Presentan al Senado de EU propuesta antimigrantes

miércoles, 20 de julio de 2005
* Sugiere deportar a indocumentados en un lapso de 5 años * El proyecto, sin tope en el número de trabajadores temporales Washington, 19 de julio (apro) - Bajo la premisa de que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Bill Frist, advirtió que este año no se someterá a votación ningún proyecto de ley para la reforma migratoria, dos de sus colegas de partido y Cámara, John Cornyn, de Texas, y Jon Kyl, de Arizona, presentaron una propuesta que pretende deportar a todos los indocumentados que hay en Estados Unidos en un plazo de 5 años El nuevo proyecto de ley de los dos senadores republicanos de estados fronterizos, ofrece empleo temporal por cinco años a todos los inmigrantes indocumentados que cumplan con los requisitos necesarios para obtener el visado de trabajo, pero al cumplirse el plazo de servicio, se les obliga a salir deportados a su país de origen "Tiene que haber un sistema migratorio que circule entre México y Estados Unidos; con esta legislación, los trabajadores indocumentados que se acojan a él tendrán la oportunidad de regresar a sus países de origen con los ahorros y conocimientos que necesitan", dijo en conferencia de prensa el senador Cornyn La nueva propuesta republicana en materia migratoria, reafirma la posición de este partido respecto de los inmigrantes indocumentados, a quienes les niega cualquier oportunidad de encontrar un mecanismo legal para regularizar el estatus de residencia "Creemos que es consistente con las ideas del presidente (George W) Bush en el tema migratorio", agregó por su parte el senador Kyl, haciendo alusión directa a que el mandatario estadunidense se opone a cualquier proyecto de ley para la reforma migratoria que ayude a los indocumentados a conseguir la residencia permanente en Estados Unidos Los senadores republicanos que en todo momento aludieron a su conocimiento del asunto migratorio, por ser de los estados receptores de indocumentados, aclararon que, a diferencia de otros proyectos, el suyo no pone ningún tope sobre cuántos indocumentados pueden acogerse al programa para conseguir empleo temporal Extraoficialmente se estima que, en estos momentos, hay unos 10 o 12 millones de indocumentados en Estados Unidos, y que de este total, cerca de 6 u 8 millones son mexicanos "México necesita ser un país con atractivos para que regrese su gente", anotó el senador republicano por el estado de Arizona Dividida en seis incisos, la idea legislativa de Cornyn y Kyl pretende fortalecer la aplicación de las leyes migratorias ligadas a la seguridad fronteriza, por eso aclararon que su oferta de empleo temporal no pretende compensar con la residencia legal a todos aquellos extranjeros que, violando las leyes migratorias, se encuentran en Estados Unidos En el sentido estricto de la aplicación de las leyes para fortalecer la vigilancia fronteriza, el proyecto de los dos senadores republicanos propone hacer más eficaces y estrictos los programas de revisión en los puertos y puestos migratorios, con la tecnología necesaria para hacer las pruebas biométricas a todos los extranjeros que lleguen a Estados Unidos Historial criminal y familiar En paralelo, a todos los inmigrantes indocumentados aceptados en el plan de empleo temporal, se les harán exámenes rigurosos y detallados sobre su historial criminal y familiar Pide más dinero al Congreso federal para la contratación de más agentes de la patrulla fronteriza, y para instrumentar un sistema de emisión de seguro social exento de fraude para que los empleadores que contraten a los acogidos en el programa de empleo temporal, tengan la certeza de que no dan empleo a criminales Del empleo temporal, la legislación ofrece una visa tipo W, con duración de dos años, pero condicionada a dos renovaciones, aunque imponiendo al trabajador extranjero a que pase un año completo en su país de origen, lo que hace que el plazo definitivo del empleo temporal sea de cinco años Respecto de la unificación familiar, la legislación permite que los familiares extranjeros de los trabajadores congregados en el plan de empleo temporal, obtengan un permiso anual de 30 días para estar con su pariente en Estados Unidos, pero el proyecto de ley es muy ambiguo para el caso de los inmigrantes indocumentados que ya tienen hijos con nacionalidad estadunidense La legislación advierte que si un inmigrante indocumentado que entra en el plan de empleo temporal se queda en Estados Unidos al expirar su visado tipo W, tiene un plazo de tres días para abandonar al país, pues de lo contrario queda sujeto a una multa anual de 2 mil dólares, además de eliminar toda posibilidad eventual de obtener algún día la residencia legal en la Unión Americana

Comentarios