Paradoja: El efecto Fox llevará al triunfo del PRI en el Edomex

sábado, 2 de julio de 2005
* Errores de AN y PRD posicionaron a Peña Nieto, dicen expertos en marketing político México, D F, 1 de julio (apro)- Expertos en marketing político calificaron como "éxito la venta de la imagen" de Enrique Peña Nieto como candidato tricolor a la gubernatura del Estado de México, que pasó de ser un perfecto desconocido entre los mexiquenses, a virtual triunfador de la contienda el próximo 3 de julio Señalado por las alianzas opositoras PAN-Convergencia y PRD-PT de rebasar el tope de gastos de campaña autorizado por el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Peña Nieto se convirtió en "un producto muy bien vendido del que se conocerá su efectividad en por lo menos seis meses de iniciada su gestión", consideraron los coordinadores de los diplomados de marketing político del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara, Gisela Rubach Lueters y José Sánchez Gutiérrez En entrevistas por separado, ambos especialistas consideraron que los errores de los opositores a Peña Nieto por la gubernatura, "aportaron el plus en la última parte la campaña, además del desencanto del gobierno de Vicente Fox, que sigue mermando el voto del PAN" Para Rubach Lueters, el "físico" de Peña Nieto fue "bien explotado por sus asesores de imagen, para lo que utilizaron cambio de peinado, vestimenta y maquillaje" Destaca que en el Estado de México no es la primera vez que se busca un candidato bien parecido, "ahí está el caso de Alfredo del Mazo, y el PRI recurrió a esta misma estrategia en Tamaulipas, con Eugenio Hernández" La imagen del candidato priista, "con un apoyo publicitario descomunal, que ahora tendrán que probar las coaliciones opositoras que rebasó los topes", fue sin duda un factor que se buscó para lanzar a Peña Nieto Según la investigadora del ITAM, "es evidente que lo que el PRI buscó en el Estado de México no fue ganar sólo con los votos duros del partido, que si bien serían suficientes, sino que la estrategia fue llegar al amplio bloque de electores jóvenes sin preferencia partidista" Así, mientras entre los priistas duros la preferencia estaba con Isidro Pastor, "este personaje no era bien visto por ese segmento poblacional, por lo que se buscó un candidato joven, ajeno a las características tradicionales de los priistas mexiquenses" Añade que, con un personaje como Peña, "resultaba más fácil construir una candidatura, que con alguien como Pastor, con una historia que ya no era fácil cambiar" En la promoción de la imagen, puntualiza, "por supuesto que contó el dinero, la apabullante presencia de Peña en los medios electrónicos y en exteriores, espectaculares y camiones, al grado que es el priista más conocido en todo el país" Pero el repunte de Peña, señala la investigadora, se dio gracias a los errores de quien tenía a principios de la campaña las preferencias, el panista Rubén Mendoza Ayala "A partir del 4 de julio, Mendoza debería escribir un manual de todo lo que debe hacer un candidato con posibilidades claras de ganar y perder de manera estrepitosa Es un fenómeno de estudio, porque Mendoza es una persona que conoce la estructura del PRI y fue forjador de muchos cuadros en materia de marketing político; en 1996 él y su hermano Eduardo desarrollaron en México lo que se conoce como ?campañas negativas?, que le dieron buenos resultados al PAN para ganar Tlalnepantla en dos ocasiones, y a él para ser diputado federal pero, como candidato a gobernador, nomás no supo aplicar" En el fracaso de Mendoza, apunta Rubach, y el consecuente avance de Peña Nieto, "pesó el asunto del desafuero, que es un asunto que el PAN va a seguir pagando caro" Para la investigadora, el saldo de la campaña del Estado de México tendrá al menos dos efectos: "Para el PRI, vitaminas y esperanzas de recuperar el gobierno federal en el 2006, y para el PRD va ser una factura que tendrá que pagar Andrés Manuel López Obrador por su necedad de imponer candidatos por encima de la militancia" José Sánchez Gutiérrez destaca que, en febrero de este año, el equipo de marketing que coordina en la Universidad de Guadalajara realizó una encuesta telefónica entre 350 personas del Estado de México, en la que "80% de la población no conocía a Peña Nieto, por lo que la selección fue exitosa" Para el investigador, más allá del físico de Peña Nieto, en la preferencia electoral influyó "su discurso sencillo, sin grandes promesas de campaña, que no tuviera cola que le pisaran y que representa la continuidad del gobierno de Arturo Montiel, que pese a que no ha hecho grandes obras, supo venderlas" Coincidió con Rubach en que los errores de los opositores y el desencanto de los ciudadanos por el gobierno de Fox, favorecieron al candidato del PRI, partido que "tiene un posicionamiento fuerte y hacia el que no hay una fuerte animadversión, como sí ocurre en Guerrero, donde este partido utilizó la misma estrategia de lanzar a un candidato sin un pasado negro, pero que no funcionó porque allá al PRI se le relaciona con violencia y muerte" Sánchez Gutiérrez explicó que las fallas de los otros candidatos fueron fundamentales, de manera que el 15 de mayo, el equipo de marketing realizó otra encuesta telefónica entre 350 mexiquenses: 36% de las preferencias eran para Peña Nieto, 295% para Rubén Mendoza y 18% para Yeidckol Polevnsky, de manera que el crecimiento de casi 10 puntos, que se reflejó en encuestas publicadas la semana pasada en medios nacionales, "es muy probable que se deba a los errores de los otros, coincide con el ?escándalo de las pelotas? en que se vio envuelto Rubén Mendoza" La aceptación del gobierno de Montiel, que según las encuestas del centro de investigación jaliscense es de 63%, y las posibilidades de continuidad, favorecieron la campaña de Peña Nieto, incluso por encima del físico: "Según nuestras encuestas, 47% de los que votarían por el priista, lo harían por el gobierno de Montiel, y sólo 4% por considerarlo ?guapo?" De los riesgos que puede tener elegir a un candidato sin pasado ni para bien ni para mal, ambos investigadores del marketing político electoral consideraron que sólo se sabrá al paso del tiempo, en el ejercicio de gobierno "La selección de un candidato joven y sin experiencia tendrá su efecto en la elección del 2006 ?apunta Sánchez Gutiérrez--, y dependerá de lo que haga en los primeros seis meses de gobierno, si no hace nada brillante puede convertirse en un factor en contra para el próximo candidato presidencial del PRI" Tanto Rubach Lueters como Sánchez Gutiérrez consideran que uno de los efectos que tendrá la elección del Estado de México en la federal de 2006, estará en la importancia que cobran cada día los medios electrónicos y los altos costos que se seguirán imponiendo Nuevamente las televisoras, serán las ganadoras "El peso importante que cobraron los medios electrónicos, implicará el incremento de tarifas de los spots políticos, y con ello la imposibilidad de que pase la reforma electoral para que sea el IFE quien se encargue de contratar los tiempos para el spoteo, los primeros que se van a oponer son los dueños de los medios", concluyó Rubach Lueters

Comentarios