotipos raciales son ofensivos sin importar su origen El gobierno mexicano necesita tomar esto en cuenta Imágenes como ésta no tienen lugar en el mundo actual", declaró primero por la mañana de este jueves Scott McClellan, el portavoz de la Casa Blanca; y por la tarde Steve Hadley, el jefe del Consejo de Seguridad Nacional, agrego: "Es totalmente inapropiado y lo hemos dejado muy claro" Sopresivamente y en medio de profundos y serios problemas como la guerra de guerrillas que se desarrolla en Irak, el gobierno de George W Bush, se ocupó de la estampilla de "Memín Pinguín" que emitió esta semana el Servicio Postal Mexicano; consideró que el personaje creado por Yolanda Vargas Dulché, es una caricatura despectiva de las personas de origen negro "Es una asunto interno de México y de la autoridad postal que emitió la estampilla", admitió McClellan, en respuesta a la pregunta que le formuló la prensa estadunidense sobre si la Casa Blanca iba a denunciar como tema racial al caso del sello postal con el travieso "Memín Pinguín" La reacción de la Casa Blanca, además de que denota la ignorancia que tienen sobre la cultura popular mexicana, refleja con claridad cómo el poder de la prensa estadunidense puede sacar de contexto cualquier situación y por encima de los verdaderos intereses de una relación bilateral, en este caso la de México-Estados Unidos El escándalo fue propiciado por un cable de la agencia de noticias estadunidense Associated Press (AP) fechado el 29 de junio en la Ciudad de México, en el que cita a activistas defensores de los derechos civiles, mexicanos y estadunidenses, que piden a las autoridades mexicanas el retiro de la estampilla postal Entre uno de estos activistas entrevistados por AP destacó el reverendo Jesse Jackson, quien, entre otras cosas, recordó que hace unas semanas el presidente de México, Vicente Fox, hizo unas declaraciones desafortunadas y en tono racista, cuando dijo que los inmigrantes mexicanos en Estados Unidos buscan ocupar "los empleos que ni siquiera los negros quieren hacer", y provocó el enojo de la comunidad afroamericana estadunidense sin ofrecer disculpas Para el caso de "Memín Pinguín", tal vez la prensa estadunidense se aprovecha de que el gobierno foxista ha demostrado ser muy débil ante las presiones provenientes de Estados Unidos, aun de parte de líderes comunitarios como el reverendo Jackson, y de manera desproporcionada le dio vuelo el caso de la estampilla postal mexicana Los diarios respetados a nivel internacional como The New York Times, The Washington Post, y Los Angeles Times, le dieron amplia cobertura al asunto; los últimos dos rotativos publicaron notas sobre el tema en la primera plana de su edición de este jueves "El gobierno de México emitió una serie de estampillas (postales) describiendo a un personaje de caricatura de piel oscura de la era de Jim Crow, con ojos grandes y labios exagerados; enfureciendo por segunda ocasión a lideres negros e hispanos (defensores) de los derechos civiles", indicó el Washington Post en su primera plana "Unas semanas después de que el presidente Vicente Fox hiciera una declaración que se pasó de mano y enojó a muchos afroamericanos, el gobierno de México tomó otra acción que demuestra el golfo que existe entre los dos países sobre sensibilidades raciales: puso la caricatura de un niño negro en una serie de estampillas postales", destacó, por su parte, el New York Times en el artículo que mandó a la página tres Los Angeles Times, por su parte, destacó que "la estampilla está forzando a México a reexaminar un asunto que usualmente permanece por debajo de la notoriedad" Lo que se destaca en los artículos de la prensa estadunidense, es que sus corresponsales, pese a que varios de ellos tienen ya algunos años trabajando en territorio mexicano, siguen sin entender a México y a su gente Les causó consternación la estampilla postal con "Memín Pinguín", un personaje que para los mexicanos no tiene ningún contexto racial, cuando en Estados Unidos es típico encontrar en revistas, la televisión y el cine, personajes que sí tienen la intención racista de menospreciar a la gente de la raza negra; sólo baste recordar las tiras cómicas del conejo Bugs Bunny, donde siempre a los personajes de color si no los pintaban como salvajes, los ponían como caníbales con collares de huesos humanos y otro arriba atado en el cabello

Comentarios