Alemania: Schröder gana perdiendo

lunes, 4 de julio de 2005
Berlín, 4 de julio (apro) - Tal como se lo proponía, el canciller socialdemócrata Gerhard Schroeder perdió la moción de confianza presentada al Parlamento alemán Ahora el presidente Horst Köhler tiene 21 días para decidir la disolución del Parlamento, que dé paso a comicios generales el próximo 18 de septiembre, un año antes de la convocatoria regular El motivo expuesto por el canciller para someterse al voto de confianza es la falta de respaldo permanente dentro de sus propias filas, lo que restaría a su gobierno capacidad de obrar La decisión de solicitar las elecciones anticipadas, fue tomada en mayo, al perder la coalición Socialdemócrata-Verde las elecciones en Renania del Norte Westfalia, tras varias derrotas en otros estados alemanes A través de los comicios adelantados, el gobierno intenta buscar una nueva legitimación frente al electorado, a fin de seguir adelante con su programa de reformas Voto de parlamentarios Después que el canciller y los jefes de cada bancada hicieran uso de la palabra en el Bundestag, en discursos donde la campaña electoral asomó con vehemencia, se dio lugar a la votación Sobre 595 votos emitidos por los parlamentarios, 151 fueron positivos, 296 negativos y hubo 148 abstenciones El resultado pareció conformar a todos Al canciller, porque una vez más ha tomado la iniciativa, enmedio de un panorama declinante, con creciente pérdida de popularidad A la oposición conservadora, porque cuenta con inmejorables posibilidades de asumir el gobierno Pero también 71% de los ciudadanos se ha expresado, según diferentes encuestas, a favor de adelantar las elecciones A pesar del "éxito" de Schröder, conseguido, paradójicamente, al perder el voto de confianza, aún no es seguro que haya elecciones en septiembre Con anterioridad el Parlamento debería ser disuelto Y para ello el presidente alemán debe convalidar la forma en que tuvo lugar la votación y los motivos esgrimidos por el canciller Caso contrario, el presidente puede negarse a disolver el Parlamento, con lo que, eventualmente, la situación actual podría mantenerse hasta las elecciones regulares de 2006 Voto táctico La votación de la bancada socialdemócrata puede calificarse de táctica Con una combinación de votos positivos y abstenciones se buscó una fórmula convincente y que no dañe simbólicamente las posibilidades del actual canciller y candidato a sucederse "Un canciller que se abstiene de votar por sí mismo, es un canciller que ha perdido la confianza en sí mismo", dijo en su discurso el diputado Verde, Werner Schulz, quien calificó la sesión como una farsa, y dijo que se estaba vaciando de contenido el artículo 68 de la Constitución Schulz, al igual que otros diputados, ha anunciado que presentará una demanda ante el Tribunal Constitucional, alegando que la pérdida del voto de confianza se consiguió mediante un procedimiento inválido, y que la disolución del Parlamento daría por terminados sus mandatos de manera ilícita Cabría entonces la posibilidad de que los jueces del máximo tribunal alemán, con sede en Karlsruhe, rechazaran lo actuado Según algunos medios alemanes, una parte de estos jueces ve de forma crítica el proceder de la clase política Algunos juristas cuestionan el hecho de que la moción de confianza se pierda de forma intencionada, a pesar que la coalición Socialdemócrata-Verde cuenta todavía con una mayoría fiel en el Parlamento Eso quedó demostrado una vez más un día antes de la votación, cuando la bancada oficialista aprobó 70 leyes con sus propios votos En caso de que Horst Köhler se niegue a disolver el Parlamento, los partidos podrían decidir una reforma urgente de la Constitución, que también quedaría sujeta a la aprobación del Tribunal Constitucional Sin embargo, varias voces han criticado dicha posibilidad, ya que consideran que una modificación de la legislación por deseo de algunos políticos ocasionaría una mayor pérdida de credibilidad en la política En caso que la presión y el desgaste de una situación política inestable e irresuelta, llevaran a Gerhard Schröder a presentar la renuncia, el Parlamento debería elegir un sucesor Si éste no contara con una mayoría propia, es decir, con 301 de los 601 votos, entonces el elegido debería pedir una moción de confianza, solicitándole al presidente alemán la disolución del Parlamento y una convocatoria a elecciones Las tendencias Tanto la oposición conservadora, reunida en la Unión de Demócratas y Socialcristianos (CDU-CSU), como también del Partido Liberal (FDP), saludaron la posibilidad de que se realicen elecciones anticipadas Dicha coalición tendría buenas posibilidades de triunfo en los comicios del 18 de septiembre La decisión de Schröder es considerada por algunos incluso como un acto patriótico, ya que privilegia el interés de Alemania a su eventual continuidad en el gobierno "Schröder es un hombre que prefiere presentarse como una persona activa, que desea decidir sobre la ley y la acción", dice a Apro Gero Neugebauer, catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Libre de Berlín "El temía, y los medios acrecentaron ese sentimiento, que ninguna iniciativa de su gobierno podría lograr la aprobación del Consejo Federal, la Cámara alta, donde la oposición cuenta con la mayoría" Ahora la ciudadanía podrá votar a favor o en contra de su programa de reformas muy criticado por la oposición y por amplios sectores de la población La objeción más dura contra el gobierno es la de no haber cumplido con la promesa electoral de reducir el nivel de desempleo La reforma laboral Hartz IV, que entró en vigor en enero, no arrojó hasta ahora resultados positivos Alemania suma casi 5 millones de desocupados Por otro lado, el nivel de crecimiento económico en el país, que un tiempo fue considerado el motor de la Unión Europea, se encuentra por detrás del registrado en el resto de Europa (16% en 2004) Y todo parece indicar que el presente año tampoco habrá una clara recuperación económica El gobierno socialdemócrata-verde también perdió popularidad por la puesta en marcha de las reformas sociales comprendidas en la llamada Agenda 2010 Los ciudadanos vieron afectados sus intereses y criticaron el hecho de que tales medidas provinieran precisamente de un gobierno socialdemócrata Las críticas hicieron crecer la disidencia dentro del propio partido "El SPD se encuentra en una crisis", dice Neugebauer a Apro "Ésta se percibe en la falta de unidad entre sus diferentes sectores La crisis es resultado de la actitud del canciller frente al partido y la fracción parlamentaria Es una reacción ante la costumbre del canciller de formular su política sólo en un círculo pequeño" Candidata a canciller De realizarse las elecciones hoy en Alemania, la oposición conservadora de democristianos y socialcristianos (CDU-CSU), cuya candidata es Angela Merkel, obtendría 47% de los votos que, sumados a 6% de los liberales (FDP), le darían una mayoría en el Bundestag Los socialdemócratas (SPD), con 26%, y los verdes, con 7%, alcanzan apenas 33% "Es posible que la lucha electoral resalte sobre todo las cualidades de los candidatos a la cancillería, más que el programa de éstos En ese caso Schröder podría apostar a su calidad de liderazgo, más que Merkel, quien no cuenta con experiencia en la discusión política a nivel gobierno", dice Neugebauer "Otro grupo de electores podría poner atención sobre todo en la solución a los principales problemas que enfrenta el país, tales como el mercado de trabajo y la política económica Es probable que algunos electores no tomen en cuenta ninguno de estos factores, sino que sólo deseen emitir un voto de protesta, en contra de la política actual" De ser elegida en septiembre, Angela Merkel sería la primera canciller en la historia de Alemania El hecho de que provenga del Este alemán, y su condición de mujer que hace política en un partido como el Democristiano, dominado por los hombres, le resta poder de negociación interno, pero le hace ganar simpatías dentro del electorado"Sólo entre 10 y 12% de los alemanes rechaza la idea de una mujer en el papel de canciller Pero la mayoría de los alemanes está en favor de que una mujer ocupe ese puesto", señala Neugebauer Alternativa socialista La crisis por la que atraviesa el Partido Socialdemócrata está claramente reflejada en el hecho de que numerosos simpatizantes se apresuraron a buscar refugio en la recientemente creada Alternativa Electoral Justicia Social y Trabajo (WASG), que fundó el antiguo dirigente del SPD, Oskar Lafontaine, y que cuenta con el apoyo de varios socialdemócratas del ala izquierda, disconformes con la política "neoliberal" de Schröder La alianza de este partido con el poscomunista Partido del Socialismo Democrático (PDS), con muchos votantes en el Este, se ha convertido en la tercera fuerza política del país, con 11% de aceptación en el electorado También el Partido Verde enfrenta actualmente una pérdida de simpatizantes, quienes eventualmente podrían buscar una opción en la coalición de izquierda "Los verdes se volvieron muy pragmáticos en su papel de socios en el gobierno", señala Neugebauer "Su fracción no se ocupó de corregir a los ministros como se hubiera esperado, sobre todo la posición del ministro de Asuntos Exteriores, Joschka Fischer, quien siempre se comportó como el presidente del partido, sin acoplarse lo suficiente a éste" Desde la alianza de izquierda no se desestimó la posibilidad de trabajar en el futuro junto a socialdemócratas y verdes, siempre y cuando los primeros recuperen sus principios de antaño En cuanto a la celebración de elecciones anticipadas en septiembre, la última palabra la tienen el presidente Horst Köhler y el Tribunal Constitucional Y hay que tener en cuenta que el artículo 68 de la Constitución alemana, para obtener dicho adelantamiento, ya fue usado con éxito por el socialdemócrata Willy Brandt en 1972 y, por el democristiano Helmut Kohl, diez años más tarde

Comentarios