El racista Rock Neo-nazi

lunes, 18 de julio de 2005
México, D F, 18 de julio (apro)- Corría el último año del siglo XX cuando a Steve Heller --director del departamento de diseño del periódico The New York Times--, varios libreros rechazaron publicar su investigación sobre un icono identificado con el nazismo: la cruz gamada o svástica Profesor de artes visuales, editor de la prestigiada publicación estadunidense Journal of Graphic Design y autor de análisis de textos que vinculan el diseño gráfico a la publicidad, la política y la historia de la cultura, Heller había ahondado en las significaciones de la svástica por considerarla un símbolo visual poderoso e impactante, más que algunos logotipos de marcas publicitarias tan afamadas como Nike o Coca-Cola Finalmente, en el año 2000 la editorial estadunidense Allworth Press aceptó editar su libro, que acaba de aparecer en México por Editorial Océano bajo el título La svástica ¿Un símbolo más allá de la redención?; fue traducido por José María Fábregas Puig y su contenido atrapa en 167 páginas, pues, además, es apoyado por multitud de fotografías, y dibujos en blanco y negro Si bien la cruz gamada fue apropiación de Adolfo Hitler para emblema de superioridad aria del Partido Nazi en 1920, debido a que se había descubierto en escudos y objetos en bronce de los antiguos pueblos germánicos o fuera cincelado en estelas rúnicas por los vikingos (la letra S equivalía al relámpago Sieg, lanzado por el estruendoso martillo del dios Thor), Steven Heller documenta que la svástica tuvo orígenes positivos, quizá representaba el curso del Sol iluminando la Tierra, y se dieron variantes en el mundo entero con su imagen "Ningún otro símbolo ha aparecido en tantas culturas diferentes, sugiriendo cierto tipo de migración o diáspora de personas unidas por una creencia común Esta antigua cruz gamada toma su nombre del sánscrito svástica, que significa ?bienestar, abundancia, buena fortuna y suerte?" Heller ha encontrado que la svástica primigenia data, al menos, desde diez siglos antes de Cristo Se le ha visto en monumentos a la deidad Artemisa, en Grecia, y en pictogramas de Troya; urnas funerarias romanas, lugares habitados por cristianos y budistas (se dice que cubría el corazón de Buda); maderas irlandesas, vasijas de Chipre, mosaicos de sinagogas palestinas y como símbolo de fertilidad a la diosa Nana, de los caldeos; también en cruces de Laponia, Malta, Ghana, Ceilán y el Tíbet; fue sello de la Sociedad Teosófica y Cruz Hermética de los masones, y en América, adorna chaquiras de los indios sac y en dibujos de los hopi, tazones brasileños, de los aztecas y de los guaraní del Paraguay; sería usada en la bandera de la República de Tule por los cuna, en Panamá; y está en telas africanas, anuncios japoneses manji, jabones de la India, incluso, en unos amuletos de buena fortuna emitidos por la empresa Coca-Cola, a comienzos de siglo XX Y ahora se utiliza como marca de patinetas, ropa, para discos de rock, etcétera Un poblado de Ontario, Canadá, se llama Swastika (ver la página web de sus orgullosos habitantes, Friends of the Swastika Say to Hell with Hitler! ("Amigos de la svástica: digamos ¡al demonio con Hitler!", wwwmanwomannet/swastika) Tras la caída en 1991 de la Unión Soviética (que desde la época zarista dio cobijo al antisemitismo), sobre todo en los países excomunistas, resurgió la svástica enarbolada por grupos fascistas de ultraderecha, con otros símbolos en descarada retórica neonazi Heller registra que en Alemania brotaron algunos como el Frente Nacionalista, Alemania Alternativa y Nuevo Frente, acusados de mil 800 actos criminales contra extranjeros en 1992: "Como los neonazis tienen prohibido exhibir iconografía sediciosa, la propagación de su fe a menudo se da a través de la música que está protegida por la Constitución Los frenéticos y violentos ritmos de las canciones de rock alemanas que promueven el odio han sido llevados a las calles por aficionados del grupo de rock neonazi Oi Musik Una canción de la banda, Böhse Onkels (Tíos diabólicos) alcanzó quinto lugar de popularidad" Cita que en Hungría, un conjunto llamado Cigany Puszitito Garda (Regimiento de Guardias Destructoras de Gitanos) exhibe en forma abierta el emblema fascista húngaro de la Segunda Guerra Mundial y toca en los conciertos su canción xenófoba Zona libre de gitanos: El lanzallamas es nuestra única arma del triunfo ¡Exterminemos a los gitanos! Sean niños, mujeres u hombres? Alemania castiga la exhibición pública de la svástica y de otros símbolos nazis de cualquier tipo, bajo penas muy severas No así Estados Unidos, debido a la doctrina de libertad de expresión, expone Heller ("y no debe existir una ley así, creo; pero esa libertad no significa que iconos venales puedan usarse con fines comerciales") Si navegamos por internet es frecuente hallar estos símbolos nazis en aparente alusión de inocencia o sátira; aunque igual se usan como evocadores de violencia para propaganda de los supremacistas blancos, skinneheads y demás promotores de odio racial Nosotros recordamos que en México, durante el advenimiento del rock?n?roll surgió un grupo de cadeneros en la colonia Portales, autoproclamado justamente "Los nazis" por sus jóvenes integrantes, quienes portaban svásticas y chamarras de cuero, cual temidos rebeldes sin causa (a la Marlon Brando y James Dean), ecos de Hitler y los camisas negras Heller desarrolla el tema en su capítulo sexto, Heil Heil Rock?n?roll y lo relaciona con productos publicitarios que desde 1990 emplean esa iconografía nazi y la justifican, ya porque "el Holocausto pasó hace mucho y nosotros no participamos", o debido a que "no sabían" acerca de esas asociaciones nazis, ni de su origen ancestral positivo y benigno Lo cierto es que el neonazismo regresó y sus portadores estaban en las filas del rock anglosajón: "La pérdida de memoria más reciente se ubica en 1973, cuando Kiss comenzó a tocar heavy metal? Su logo, inspirado por letra estilo gótico usada en las revistas de historietas se convirtió en la norma del diseño heavy metal? Las últimas dos letras de la banda, ss, son casi idénticas a la insignia de la Schutzstaffel (SS), el cuerpo de elite de la policía militar nazi? Debido a que tres de los miembros del grupo original Kiss eran judíos, hace probable que sea una cuestión de ignorancia y no de malas intenciones? Sin embargo, es un insulto a las víctimas y a los sobrevivientes del terror nazi" Heller acusa de neonazismo deliberado al conjunto The Residents, por las ilustraciones de su tercer álbum Third Reich and Roll: "Dentro de su paquete visualmente denso se encuentran ilustraciones de caracteres hitlerianos e imágenes nazis (el disco compacto es un patrón de svásticas y el logotipo de la banda es un medallón de águilas alemanas con una estrella de seis puntas, más una svástica en el centro)? Un himno a la estupidez" Otros productos para adolescentes son referentes racistas de los neonazis, como las patinetas ZZ Flex (con letras SS invertidas) y el águila real del Tercer Reich, en la ropa Boy London La etiqueta engomada con logotipo del conjunto de rock de Los Ángeles, Follow For Now, es casi idéntica a la marca de Naciones Arias, grupo de odio neonazi relacionado con diversos asesinatos políticos Señala el autor de La svástica ¿Un símbolo más allá de la redención?: "La elección de este logotipo no trivializa el movimiento del odio Se engañan aquellos diseñadores que creen hacerle un servicio al mundo cuando convierten los símbolos de brutalidad en el equivalente a caritas felices" Cuando el libro de Heller se hallaba por fin en prensa, surgió una controversia que aparecía en las cartas Pokémon, el violento juego producido por la empresa Nintendo Como reportó la agencia de noticias AP el 3 de diciembre de 1999, un chico de diez años, de Nueva York, compró un paquete con la versión japonesa de esas apreciadas cartas de colección Sus padres se sorprendieron al encontrar que, en dos cartas diferentes, se había impreso el manji con la imagen en espejo de la svástica nazi Luego de las protestas de los padres del chamaco y otras quejas subsecuentes, Nintendo anunció que la baraja se retiraría del mercado ("lo que es apropiado para una cultura puede no serlo para otra", excusó un vocero de la empresa) Concluye Heller que la amnesia histórica no justifica comercializaciones así como así, ya que la cruz gamada aún posee su carga fascista, racista, y negativa del nazismo en el subconsciente colectivo: "En las escalas de significado, el horror que la svástica evoca tiene más peso que cualquier atributo positivo que pudiera mostrar Por cada rocanrolero inocente que piense que la svástica nazi debe usarse con ironía, habrá otro neonazi que la utilice con malicia Por cada bien intencionado que piense que la svástica debe domesticarse, hay un devoto racista que la abraza" En su película de 1973, El dormilón, Woody Allen predijo a manera de choteo que en un futuro lejano la svástica retornaría como una ornamentación de moda Hoy que el chiste de Woody Allen es una realidad, Heller cuestiona: "¿Puede rehabilitarse ese estigma señalado como criminal a pesar de sus orígenes inocentes? ¿Puede la imagen que representa el Holocausto llegar a representar otra cosa? ¿Podrán aquellos que sufrieron el Holocausto o viven bajo su sombra, ver alguna vez una svástica pintada en una puerta como gesto de buena voluntad?" El también escritor de los libros The Graphic Design Reader, The Education of a Design Designer y Counter Culture: The Allure of Mini Mannequins, no contempla a la svástica redimida en un corto plazo: "Siempre que permanezca un ápice de maldad en el símbolo de la svástica, ésta no alcanzará su redención"

Comentarios