Noticias no da risa

jueves, 21 de julio de 2005
México, D F, 20 de julio (apro)- El mismo día que el secretario de Gobernación, Carlos Abascal, ordenaba una investigación sobre las agresiones a las instalaciones del diario Noticias de Oaxaca, y condenaba la incapacidad de las autoridades estatales para resolver el conflicto, al tiempo que organizaciones gremiales de periodistas y de derechos humanos condenaban el ataque, el gobernador Ulises Ruiz afirmó que este conflicto le da "risa" y, de paso, quiso dar lecciones de periodismo Florido como suelen ser los lenguajes cerrados de los adoradores de la mano dura, Ulises Ruiz negó que el caso de Noticias se tratara de un ataque a la libertad de expresión, deslindó a su gobierno del conflicto ?a pesar de la presencia documentada y filmada del subprocurador estatal Wilfrido Almaraz en la irrupción violenta a las instalaciones del rotativo en la noche del lunes 18 de julio-- y, de paso, le reprochó a periodistas ?en especial al noticiario televisivo de Javier Solórzano en Canal 52 que ha dado una cobertura puntual al conflicto-- se dedicaran a "los chismes" y que no difundieran los festejos de la Guelaguetza, la tradicional festividad oaxaqueña Sus palabras retratan a Ulises Ruiz de cuerpo entero Según el reporte del corresponsal de Apro en Oaxaca, Pedro Matías, el heredero del sultanato que fundó José Murat en esta entidad declaró: "Están obviamente medios de comunicación que han estado mintiendo, de la misma forma que el tuyo ?se dirigió a la corresponsal de MVS-Noticias 52--, que están desvirtuando en lugar de estar hablando bien de la Guelaguetza, de la fiesta, de lo positivo, de la derrama económica; están más en el chisme y en la situación de que pasó esto y el otro (sic), cuando yo no tengo absolutamente nada que ver" Aceptando sin conceder que efectivamente el mandatario estatal oaxaqueño estuviera al margen del "conflicto laboral" en el caso de Noticias, esta simple declaración es suficiente para alarmar a cualquiera Resulta que al señor Ruiz no le gusta que hablen de los conflictos políticos y sociales de su entidad Para él lo importante es "la fiesta", "lo positivo", y todos aquellos hechos que den una versión incómoda, serán señalados, vilipendiados o, como en el caso de Noticias, agredidos sistemáticamente Ulises Ruiz desafía no sólo a la razón sino al ejercicio mismo del derecho a la información Sus desplegados financiados en la prensa nacional ?en especial, en La Jornada-- son otra muestra de su estilo pendenciero, envolviéndose en la bandera de la indignación anticentralista Al responderle al secretario de Gobernación, Carlos Abascal, Ruiz advierte: "No acepto los señalamientos vertidos por usted sobre la actuación del gobierno de Oaxaca en este asunto, y le reclamo el hecho de que sin contar con la información del caso, lo que supone su función como titular de la Secretaría de Gobernación y anteriormente como secretario del Trabajo, califique la capacidad del gobierno oaxaqueño, que no ha hecho más que cumplir eficientemente con su responsabilidad y con lo que ordena la ley y la Constitución" De nueva cuenta, en este párrafo brota el talante autoritario que tanto le ha costado en términos de convivencia social a Oaxaca desde el gobierno de su antecesor, José Murat ¿Cómo acreditar el respeto a la legalidad y a la Constitución por parte de Ruiz si nunca se investigaron los antecedentes de las agresiones al rotativo (sus instalaciones fueron intervenidas, les robaron ejemplares, se les estigmatizó en otros medios locales), y mucho menos si ante la vista de todos, un grupo de encapuchados irrumpió en las instalaciones de Noticias para destruir su propia fuente de empleo? ¿Es eficiente un gobierno que se dedica a pagar desplegados en la prensa nacional para condenar a sus críticos? ¿Es respetuoso de la legalidad un gobernador que cree que es un asunto de "risa" las denuncias de los trabajadores de Noticias? ¿Es responsable un mandatario estatal que se dedica a hostigar a los periodistas que no se dedican a escribir gacetillas a gusto de sus intereses? El caso Noticias puede significar el principio del fin de un estilo gorilesco que ha dominado a la política oaxaqueña o, peor aún, la señal más clara de los aliados de Roberto Madrazo de que ellos "sí saben cómo hacerlo" frente sus críticos En ninguno de ambos escenarios y parafraseando el eslogan foxista: las malas Noticias no dan risa Comentarios: jvillamil@procesocommx

Comentarios