Cede Guevara el trono de los 400 metros a Tonique

jueves, 11 de agosto de 2005
* Con el bronce, es la primera mexicana en subir al podio en tres campeonatos mundiales consecutivos Helsinki, Finlandia, 10 de agosto (apro) - El brazo en alto y la muestra gráfica de los bíceps marca una señal que es el comienzo del reencuentro con la historia de Ana Gabriela Guevara, que no ha podido revalidar el título mundial de los 400 metros planos, pero a cambio de ello entregó a México su primera medalla en este Campeonato Mundial de Atletismo En la final más esperada por los mexicanos, no hubo sorpresas: la actual campeona olímpica, Tonique Williams, de Bahamas, arrebató a la sonorense el reinado de dos años de supremacía mundial, y la joven estadunidense Sanya Richards ?la otra gran favorita-- se aseguró la presea de plata Guevara cerró la prueba con tiempo de 4981 segundos (su mejor tiempo del año, y primera vez que baja de los 50 segundos en la actual temporada atlética), Tonique Williams detuvo el cronómetro en 4955 y enseguida Sanya Richards, quien registró de 4974 Ana Gabriela Guevara cedió el cetro mundial, pero es ya la primera mujer mexicana en subir en tres ocasiones al podio en un mundial de atletismo de manera consecutiva La mexicana también ganó el bronce en Edmonton 2001 (4987) y el oro en Francia 2003 (4889) No fueron ni cortos ni fáciles los 400 metros recorridos por la atleta mexicana, quien tuvo que llegar a estas instancias con más dudas que certezas por esa caprichosa lesión en el talón de Aquiles del pie izquierdo que desde 2004 le ha impedido llegar a plenitud de sus facultades físicas Peor aún: una fría noche en Helsinki recibió a las ocho aspirantes al reinado de los 400 metros planos con una pertinaz lluvia Y aunque el arranque de esta final ubicó inmediatamente a la mexicana en el quinto casillero, el cierre resultó deslumbrante De pronto, en los últimos metros, todavía detrás del pelotón, Ana Gabriela decidió atacar con fervor al grupo puntero Esa acción levantó a una tribuna que se fue emocionando con los arrestos de otra seria aspirante al título, la bahamesa Williams, quien junto a Guevara y la rusa Svetlena Pospelova trataban de dar alcance a Sanya, quien fue siempre dueña de la iniciativa Williams, que corre como gacela, dio alcance a Sanya; Pospelova pagó tributo a la inexperiencia y no supo resolver la estrategia de Guevara fraguada desde el cuarto carril, especialmente cuando la mexicana consiguió aventajarla Y en un cierre con tintes espectaculares, Ana Gabriela por poco logra alcanzar a la joven estadunidense, quien en el arranque tomó una ventaja de siete metros sobre la sonorense "Pude haber arrancado un poquito antes, pero había mucho viento en contra y la verdad me surgía la duda de tronarme, no quería que se repitiera la historia de 2001; fui mesurada, no me importaba el color de la medalla Lo único que quería era subirme al podio", reflexionó Guevara al final de la extenuante prueba La estrategia funcionó conforme a lo planeado, "con todo y que nos costó un poco de trabajo entender la carrera y poder encontrar la manera en que se pudiera desenvolver Pero lo hemos logrado", dijo la sonorense, quien reveló que la clave estuvo en los últimos 50 metros, aunque reconoció: "Me faltaron algunos metros Por poco agarro a Sanya ?media zancada para la plata-, pero no hay problema La diferencia fue mínima" Ana, ya con la presea sujeta al cuello insistió que al margen del color del metal: "Ésta tiene mucho significado: soy la primera atleta mexicana en lograr tres medallas en un Mundial de Atletismo, lograr tres podios, cinco años en el top, y con todas las adversidades que hemos tenido en parte del 2004 y del 2005? No es fácil remar contra la corriente Por eso el crédito que nos hemos adjudicado Raúl (Barreda, su técnico) y yo, porque esta actuación ha sido fenomenal" El tercer lugar en Helsinki tiene una dedicatoria especial, su propio entrenador: "Nunca perdió la fe ni la esperanza de que esto sería posible y, finalmente, esta noche lo concretamos por el bien de los dos "Corrí con el corazón, buscando la línea en todo momento y me entregué con el alma Sigo en pie, sigo siendo parte de la elite Y ante todos los obstáculos que se me han puesto he logrado seguir creciendo como atleta, como ser humano, y esto no es otra cosa que una lección, y con obstáculos y sin obstáculos seguimos al frente", expresó la mexicana "Ha sido una noche increíble La verdad, la disfruté; y por poco cambia de color la medalla, pero estoy feliz de lograrlo", insistió Sobre los que dudaron de ella dijo al principio: "Dudas normales Por las marcas que se fueron dando en la temporada, era complicado aspirar a grandes cosas y era complicado decir: sí podemos, porque la nueva generación viene empujando muy fuerte, entonces surgían muchas incógnitas" Luego, remató como en su prueba misma: "Ahora se tendrán que tragar las palabras Hay que tener muchos cojones para venir a correr una final cuando te dicen que estás acabada? mucha gente no ha podido entender hasta ahora nada de mi carrera" Al final prometió: "Habrá Ana Guevara para rato" Para Ana Guevara, este mundial de Helsinki representa el fin de su temporada atlética del presente año Toledo, descalificado El velocista Juan Pedro Toledo ya estará pronto de regreso en casa al ser descalificado en los cuartos de final de los 200 metros planos por invasión de carril De cualquier manera, el tiempo registrado por el mexicano no le hubiese alcanzado para seguir con vida en el mundial, en su fase de semifinales: "No me voy ni triste ni apenado, me voy preocupado", reconoció el atleta mexicano, quien se quejó que el frío y el viento también obraron en su contra "Quizás haya salido muy pegado a la línea e invadido un poco otro carril o quizás lo invadí en la curva No sé Ése es un defecto en el que debo mejorar"

Comentarios