Busca establecerse en EU nueva migración mexicana

lunes, 4 de julio de 2005
* Mujeres empoderadas destacan en las comunidades México, D F, 4 de julio (apro-cimac)- El embarazo de las adolescentes latinas en Dalton, Georgia ?en su mayoría mexicanas--, es ya un problema social Mientras la tasa de embarazo entre las jóvenes afroamericanas bajó a 48%, y entre las adolescentes blancas no-hispanas a 41%, entre las latinas se incrementó a 62% Una de cada siete jóvenes dio a luz en 2002 La cifra tiene mayor impacto si se toma en cuenta que de los 41 millones de latinas y latinos en Estados Unidos, 26 millones (669%) son de mexicanos Cifras basadas en el Censo 2000 revelan que en Dalton hay 27 mil 912 habitantes, 11 mil 219 son latinos y de ellos 9 mil 431 son mexicanos: 3 mil 678 mujeres y 5 mil 752 varones Los estados de Alabama, Georgia, Mississippi y Tennessee concentran 39% de las migrantes mexicanas, de acuerdo con la cónsul general de México en Atlanta, Remedios Gómez Arnau Lo anterior forma parte del estudio Las mujeres latinas en el sur, cuyos resultados serán integrados en un próximo libro, Ahora somos Latinas: narratives of de new georgians, de la investigadora del Instituto para los Estudios de la Mujer de la Universidad de Georgia, Roberta Fernández, cuya versión en español fue seleccionada como la mejor novela de 1991 por Multicultural Publishers Exchange Para la investigadora, que se identifica como tejana de quinta generación en la frontera tejana-mexicana, el embarazo de las jóvenes latinas obedece --según el diario Atlanta Journal-Constitution-- a que "en su mayoría vienen de áreas rurales de México, donde es común tener hijos/hijas en la adolescencia", y que "a causa de su religión es posible que no practiquen el control de la natalidad ni quieran tener un aborto" Informó que de acuerdo con la organización que sirve a las comunidades multiculturales de Georgia G-CAPP (Campaña Estatal de Georgia para la Prevención del Embarazo entre las Adolescentes), 80% de las jóvenes que se embarazaban en la adolescencia viven en la pobreza; la mayoría son madres solteras; gran parte de ellas han sido víctimas del abuso sexual e incesto En su estudio, Fernández retoma también un análisis antropológico de Jennifer S Hirsch (A courtship aftyer marriage: sexuality and love in mexican transnacional families Berkeley, U of California, 2004), realizado a varias sociedades mexicanas de inmigrantes en Atlanta y de varios pueblos de Jalisco y Michoacán, que revela que la migración cambia la construcción de género La diferencia mayor que se encontró es en cuanto la sexualidad y el amor visto en diferentes generaciones Las jóvenes buscan compañerismo en su matrimonio, mientras que las mayores consideran que la relación sexual es una obligación con la que hay que cumplir El matrimonio de los jóvenes es menos jerárquico y ellas hablan más abiertamente acerca de lo que consideran satisfactorio en la intimidad sexual; las mayores se quejan de que las jóvenes "no tienen vergüenza" Para las jóvenes, el matrimonio se define por la confianza, mientras que para sus madres el matrimonio se basa en el respeto La migrante piensa que ella es más firme con su compañero que las mujeres de su pueblo Tanto ella como las mujeres en México piensan que en Estados Unidos "la mujer manda" En cuanto a la fertilidad y el uso de contraceptivos, las mujeres en México dicen que tienen que enfrentarse con las órdenes rígidas del cura Las mujeres en Jalisco y Michoacán sienten que deben tener un hijo/hija "pronto" después de casarse Al contrario, la recién llegada a Atlanta piensa que puede gozar de su matrimonio antes de atarse con su primer hijo/hija Las mujeres de ambas generaciones piensan que "los hijos/hijas son la felicidad de la casa" Sin embargo, las jóvenes dicen que no necesitan tanta felicidad Establecerse, objetivo de migración Otro dato relevante del estudio de Roberta Fernández es el hecho de que en Dalton, Georgia, "la mayoría de los migrantes primarios eran mujeres ?las esposas, las hijas, las hermanas y las sobrinas--, lo cual sugiere que la motivación principal de la migración femenina es la reunificación familiar Además el caso de Dalton enfatiza una de las características principales de la nueva migración al sur de Estados Unidos: que las familias vienen con la intención de establecer una comunidad permanente en la que la mujer va a tomar un papel importante, y que indirectamente la "empodera", es decir, le permite tomar decisiones informadas y lograr una mayor autonomía Recuerda que la historia tradicional de la inmigración mexicana a Estados Unidos era de hombres solos a destinos históricos como Los Ángeles y Chicago Entre tanto, las mujeres los esperaban en sus lugares de origen como Michoacán, Zacatecas, Jalisco, Durango y San Luis Potosí, entre otros Investigaciones de Víctor Zúñiga, de la Universidad de Monterrey, destacan que "la nueva migración mexicana se va al sur de Estados Unidos, lo que incluye a las mujeres y a los infantes, lo que implica que esta nueva migración se va con la intención de establecer raíces" Tal situación se comprobó en Dalton, un pueblo al norte de Georgia, cerca de la frontera con el estado de Tenneessee, donde en el 2000 una cuarta parte de la población era latina; la gran mayoría mexicana, y su mano de obra había resucitado a la industria de las alfombras, desplazando a los lugares tradicionales de emigración como California y Texas

Comentarios