A balazos secuestran al técnico del Cruz Azul

miércoles, 20 de julio de 2005
* El plagio, cuando Romano se retiraba de las instalaciones del club México, D F, 19 de julio (apro)- El técnico del Cruz Azul, el argentino Rubén Omar Romano, fue secuestrado a mano armada aproximadamente a un kilómetro y medio de las instalaciones del club, en La Noria Romano, de 47 años, fue interceptado cuando se dirigía en dirección hacia Huipulco por cinco sujetos que, a balazos y con violencia, lo obligaron a descender de su camioneta BMW gris, placas LYC 2963, del Estado de México, de su propiedad, poco después que el entrenador realizó una breve escala en el camino para cargar combustible en la gasolinera más próxima al club En las inmediaciones de La Noria, algunos testigos aseguran haber escuchado, por lo menos, cuatro detonaciones ?la camioneta luce un impacto Entrada la tarde, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública habían localizado cuatro casquillos, uno de rifle R-15 y tres más de calibre 45, sin rastros de sangre El plagio fue perpetrado con el típico modus operandi de los secuestradores: alrededor de las 14:20, el técnico argentino fue interceptado por una camioneta Trail Blazer negra, que lanzó al vehículo del entrenador cruzazulino contra la pared, al tiempo que una Tracker blanca, matrícula 159 RKP, le cerró el paso sobre la avenida Guadalupe I Ramírez, en el poblado de Santa María Tepepan Inmediatamente, Romano fue bajado de su unidad y lo subieron con violencia a la Tracker, abandonada metros más adelante Pero la pretendida búsqueda del timonel de los cruzazulinos fue suspendida abruptamente casi una hora después, por un error de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, que confundieron a Romano con su auxiliar técnico Norberto Scoponi ?el primero del equipo en presentarse al lugar--, a tal grado que llegaron a asegurar que Rubén Omar ya estaba en las instalaciones de La Noria Ello obligó a interrumpir la persecución aérea y terrestre contra los sujetos que privaron de la libertad al argentino Minutos después de los acontecimientos, el vicepresidente del Cruz Azul, Alfredo Álvarez, confirmó a W Radio el secuestro del técnico, que en el torneo anterior clasificó al equipo en el primer lugar de la tabla general Hasta el cierre de esta edición, la directiva de Cruz Azul seguía sin emitir el boletín de prensa que garantizó una vez se confirmara el plagio La camioneta de Romano presentaba un impacto de bala a la altura del hombro derecho del conductor, además de algunas de sus pertenencias: un saco sport beige ubicado sobre el respaldo, su radio, su celular y el inseparable encendedor, reconocidos por el auxiliar técnico Scoponi, quien confirmó que identificó el vehículo del entrenador por el dibujo con plumón negro que luce en la parte delantera Norberto Scoponi, también entrenador de los porteros de Cruz Azul, reveló que él viajaba en su vehículo a escasa distancia de Romano, pero nada anormal observó durante el breve trayecto a partir que el técnico abandonó las instalaciones de La Noria A las 17:00, las camionetas Trail Blazer negra, la Tracker blanca y la BMW de Romano fueron retiradas del lugar, y el fiscal de la delegación Xochimilco, Raúl González, ofreció algunas pistas en breve rueda de prensa: --Hemos ubicado dos vehículos: una Tracker y una Trail Blazer, ambas con reporte de robo con violencia, el día de ayer (lunes); uno en la delegación Álvaro Obregón y otro en Gustavo A Madero El fiscal explicó que con estos dos vehículos, los presuntos secuestradores ejecutaron el móvil "y posteriormente se dieron a la fuga en otra unidad Vamos a verificar, porque fueron robos con violencia, y ver si hay alguna relación (con una banda) Por lo menos es un hecho bien ejecutado" Y reveló: "Tenemos dos testigos" El fiscal refirió que de acuerdo con los primeros testimonios, "fueron cuatro sujetos los que participaron" en el plagio "Al parecer el técnico se resistió un poco a que lo subieran a la Tracker, que posteriormente fue abandonada" Los casquillos fueron enviados a un laboratorio de la delegación Coyoacán a efecto de buscar huellas, "y algún indicio de los responsables", refiere el fiscal --¿Tienen algún indicio de la ubicación de Rubén Omar Romano? --Hasta el momento no En Guadalajara, José Romano viajó por la tarde a la Ciudad de México a la espera de noticias de su hijo, en tanto que la esposa y las hijas del técnico permanecían en Argentina, de vacaciones En la Perla Tapatía, José Romano es el responsable de administrar el restaurante propiedad de su vástago Entre amistades y familiares que llegaron al restaurante, José Romano dijo entre sollozos: "El dinero sirve para vivir; no sirve para otra cosa Lo importante para mí es verlo crecer con sus hijas y con su esposa, él es una persona muy buena que no le ha hecho mal a nadie Lo único que deseo es que regrese sano y salvo"

Comentarios