Si de verdad quiere jugar mejor

lunes, 18 de julio de 2005
México, D F, 18 de julio (apro)- El ajedrez es un juego demasiado complicado, muy difícil, inasible, diría yo Sin embargo, el afán de dominarlo puede más que las dificultades que éste presenta Tal vez, sólo tal vez, ahí se encuentre la magia del juego ciencia y lo obsesivo que puede volverse para quienes lo practican Dice el GM Nigel Short que "el ajedrez es un narcótico extremadamente poderoso Una vez enganchado en él, es difícil deshacerse del mismo" (Chess is an extremely powerful narcotic: once hooked, it is difficult to be weaned off it) Por ello mismo, los seres humanos que hemos sido enganchados por este pasatiempo por demás maldito, buscamos entender cuáles son las mejores jugadas y por qué Es claro que el ajedrez es un juego en donde la lógica impera, pero tiene tantas sutilezas, tantas cuestiones por demás oscuras y complejas, que lleva años llegar a jugarlo con cierta corrección Sin embargo, no todo está perdido Si usted quiere llegar a jugar bien, entonces sólo hay un camino: estudiar Desde luego que se requiere de cierta habilidad natural pero, incluso, quien no la tiene puede, creemos, mejorar considerablemente con base en el estudio, para así minimizar lo que la naturaleza no le dio en capacidades estrictamente ajedrecísticas Es obvio que decir "estudie" no dice nada realmente La pregunta es qué y cómo estudiar Para poder contestar a esta pregunta, primero tenemos que entender cómo es que aprendemos Esto es simple de saber realmente y ya lo anotó Benjamín Franklin hace ya muchos años: "Si me lo dices, lo olvido/Si me lo enseñas, lo recuerdo/Si me involucras, aprendo" Es decir, para aprender hay que involucrar al aprendiz Mientras no ocurra esto, todo conocimiento no podrá quedar firmemente grabado y comprendido De esta manera, lo que hay que hacer es precisamente eso para estudiar ajedrez, es decir, involucrarse con las posiciones que analizamos, al grado tal que las veamos como si fuesen nuestras partidas Por ejemplo, si usted juega una partida de torneo y pierde, analizará con su eventual rival lo que pasó, qué hizo mal, qué jugada fue la que desató quedar en desventaja, etcétera Pueden pasar años incluso y si de nuevo tenemos una posición parecida a la de esa partida en cuestión, habremos de saber qué no hay que hacer, que hay que jugar para no caer en la misma posición desesperada ¿Cómo es que el cerebro recordó esa antigua posición tantos años después? Simple: porque el conocimiento ya se había enraizado al tener que analizar con profundidad la derrota, al habernos, pues, involucrado con la posición específica que nos ocupa Por ello mismo, progresar en ajedrez significa hacer un esfuerzo mental personal muy serio Por ejemplo, si estudia los clásicos ejercicios de táctica, es evidente que lo mejor es poner en el tablero las diferentes posiciones, quizás ponerse tiempo e intentar duplicar las condiciones en las que se juega el torneo Asuma que la posición (el ejercicio de táctica) que está tratando de resolver es una partida propia Ahí no jugará al pastelazo (como dice el MI Ocampo), esto es, haciendo la jugada que parece obvia, sino que buscará probarle al rival que sus jugadas llevan a la victoria, incluso con la defensa más férrea Lo importante en el fondo es trabajar sobre la posición en cuestión hasta que hallemos la solución (o nuestra solución) y entonces compararla con la que viene en el libro No hay que rendirse a la primera y decirse a sí mismo: "esto está muy difícil, mejor veo cómo las blancas ganaron", para entonces proceder a abrir el libro y buscar la solución Este último enfoque es simplemente perder el tiempo porque así no se aprende Otra idea muy interesante y que, en mi opinión, es fundamental para el progreso, es lo que se llama "ajedrez solitario", y se trata de poner una partida (comentada por algún ajedrecista destacado) Hacer las primeras jugadas en el tablero y entonces, quizás en la jugada 8 o 10, cubrir con un papel el resto de la partida e intentar por uno mismo hallar las jugadas que el bando ganador hizo Califique su esfuerzo por jugada dándose, por ejemplo, 5 puntos si acertó, 3 si la jugada que hizo viene comentada como una posible jugada sensata y 0 puntos si la jugada que hizo ni se menciona Igualmente, dedúzcase puntos si la jugada que hizo está comentada como mala o peor tantito, malísima Si no acertó a la jugada, haga la que el maestro realizó en el tablero y vuelva a realizar esta práctica de intentar hallar la jugada del maestro Es importante hacer esto con partidas bien comentadas, porque esto nos puede dar más información para comprender las ideas en el tablero Si hace esto, seguramente mejorará No espere que después de dos días de ejercitarse de esta manera ya juegue mejor Esto es de meses, por decir poco, porque pueden ser muchos años de estudio antes de que el cerebro decida haber entendido ciertas leyes que gobiernan el juego Lo importante es, aparte de involucrarse en este trabajo, continuidad y disciplina, porque si no, todo esfuerzo resultará inútil

Comentarios