La opacidad y la primera dama

jueves, 28 de julio de 2005
México, D F, 27 de julio (apro)- A la primera dama, Marta Sahagún, ya no le alcanzan las faldas tan alabadas por su cónyuge para entablar demandas por daño moral contra periodistas, como Olga Wornart, y medios como Proceso, a fin de ocultar los gastos de su vestuario ni frenar las investigaciones de una comisión especial de la Cámara de Diputados sobre los negocios de sus hijos Ahora el IFAI también ha ordenado a la Secretaría de la Función Pública (SFP) entregue la información completa sobre una investigación realizada en torno a un presunto fraude en el DIF, que involucra a uno de sus hermanos, Alberto Sahagún Jiménez, de acuerdo con el recurso de revisión 00826/05 resuelto este miércoles por unanimidad de votos en el pleno del instituto El elemento clave de estos últimos escándalos y de la airada reacción del presidente de la República para defender a su esposa y copartícipe en el ejercicio del poder es uno: la opacidad La falta de rendición de cuentas, de transparencia en el manejo de los recursos derivados del presupuesto público, así como de sus gastos personales, está provocando una imparable espiral fiscalizadora que ni las recriminaciones presidenciales ?como la que hace unos días lanzó Vicente Fox contra tres diputadas federales-- pueden frenar Sólo falta que el primer mandatario haga uso de la investidura presidencial para reprender a los consejeros del IFAI, así como lo hizo al señalar a la diputada del PRD, Malú Micher, vieja conocida del foxismo desde Guanajuato, por osar investigar a los hijos de la primera dama, como si una de las funciones de los propios legisladores no fuera justamente indagar aquellos asuntos que involucran el manejo de recursos públicos En el caso del IFAI es un hecho que las solicitudes de acceso a la información que han alcanzado mayor resonancia en los últimos días son aquellas que involucran los gastos de la pareja presidencial, y en particular de la primera dama, ya que existe un severo déficit de transparencia y de rendición de cuentas en el uso y abuso de un poder de hecho, que sólo puede ser acotado con los mismos instrumentos del derecho Si en realidad no hay nada qué ocultar ni excesos qué subastar, todas estas peticiones de información serían anécdotas sin sentido El problema está en que a cada una de estas demandas o revelaciones, el primer mandatario y la propia Marta Sahagún responden de una forma tan airada que sólo cabe la posibilidad de creer que a la pareja presidencial le preocupa más la luz sobre el manejo opaco de su actividad pública La resolución del IFAI trasciende ya el círculo de los hijos de la primera dama, y apunta hacia su hermano Alberto Sahagún Jiménez, sobre quien efectivamente la Secretaría de la Función Pública realizó una investigación a raíz de una denuncia interpuesta en el órgano interno de control del sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Es sintomático que esta nueva orden de información completa se produzca tres días después que el Poder Judicial resolviera que los servidores públicos no pueden ampararse en contra de una resolución del IFAI En este sentido, a la Secretaría de la Función Pública sólo le queda el único camino viable y sano para eliminar la suspicacia: entregar la información solicitada Comentarios: jvillamil@procesocommx

Comentarios