Aprueban asambleístas la renuncia de AMLO al GDF

sábado, 30 de julio de 2005
* Impugnan priistas el desdén del tabasqueño para dialogar con minorías en la ALDF México, D F, 29 de julio (apro)- La renuncia de Andrés Manuel López Obrador fue aprobada por la mayoría de las fracciones de la Asamblea del Distrito Federal, con apenas la abstención de los siete legisladores priistas, que impugnaron el "nulo interés" del aspirante presidencial para dialogar con los grupos minoritarios del órgano legislativo La discusión de las condiciones de "gravedad" que argumentó López Obrador para separarse del cargo, y que se enmarcan en su deseo de contender por la candidatura del sol azteca a la Presidencia, fueron consideradas suficientes por 55 diputados que aprobaron el dictamen elaborado por la Comisión de Gobierno, encabezada por Carlos Reyes Gámiz El diputado Jorge Alberto Lara Rivera señaló que la fracción panista, a la que representa, votaría a favor del dictamen, toda vez que "desde hace varios meses la Ciudad de México estaba en una circunstancia de extrema gravedad, con un jefe de gobierno utilizando sin pudor alguno todos los recursos legales, pero también los ilegales, para hacer una promoción lo más abierta, lo más agresiva, lo más fuerte de su propia imagen con fines partidistas" Esta situación, aseguró el legislador, es innegable incluso para los diputados del PRD, que "hoy piden la separación del cargo de algún secretario que está incurriendo exactamente en lo que varios meses, años, hizo López Obrador desde su puesto de jefe de gobierno" Esto en referencia al activismo de Marcelo Ebrard, que fue factor de división en la fracción perredista y que motivó se condicionara la aprobación de la propuesta de Alejandro Encinas como sustituto de López Obrador, por garantías de que no se utilizaran los programas sociales para favorecerlo en sus intenciones de conseguir la candidatura a la jefatura del GDF Al diputado Jaime Aguilar Álvarez le correspondió fijar la posición del PRI, que se abstuvo en la votación El priista argumentó que, al modificarse la Ley Orgánica por la bancada perredista, que eliminó la condición de que fuera una mayoría calificada y no absoluta la que aprobara la separación del cargo y el nombramiento del nuevo jefe de gobierno, impidiendo "a quienes representamos las minorías, que toda juntas somos aproximadamente 60% de los votos del Distrito Federal" Además, puntualizó, desde que la actual fracción del PRI tomó posesión, buscó un encuentro con López Obrador, sin que recibieran respuesta; "ni siquiera se nos dio una razón de por qué no era conveniente para el entonces jefe de gobierno reunirse con las fracciones parlamentarias que no eran de su partido" Luego de la votación, el diputado tricolor Mauricio López Velásquez cuestionó el segundo artículo transitorio del dictamen, que refiere que entraría en vigor una vez que la Asamblea Legislativa nombrara al sustituto, lo que significaría que "habrá dos jefes de gobierno en un mismo momento" La disposición se incluyó para evitar que Alejandro Encinas quedara fuera, ya que si no se llegaba a acuerdos de que fuera él quien sustituyera a López Obrador, tendría que asumir como encargado de despacho, y en esa calidad legalmente quedaba desacreditado para ser jefe del GDF sustituto Ante las dudas del legislador tricolor, el presidente de la Comisión de Gobierno se limitó a contestar que ya se había "declarado la validez de dicha discusión", y leyó el dictamen En el receso declarado por la mesa directiva, el todavía secretario de Gobierno sostuvo reuniones con cada una de las fracciones, a fin de legitimar su designación, que sería sometida a votación este mismo viernes Habilitado el salón Heberto Castillo como sala de sesiones, luego que los dirigentes de las fracciones legislativas se negaron a asistir a las oficinas de la Asamblea localizadas a un costado de la jefatura de gobierno, Encinas recibió durante 20 minutos a cada una de las fracciones La más dura de convencer fue la priista, quienes le adelantaron que no votarían a favor de su nombramiento porque ello significaría "coincidencia con un proyecto de gobierno o un trabajo en coalición, lo que no es el caso" Mauricio López Velásquez señaló a Apro que en el encuentro, que en el caso del PRI duró una hora, le plantearon a Encinas las "deficiencias del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y el nulo diálogo con la oposición" Dijo que la fracción comprometió a Encinas a "no convertir el Gobierno del Distrito Federal en casa de campaña de López Obrador ni de nadie, y que para ello se tomarían medidas preventivas claras, aprovechando la nueva ley de transparencia y auditando los padrones de los beneficiarios de los programas sociales" Destacó que, pese a la oposición del PRI a su nombramiento, Encinas se comprometió a reunirse con la fracción en días próximos Antes de estos encuentros, Encinas declaró que "más que estar de acuerdo o no" en las exigencias que le hicieron los mismos miembros de su partido para nombrarlo sustituto de López Obrador, "es un asunto de principios, de ética y sobre todo de legalidad, de garantizar que no se van a utilizar los programas en servicio de partido o candidato alguno" Concluyó que más que un compromiso, como autoridad tiene el "deber y la obligación de garantizar imparcialidad, esa es una responsabilidad que tendré que asumir" El dictamen elaborado para designar al jefe de gobierno sustituto, señala que una vez designado Alejandro Encinas Rodríguez, tomará protesta el próximo martes 2 de agosto a las 11:00 horas en el recinto legislativo de Donceles El decreto se envió para ser publicado en el Diario Oficial de la Federación, así como en la Gaceta capitalina

Comentarios