La migración tiene nombre y rostro

sábado, 16 de julio de 2005
* Despiden a mexicana en España por sufrir accidente de trabajo Madrid, 18 de julio (apro-cimac) - La mexicana Laura Patricia de la Maza Borja desempacó sus escasas pertenencias de una maleta hace un año y nueve meses Se encontraba en España con la ilusión de profundizar conocimientos en su profesión con un master en odontología en niños de alto riesgo biológico en la Universidad Complutense de Madrid Con sus 27 años, deseaba aprovechar al máximo su estancia en la tierra de Don Quijote, por lo que decidió agregar a sus estudios otro master en odontología de niños con discapacidad Ya había pasado diez meses en Londres para estudiar inglés, lo que logró con su trabajo de canguro Y fue en esa ciudad donde buscó la información para estudiar en España Viajó a este país, presentó un examen, esperó los resultados y la carta de aceptación Pidió beca en la Universidad Complutense pero la respuesta fue negativa Optó por marcharse con todas sus ilusiones para solicitarla en su país, pero ni el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), ni la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, donde terminó su carrera, dieron un apoyo a la joven profesional-estudiante En la embajada de España en México la remitieron a la sede diplomática de nuestro país en Madrid ?el estilo de la desinformación Allí le informaron que su ayuda estaba dirigida a españoles que van a estudiar a México La pescadilla que se muerde la cola Laura obtuvo la visa como estudiante y para trabajar legalmente cuatro horas diarias con esta modalidad de residencia, necesitaba un permiso que para lograrlo, la policía le exigía una oferta de contrato Buscando y haciendo correr la voz entre sus conocidos, llegó al restaurante mexicano "La Panza es Primero": "Me entrevistaron en julio y me llamaron el 5 de septiembre para iniciar como ayudante de cocina durante diez u once horas a la semana "Me hicieron un contrato de diez horas de trabajo a la semana con un salario de 620 euros al mes", comenta Laura que luego hace saber que nada tenía que ver el documento escrito con la realidad Su horario: Entre las 12:00 del día y 5:00 de la tarde, luego de 8:00 de la noche hasta la 01:00 o 02:00 de la madrugada tres veces a la semana y algún día de 07:00 de la mañana hasta las 02:00 de la tarde, "un horario que me obligó a hacer grandes esfuerzos para asistir a clases y cumplir con la universidad" Acoso sexual en el trabajo "La mayoría de mis compañeros de trabajo eran ecuatorianos y mexicanos, la mayoría sin papeles Con ellos sentí inicialmente un ambiente de trabajo agradable, lo que no ocurrió con el jefe de cocina, un peruano muy exigente" En una oportunidad tuvo acoso sexual, de lo que "se enteró todo el personal del restaurante por el escándalo que se montó; además ese tipo acosaba a otra compañera", comenta pausadamente Laura, quien dice que es la primera vez que lo habla "Los jefes ofrecieron disculpas y el asunto lo dejaron como un problema entre compañeros, porque si iban a la policía el peruano iba a tener problemas, aunque él estaba legal Simplemente lo trasladaron a otro restaurante", recuerda "La Panza es Primero" había sido visitada en varias oportunidades por la policía por las irregularidades laborales El accidente "Llegué a trabajar a las 05:00 de la tarde La cocina me la dejaron hecha un asco Yo estaba de guardia, así que miré la lista de tareas que me habían dejado y empecé a lavar platos y vasos para dejar espacio para continuar con las planchas "Tenía mucha sed y me serví un vaso de agua que no me tomé porque perdía tiempo Me quedaba mucho por hacer, entonces fui por las parrillas, las puse en el suelo y en un vaso puse el desengrasante Era la medida que siempre usábamos "El desengrasante no tenía ninguna indicación sobre la composición No utilizábamos guantes a pesar de haberme quemado las manos en otras jornadas de trabajo "Yo seguí trabajando, estaba preocupada porque debía terminar y la pila se obstruyó Usé el destapacaños y en medio de tanto esfuerzo aumentó la sed Cogí el vaso y me mandé un trago que no era el agua sino el desengrasante" Mientras relata lo que era el inicio de un calvario, Laura baja la mirada y empieza a jugar con los dedos de las manos "Todo me empezó a arder, no podía respirar Y ya casi sin voz salí a la barra para pedir ayuda El gerente me llevó al lavabo y cada que vomitaba me ardía más" Llegó una ambulancia y le pusieron oxígeno Ante la ausencia de cualquier información en la garrafa del desengrasante debieron llamar a toxicología para conocer la composición del producto, que resultó ser un cáustico El diagnóstico: esofagitis por cáustico y gastropatía cáustica, lesiones de tercer grado "Tomo una medicina para que al cicatrizar el esófago no se cierre por completo" Según la página Sitio médicocom, las lesiones producidas por los cáusticos se deben al tipo de PH de la sustancia, estado físico, concentración del agente, cantidad ingerida y tiempo de contacto entre él y la mucosa bucoesofágica La misma fuente hace un llamado de atención a las autoridades correspondientes y a toda la sociedad ante el aumento notorio de este tipo de accidentes en los últimos años Entre los factores que cita se encuentran: aumento de la oferta de este tipo de productos, falta de información del contenido e información del producto en las etiquetas, mal manejo de las sustancias por parte de los adultos, falta de educación a la población sobre los riesgos en el manejo de las sustancias, falta de control por parte de las autoridades correspondientes en cuanto al fraccionamiento y venta ilegal Cree que se puede prevenir con una correcta formación de la población y una correcta legislación Laura ha sido objeto de dos ingresos hospitalarios, el primero desde el 23 de enero hasta el 10 de febrero; el segundo desde el 17 de marzo hasta el 28 de abril El 15 de marzo estuvo en urgencias porque no pasaba la comida y devolvía hasta el agua Infección de esófago Fue en el segundo ingreso que la despidieron de su trabajo y tampoco puede estudiar Ella se quiere ir a su casa, pero "mi médico no me deja porque me están haciendo dilataciones" La joven odontóloga vive del escaso dinero que le da la mutualidad a la cual la tenía afiliada la empresa y con el apoyo que un español republicano que le permite vivir sin ninguna contraprestación en un piso de su propiedad Frustración Laura siente frustración "Todo lo que me propuse para este año no lo hice" Ha sentido desánimo porque los compañeros de la empresa nunca me visitaron en el hospital; tuvo mucho miedo porque su familia estaba lejos y no entendía lo que había pasado "Me siento triste Estuve un mes en cama con alimentación vía parenteral (vía central y periférica) Mis ánimos bajos, días eternos Mi familia no pudo venir por sus trabajos y por los costos del billete", aunque su hermano llegó justo un día antes de la entrevista Pero Laura tuvo compañía: "El apoyo me llegó por amigos sacerdotes, seminaristas y grupos de trabajo con la Iglesia He tenido más apoyo de los españoles que de los inmigrantes" En el caso, Laura se encuentra representada por el abogado Hernando Perdomo, quien puntualiza que la empresa se denomina Barriga Llena SL y el restaurante la "Panza es Primero" es uno de los varios que funcionan en diferentes lugares de Europa y México Dice Perdomo que "la empresa fue demandada por despido improcedente No pagó lo correspondiente de acuerdo con la legislación española, por lo que inició una acción por cantidad" La situación no queda en el terreno laboral, puesto que los abogados de Laura Patricia de la Maza Borja iniciarán acciones penales contra los dueños de la empresa, que se negó a hablar de los daños y perjuicios Perdomo subraya que "existe disparidad de criterios entre el empresario español y el latinoamericano Éste desprecia al trabajador, desconoce sus derechos y actúa conjuntamente con las aseguradoras" Sobre el empresario español señaló que confía en las mutualidades y aseguradoras, reconoce equivocaciones con el trabajador y procura llegar a acuerdos, lo que no significa que algunos no violen las leyes y violen los derechos de los trabajadores, como quedó patente en la reciente regularización Laura espera la decisión del médico y el juicio para marcharse a México

Comentarios