Pide la CEM investigar a fondo permisos de Televisa

jueves, 7 de julio de 2005
* Determinar si Creel cometió irregularidades, el objetivo *Se declara en contra de la legalización de casinos y casas de apuestas; los juegos de azar son inmorales, afirma Sandoval Iñiguez Lago de Guadalupe, Mex , 6 de julio (apro)- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) se declaró hoy "en contra de la legalización de los casinos y casas de apuestas"; y pidió que se investiguen a fondo los permisos que, como secretario de Gobernación, expidió Santiago Creel para abrir casas de juego en el país En conferencia de prensa, Juan Sandoval Iñiguez, arzobispo de Guadalajara; José Rafael Palma, obispo auxiliar de Yucatán; y Florencio Olvera, obispo de Cuernavaca, pidieron a las autoridades gubernamentales realizar una investigación en torno a los permisos otorgados por Creel, actual precandidato panista a la Presidencia de la República Sandoval Iñiguez señaló: "Nosotros reprobamos los juegos de azar porque son inmorales Pedimos que se investigue al precandidato panista para saber si es cierto que cometió irregularidades en la expedición de permisos" Agregó que, debido a que las impugnaciones contra Creel tienen una carga de política partidista, terreno donde la Iglesia no debe inmiscuirse, en el Episcopado "simplemente" dicen que "el juego es malo y que se investigue al señor Creel" En el mismo tenor, Florencio Olvera aclaró: "Nosotros los obispos no somos jueces, sólo señalamos el mal", por lo que "corresponde a los tribunales aclarar las cosas" Por su lado, Palma agregó que también "es conveniente hacer una revisión a fondo de la legislación en la materia", ya que, dijo, los juegos de azar "atentan contra la familia y la moralidad" De esta manera, los obispos censuraron los 176 permisos para centros de apuestas ?65 de los cuales se dieron a la empresa Televisa-- que otorgó Creel poco antes de dejar la Secretaría de Gobernación Durante la conferencia, el arzobispo Sandoval Iñiguez fue cuestionado por los reporteros, debido a que rechaza los centros de apuestas, pero sostiene una estrecha amistad con el prominente empresario del juego José María Guardia, dueño del Hipódromo de Ciudad Juárez y señalado por tener presuntos vínculos con el narcotráfico "Sí, él es mi amigo Pero yo personalmente le he dicho que su negocio no es bueno, que no estoy de acuerdo con eso Si no tuviera ese negocio, sería un gran amigo mío", respondió Sandoval Iñiguez Agregó que los impulsores de los juegos de azar en México argumentan que éstos ofrecen fuentes de trabajo y dan diversión a las familias, "pero nada de eso es cierto porque, al contrario, propician la bancarrota de pequeños empresarios que deben cerrar sus empresas, debido a sus deudas de juego Y el ambiente de esos centros, donde impera el vicio, es sólo para tahúres y apostadores, nada tiene que ver con la familia" En el marco de su LXXIX asamblea plenaria, realizada en la sede del Episcopado, los obispos dieron a conocer un comunicado de la CEM, en el que reiteran que "los casinos en nada benefician la situación económica de la sociedad mexicana Por el contrario, quienes abogan desde el ámbito público y privado por la apertura de ese tipo de negocios, proponen un espejismo de crecimiento económico, que únicamente conllevará a empobrecer más a los pobres y enriquecer más a los ricos, además de que se da la oportunidad a que se abran brechas a grandes inversiones de dudoso destino y difícilmente controlables" El episcopado señala que "México no tiene la capacidad social ni política para crear una estructura que introduzca en la legalidad a los casinos y casas de apuestas; los costos y perjuicios que deja el juego en los países industrializados, se varían aquí multiplicados por la pobreza, el desempleo y la debilidad de algunas de nuestras instituciones, como las policías, los agentes del Ministerio Público y los tribunales" "Nos oponemos a la operación de casas de apuestas que actúan con simulación, al amparo de permisos y concesiones otorgados Por lo que es necesario corregir el desorden y las ambigüedades, investigando y regularizando los permisos ya otorgados", agregaron Por último, hicieron un llamado a empresarios, políticos, legisladores y líderes de opinión, para que se opongan a la legalización de los casinos y contribuyan, más bien, "al desarrollo cultural, económico y político sin dejarnos engañar por las falsas promesas que ofrecen el dinero fácil"

Comentarios