Londres: La vulnerabilidad

sábado, 9 de julio de 2005
Madrid, 8 de julio (apro) - Después de la alegría de haber ganado la candidatura olímpica de 2012, Londres pasó del júbilo y la algarabía, a la desolación y la muerte Nadie es invulnerable al terrorismo Londres se ha convertido en la tercera ciudad occidental herida por el terrorismo islámico de Al Qaeda El famoso "trío de las Azores", aquella imagen histórica en donde participaron George Bush, Tony Blair y José María Aznar para avalar la invasión a Irak mantiene una historia común luego de casi cuatro años Los terroristas no perdonan y han decidido vengarse a su manera: sembrando el terror En esta ocasión una célula hasta ahora desconocida: "Grupo Secreto de la Yihjad de Al Qaeda en Europa" ha reivindicado el atentado, vía Internet, con el siguiente mensaje: "Gran Bretaña está ahora ardiendo de miedo" Y es que la forma de operar de los terroristas hace pensar que no se trata de atentados improvisados por unos "fanáticos" principiantes, se trata de una operación sumamente bien estructurada en donde participó un número importante de personas Las similitudes con los atentados del 11-M de Madrid son especialmente llamativas Las bombas fueron colocadas estratégicamente en medios de transporte para que explotaran escalonadamente en un corto plazo de tiempo, a fin de causar el mayor daño posible Así mismo, la hora en la que fueron estalladas fue elegida para que afectara a numeroso público, ya que a las nueve de la mañana es cuando la gente se desplaza a sus lugares de trabajo El atentado fue ejecutado sin previo aviso como sucedió en los trenes de cercanías de Madrid El itinerario del terror es espeluznante: la primera bomba estalló a las 8:50 horas en un túnel entre Liverpool Street y Aldgate, en la city londinense, el famoso distrito londinense Seis minutos más tarde, una segunda bomba estallaba en un túnel entre King?s Cross Station y Russel Square, justamente a espaldas del Museo Británico, un punto típico de turistas La tercera explosión se produjo a las 9:17 en Edgware Station Y para cerrar la matanza, a las 9:47 la cuarta bomba hacía volar el techo de un autobús de dos pisos en Tavistock Square, luego de hacer el recorrido entre Hackney al este de Londres y la famosa estación de Marble Arch, en pleno centro comercial de Oxford Street Las imágenes de ese Londres desolado por la tragedia, estremecen a cualquiera A partir de las diez de la mañana cientos de personas quedaron atrapadas en los túneles, mientras otros tantos se desplazaban caminando por una ciudad inundada de sirenas, llanto y dolor A diferencia con Madrid donde nadie se esperaba un atentado como el que ocurrió el 11 de marzo, en Londres sus ciudadanos sabían que tarde o temprano tenía que ocurrir Las informaciones en el sentido de que el gobierno de Tony Blair había detenido otros tres atentados con extraordinario éxito gracias a sus servicios secretos y a las fuerzas policiales, no daba tranquilidad a sus ciudadanos Las autoridades británicas tenían centrada su seguridad en otro lugar muy lejos de Londres: Escocia, donde se celebra la reunión del G-8 con la protección de mil 500 agentes de los 30 mil que tiene Scotland Yard, por eso ante la magnitud de la tragedia del jueves, cientos de policías de los condados cercanos tuvieron que desplazarse a la capital Al igual que en Madrid, luego de los atentados los teléfonos móviles dejaron de funcionar por motivos de máxima seguridad nacional, y la angustia de cientos de personas por encontrar a sus seres queridos se hizo interminable Apenas dos horas después de los atentados, Tony Blair se dirigió a la nación arropado por los líderes del G-8, y posteriormente se desplazó a Londres: "Es especialmente bárbaro que esto haya ocurrido el día en que la gente se está reuniendo para intentar poner fin a la pobreza en África y para solucionar los problemas a largo plazo del cambio climático y el medio ambiente" Es increíble la miopía de Tony Blair, un hombre que ha sufrido una metarmofosis peligrosa que le ha transformado de un hombre de izquierda al "pelele de la Tercera Vía" ¿Qué espera el primer ministro británico? ¿Piensa que el mundo va a creer que los más ricos del mundo tenían la intención de solucionar la pobreza en la faz de la Tierra? La soberbia de Blair no tiene límites En lugar de pedir perdón por lo que ha hecho, por los cientos de soldados británicos enviados al "matadero" de Irak, por los errores de cálculo cometidos precisamente en esta especie de locura por el petróleo, sale con una explicación vaga y vergonzosa "Es razonable pensar que los ataques han sido diseñados para coincidir con el G-8", insistía el señor Blair, sin tener un mínimo de humildad y recordar que él fue parte fundamental en su apoyo a Bush para invadir a Irak ¿Es que acaso ya se le olvidó el famoso trío de las Azores que él mismo creó? ¿Acaso se le ha olvidado los miles y miles de muertos civiles que sigue habiendo diariamente en Irak? ¿Por qué el señor Blair no es capaz de hacer un mea culpa en estas condiciones? El problema radica en su soberbia Él pensaba que Inglaterra era invulnerable ante el terrorismo, pero se equivocó: la vulnerabilidad es general, y particularmente cuando está señalado con el dedo por sus acciones Los aeropuertos se han convertido en lugares donde se fusiona la extrema seguridad, pero hay cientos de lugares repletos de gente donde no hay ninguna medida de protección y donde desgraciadamente no puede haberla En eso radica precisamente la vulnerabilidad, en que la libertad de las personas no puede afectarse a tal grado de vigilar cada uno de sus movimientos en lugares públicos ¿Cuál es la solución que se plantea ahora? Crear un Estado policial parcial como en Estados Unidos, donde la Patriot Act controla los movimientos de millones de ciudadanos No se pueden implementar exhaustivos controles de seguridad en todos los lugares públicos de las grandes capitales, ni tampoco limitar el derecho al libre desplazamiento, porque si eso hicieran los demás gobiernos, se claudicaría ante el chantaje de los terroristas El príncipe Alberto de Monaco, que representa un "Estado de pandereta" convertido en vergonzoso "paraíso fiscal", decía en la reunión del Comité Olímpico que elegiría a la ciudad para el 2012, que Madrid era una ciudad insegura por el terrorismo de ETA El príncipe asiduo de las páginas de la prensa del corazón por sus escándalos íntimos, olvidó que ninguna ciudad del mundo es hoy en día segura Nadie está a salvo del terrorismo de Al Qaeda En lugar de utilizar la lucha antiterrorista como pretexto para reprimir y perseguir ciudadanos inocentes como sucede en el Estados Unidos de George Bush, los gobiernos tienen que intensificar su labor de inteligencia y especialmente la cooperación a nivel internacional ¿Quién será el próximo objetivo de Al Qaeda? Londres y Madrid han sido duramente castigadas El líder de las Azores fue reelegido en las urnas en su país, gracias al arma electoral del terrorismo, pero tampoco su país es inmune a esta terrorífica plaga Ningún ser humano está totalmente a salvo Y eso lo debemos admitir todos

Comentarios