China-EU: El dragón frente al mamut

lunes, 18 de julio de 2005
México, D F, 18 de julio (apro)- A lo largo de los últimos 34 años, desde 1971 siete presidentes de Estados Unidos reafirmaron la importancia de la relación con China y su compromiso con la política de una sola China Breves desvíos aparte, ha sido la "expresión más consistente de una prolongada política exterior bipartidista" afirma Henry Kissinger, secretario de Estado de Nixon y arquitecto del restablecimiento de relaciones entre ambos países, en un artículo publicado por el Washington Post China es hoy el segundo socio comercial de Estados Unidos, lugar del que desplazó a México En las últimas semanas, las tensiones entre Estados Unidos y China escalan día a día Funcionarios, congresistas, medios, critican la política china por sus tasas de cambio, la escalada militar, la adquisición de compañías estadounidenses, las exportaciones textiles Preocupa el superávit comercial chino de 160 mil millones de dólares China representa hoy un enorme desafío para EU El detonador de las más recientes tensiones ha sido la oferta de adquisición que hizo la compañía petrolera china Corporación Nacional China Petrolera Offshore (CNOOC) de la octava petrolera estadunidense: Unocal CNOOC ?que tiene 70% de capital estatal-- ofreció 185 mil millones de dólares, mientras que Chevron había hecho una oferta por 164 mil millones de dólares La obvia superioridad de la oferta china en un sector estratégico para las políticas, tanto de Washington como de Beijing, desató primero una serie de comentarios adversos y declaraciones que posteriormente se tradujeron en la activación de politizadas reacciones de corte proteccionista Cuatro días después que la Cámara de Representantes adoptara por abrumadora mayoría una resolución (398-15), urgiendo al gobierno de Bush a bloquear la transacción propuesta como una amenaza a la seguridad nacional, el gobierno de Hu Jintao, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores, emitió un duro e inusual comunicado en el que demandaba "al Congreso de EU corregir sus formas equivocadas de politizar asuntos comerciales, y dejar de interferir en los intercambios comerciales normales entre empresas de dos países" Se trata, decía, de una actividad comercial normal que no debe ser víctima de interferencia política Al tiempo que advertía que es de interés para ambos países el desarrollo de la cooperación económica y comercial UNOCAL y Geopolítica Es evidente que desde las planicies del Este de África hasta el Mar Caspio, China busca desatar el cerrojo de Estados Unidos sobre los recursos energéticos, y asegurarse el combustible que necesita para mantener el crecimiento de su economía Advierte Joseph Khan, en el New York Times "Como muchos otros grandes países China, naturalmente desea compartir las reservas probadas de petróleo", de acuerdo con He Jun, consultor de energía en Beijing que asesora a compañías petroleras chinas, "pero si Occidente amenaza a China, ésta inevitablemente encontrara sus propio camino para satisfacer sus necesidades energéticas" El crecimiento acelerado de la economía china, y el hecho de que el país pasó de ser exportador de petróleo hace una década, a ser el segundo consumidor de hidrocarburos en el mundo después de Estados Unidos actualmente, plantea la necesidad de una agresiva política energética por parte de Beijing Desde que Hu Jintao asumió al más alto liderazgo a finales de 2002, "ha viajado a América Latina, el sudeste de Asia y África en misiones enfocadas fundamentalmente a conseguir suministros de energía que no pasen a través de compañías estadunidenses o europeas antes de llegar a China" ¿Por qué no pensar que la adquisición de Unocal por parte de CNOOC se ubica dentro de este marco? No tanto por las reservas probadas de petróleo de la compañía estadunidense, como por la importancia de sus yacimientos de gas natural y su implantación en Asia Hoy los países que se desarrollan con mayor rapidez ?China a la cabeza-- se encuentran en Asia Y no se trata sólo de una cuestión económica, no, en el fondo está la reconformación de la geopolítica mundial O para ponerlo en las palabras de Kissinger, el "centro de gravedad de los asuntos internacionales se desplaza del Atlántico, donde se concentró en los últimos tres siglos, al Pacífico" Es por ello que mientras China se afianza en Asia, fortalece sus relaciones con Rusia y también con India Y el asunto de las redefiniciones geoestratégicas tiene que ver con regiones, pero también y mucho con los hidrocarburos que mueven la economía mundial Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo y el mayor controlador de regiones petroleras geoestratégicas depende en 60% del petróleo que importa para su consumo de hidrocarburos China se plantea también el reto de su seguridad energética Para EU es un objetivo histórico oponerse a la hegemonía de China en Asia Mientras, China fortalece su alianza con India y sus relaciones con Rusia ?establece acuerdos en diferendo fronterizo y amplía el intercambio energético--, acrecienta su presencia en el Grupo de Shangai (China, Rusia, Kazajastán, Kirgistán, Tajikistán, Uzbekistán) En esta misma vertiente se ubican los temas de la reunión de la Organización de Cooperación de Shangai el 5 de julio: el petróleo y los oleoductos de interés para Rusia y China, así como la disminución de la presencia militar de EU en la región mediante el establecimiento de una fecha límite para el retiro estadunidense de las bases de Kirgistán y de Uzbekistán, ahora que la situación en Afganistán ya no lo requiere Como observadores asistieron Irán, India y Pakistán Contexto, temores y presiones En Estados Unidos, a través de las críticas a la política económica, comercial, militar y monetaria de China, se ha ido construyendo un marco inquietante para las relaciones bilaterales Cuando Japón expandió su actividad económica y de adquisición de empresas y sitios emblemáticos estadunidenses en la década de los ochenta, había inquietud también, pero más ubicada en el terreno meramente económico Porque finalmente Japón era un aliado militar e ideológico de EU La inquietud frente a la expansión de China se ubica en otro momento histórico particular, el post 11-S, pero además se percibe a este país más como un adversario que como un aliado, por más que Beijing se empeñe en poner el acento en las relaciones comerciales y en la cooperación Y es que EU está perdiendo la competencia económica, el Dragón avanza más rápido que el Mamut Las preocupaciones estadunidenses frente al desafío chino se ubican notablemente en la impresionante penetración de diversos productos, últimamente de los textiles; en el superávit comercial de China, se le pretende convertir en chivo expiatorio del descenso de la productividad en las manufacturas estadunidenses Diversos grupos comerciales de EU acusan a Beijing de manipular su moneda, el yuan, manteniéndolo artificialmente bajo lo que incrementa la competencia en los mercados de los productos chinos En EU, hay otra percepción ambivalente Las políticas del Banco Central de China apoyan a EU para mantener su moneda, con la compra de dólares, las reservas ascienden a 600 mil millones de dólares La fuerte inversión en bonos del Tesoro de EU, ha convertido a China en un comprador mayor Su decisión de invertir en otra parte y/o de vender bonos estadunidenses podría tener un efecto devastador para Washington Otra inquietud de Washington respecto de China es que, desde su punto de vista, no hace lo suficiente para que Corea del Norte abandone las armas nucleares Pyongyang depende en gran medida de alimentos y combustible provenientes de China, y a pesar de la insistencia de la administración Bush, Beijing se ha negado a ejercer presión en estos rubros Por su parte, el país mas poblado del mundo percibe como una amenaza el apoyo de Washington a Taiwán en una eventual guerra, mientras insiste en que Europa mantenga el embargo de armas a China Washington magnifica como una amenaza la escalada militar de Beijing que aumenta su fuerza armada y su presupuesto, aunque éste sigue siendo menos de 20% del estadunidense, apenas supera el de Japón y es muy inferior al presupuesto conjunto de los países con los que limita: Japón, India y Rusia Beijing percibe como una amenaza la modernización militar de Taiwán con respaldo estadunidense desde 2001 Ni guerra fría, ni prevención China busca la cooperación con EU para reducir la brecha regional de su desarrollo, acelerar la revolución tecnológica y económica, adaptar sus instituciones políticas Una guerra fría tendría efectos devastadores para su economía, advierte Kissinger Respecto de las relaciones bilaterales chino-estadunidenses, dice que Beijing debe actuar con prudencia Washington debe entender que el tono amenazador despierta en China el recuerdo de la condescendencia imperialista "La agresión preventiva no es una política factible en relación con un país de las dimensiones de China?"

Comentarios