Bajo juicio, los abogados de Marta Sahagún

domingo, 17 de julio de 2005
El equipo de abogados de Marta Sahagún en la demanda contra Proceso y Olga Wornat enfrenta un juicio por el delito de litigar contra sí mismo El caso provocó ya que Ligia Cuevas de Velasco, la principal defensora de la esposa del presidente, pasara una noche en prisión, a pesar de sus amagos de influyentismo Libre bajo fianza, busca un amparo para evitar que sea fichada como responsable del ilícito confirmado por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal "No saben con quién se están metiendo", advirtió la abogada de Marta Sahagún, Ligia Noemí Cuevas Gurrutia Los policías judiciales que llevaban una orden de detención en su contra no se intimidaron Después de una persecución por las calles de la colonia Condesa, en el Distrito Federal, le habían dado alcance para detenerla y presentarla ante la justicia Ese día, 13 de mayo de 2005, tampoco le valió ser la esposa del magistrado del Tercer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Primer Circuito del Poder Judicial de la Federación, Guillermo Velasco Félix Sin salidas jurídicas que la salvaran en ese momento, acabó encarcelada la noche de ese día en el penal de mujeres de Santa Martha Acatitla, como presunta responsable del delito de doble patrocinio Los agentes judiciales la habían aguardado desde las 11 de la mañana en la calle Ámsterdam, afuera del despacho Cepeda y Cuevas de Velasco, el mismo que fue contratado por la esposa del presidente Vicente Fox para representarla en la demanda que entabló contra Proceso y la periodista Olga Wornat por supuesto daño moral Hacia las tres de la tarde, la abogada salió de su oficina en una camioneta conducida por su chofer Desde su patrulla, los agentes de la Policía Judicial del Distrito Federal les marcaron el alto, pero se arrancaron Se escabulleron sólo algunos momentos, pues unas cuadras adelante los detuvieron Por una de las ventanas de la patrulla, los agentes judiciales le mostraron a la abogada la orden de detención en su contra Cuevas de Velasco se resistía a bajar y lanzaba una y otra vez la intimidación: "¡No saben con quién se meten!" Ante la negativa a acatar la orden judicial, los agentes llamaron a una grúa para enganchar la camioneta y arrastrarla hasta la delegación Fue cuando por fin la abogada accedió, disuadida por algunos de sus colaboradores que habían llegado al lugar, enterados por ella misma vía celular Fue llevada a la delegación Iztacalco, donde le practicaron el examen médico de rutina De allí la trasladaron al penal de mujeres, al oriente de la ciudad Después de unas horas de encierro obtuvo su libertad bajo fianza, pues no es grave el delito por el que se le acusa, el de defender y atacar una misma sucesión testamentaria Desde entonces, cada lunes tiene que presentarse a firmar en el Juzgado Quincuagésimo Noveno de Paz Penal en el Distrito Federal; de otra manera, le revocan la libertad provisional El cargo en su contra es el de realizar negocios conexos al representar a contendientes con intereses opuestos El viernes 15, el periódico Reforma publicó que el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal ordenó su detención, junto con la de los abogados Olivia Elizabeth Cruz Juárez y Eric Escartín Cuevas -también defensores de Sahagún- al ser presuntos responsables de defender en forma ilícita a dos particulares en un mismo juicio Es decir, de litigar contra sí mismos Ese proceso judicial ha sido largo y tortuoso para las partes, pues la litigante no ha sido la única en pisar la cárcel Pero a Ligia Cuevas de Velasco, de 66 años, la tiene incluso ante el riesgo de ser inhabilitada para ejercer por algún tiempo la abogacía y de quedar fichada en los archivos delictivos de la capital El pasado 21 de junio, tuvo que comparecer ante el titular del juzgado, el juez Jorge Almogabar Santos, para seguir con el caso que según la abogada es producto de una invención de su demandante, Raquel Romero Ruvalcaba, quien la acusa de un doble patrocinio ilegal en una disputa hereditaria "No ha sido mi clienta Su acusación no tiene fundamento y por eso al final vamos a ganar Es un caso que lleva muchos años Tengo 40 años de ejercicio y no había enfrentado una situación así", dijo en breves declaraciones al final de su comparecencia en el juzgado Los tres integrantes del despacho Cepeda y Cuevas de Velasco forman parte del equipo contratado por Sahagún en su demanda civil contra este semanario (Proceso 1488) y contra Olga Wornat En ese juicio, las partes deberán presentarse el próximo 5 de agosto ante el juez para el desahogo de pruebas La esposa del presidente deberá asistir a esa diligencia El caso de doble patrocinio que ya provocó la detención de Ligia Cuevas de Velasco se originó por la disputa de la herencia del empresario Luis Fernando Coronado y Buendía, accionista de la firma Pays Coronado, fallecido en 1999 La disputa es por un edificio, valuado en 14 millones de pesos, ubicado en Periférico norte, cerca de Satélite El 50% del inmueble pertenece a Romero Ruvalcaba como parte de la herencia de su esposo De acuerdo con la averiguación previa que integró la Fiscalía del Ministerio Público de lo Familiar en la PGJDF con el número FPMPF/75T3/208/02-06, los tres acusados actuaron con dolo a favor de las hijas del empresario, Ruth Soledad y Amapola Coronado Gutiérrez, y contra su viuda "Los inculpados, actuando conjuntamente con el conocimiento de las circunstancias que da el hecho de patrocinar a dos partes con intereses opuestos en negocios conexos, quisieron su realización, lesionando la adecuada administración de justicia y el legal desahogo del proceso penal", estableció el Ministerio Público el 2 de febrero de 2005 En el caso de que pierdan el juicio, los abogados de Marta Sahagún pueden ser objeto de pena carcelaria, multa y cancelación temporal de su licencia profesional La pena por el delito de doble patrocinio está señalada en el artículo 319 del Código Penal del DF El antecedente delictivo de la abogada Cuevas Gurrutia se lo hizo saber Romero Ruvalcaba a la señora Marta Sahagún "Mandé un correo electrónico a Vamos México en el que expuse a la señora el comportamiento de su defensora Como demandante, lo hice para que se enterara, pero no he tenido respuesta No me explico cómo la esposa del presidente pudo buscar a una abogada con esos antecedentes"

Comentarios