Balean con armas de narcos a dos jóvenes, en Colima

viernes, 15 de julio de 2005
* Capturan a quien supuestamente ejecutó a dos trabajadores de la Receptoría de Rentas Colima, Col , 14 de julio (apro)- A 24 horas de la ejecución de dos personas en el municipio de Tecomán, dos jóvenes sufrieron un atentado con un arma conocida como cuerno de chivo, en la carretera Tepames-Colima, del que salieron con vida Los agredidos son Oscar Leonel Gallegos Bautista, de 27 años, y César Iván Mendoza Iglesias, de 23, quienes alrededor de las 13:30 del miércoles solicitaron ayuda a los agentes de seguridad pública de la caseta de vigilancia de Las Guásimas, pues habían sido baleados, y el primero de ellos se encontraba herido, en tanto que Mendoza sólo resultó con una escoriación En el lugar del suceso, al pie del cerro La Cumbre, personal de la Mesa 9 del Ministerio Público del Sector Central encontró cinco cascajos del calibre 762, de los que son utilizados en los cuernos de chivo, además que el vehículo en que se trasladaban las víctimas del atentado presenta siete impactos del mismo tipo de proyectil En sus primeras declaraciones ministeriales, César Iván Mendoza dijo que viajaban a la ciudad de Colima a bordo de un automóvil Sentra, procedentes del rancho Ganaderos Unidos Santa Elena, ubicado en el kilómetro 11 del crucero de Tepames Al pasar por la subida al cerro La Cumbre, narró, escucharon varias detonaciones y no se detuvieron ni lograron ver a los agresores, pero su compañero Oscar se quejó de una herida sufrida a la altura de la cintura, por lo que solicitaron apoyo en la caseta policiaca más próxima En tanto, el lesionado Oscar Leonel Gallegos se negó a declarar, aduciendo que esperaría la asesoría de un abogado o una persona de su confianza Por otra parte, la Procuraduría local anunció hoy la detención de Héctor Manuel Melchor Medina, de 22 años, a quien se presentó como el presunto asesino de Rubén Alejandro Aguirre Valle y José Gilberto Madrigal González, los dos ejecutados el martes anterior en Tecomán, y al que se le adjudica además el homicidio de un taxista ocurrido hace unas semanas en esa misma región Melchor Medina, quien era compañero de estudios de Rubén Alejandro, fue detenido en el sepelio de éste y, según un reporte de la Procuraduría, confesó haberse llevado a Aguirre Valle y a Madrigal González con el pretexto de que le ayudaran a echar a andar un vehículo que se le había quedado en el potrero, pero que en realidad la finalidad era matarlos, porque en días pasados había tenido diferencias en la escuela con Rubén Alejandro, dado que eran compañeros de grupo en el IAETAC, plantel en el que cursaban el 4° semestre de Derecho Su enojo, según la versión de la corporación policiaca, era porque Aguirre Valle lo había amenazado de muerte, por lo que decidió y planeó cómo matarlo, llevándolo a la brecha señalada en compañía de José Gilberto Madrigal González, luego que los estuvo vigilando por varios días, ya que ambos eran trabajadores de la oficina de Receptoría de Rentas del gobierno del estado en ese municipio, y aprovechó para robarles 9 mil 800 pesos, que habían recogido ese día de los quioscos Así también, la Procuraduría estableció que, con la detención de Melchor Medina, se esclarece el homicidio de Pedro Rivera Cortés, de 36 años, un taxista asesinado el 19 de junio anterior, cuyo cuerpo fue encontrado en la misma brecha donde fueron hallados los jóvenes estudiantes De acuerdo con la dependencia, el detenido confesó que dio muerte a Rivera Cortés "por equivocación", ya que su intención era matar a un taxista que siempre pasaba por su casa y cortejaba a su hermana, lo que le molestaba

Comentarios