Los motivos de Marcos

jueves, 11 de agosto de 2005
México, D F, 10 de agosto (apro)- Once años después de su primera aparición pública Marcos presenta una faceta muy distinta a la que conocimos en 1994 Ya no es aquel guerrillero esbelto, lúcido, carismático y fresco, hoy se presenta pasado de peso y de ideas, gastado en sus planteamientos y sus propuestas, y sobre todo, cansado por no alcanzar sus principales objetivos Sin embargo, aún tiene el suficiente capital político y de imagen ante los medios como para levantar polvo con sus recientes declaraciones, que más que propuestas encaminadas al diálogo, parecen bravuconadas estudiantiles muy ajenas a la responsabilidad que tiene como representante y vocero de uno de los movimientos sociales más importantes del país en la últimas décadas como es el zapatismo Marcos tendrá sus motivos para expresarse como lo hizo el sábado 6 en la comunidad de San Rafael, municipio de Ocosingo, en una reunión con organizaciones sociales, estudiantiles y campesinas que acudieron a su llamado de discutir la "otra campaña" que ha iniciado con la emisión de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona Pero es evidente que Marcos y su discurso han sufrido desgastes importantes en los últimos años El representante del EZLN tenía poco más de cuatro años de no presentarse ante los medios en una reunión pública En todo ese tiempo de pausas silenciosas y comunicados, el subcomandante mantuvo la expectativa de ofrecer análisis inteligentes, aguzados y puntillosos, como los que hizo a lo largo de una década No obstante, la andanada de descalificaciones que a últimas fechas lanzó en contra de todos los partidos políticos y en especial contra el PRD, Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador, ha desconcertado a muchos de sus fieles seguidores, quienes ya empezaron a reclamarle que los ponga en una disyuntiva injusta e incomoda Marcos puede tener sus motivos para desmarcarse y poner distancia con López Obrador y el PRD, a pesar de que desde 1994 ha tenido de la mayoría de los militantes y líderes de este partido muchas muestras de apoyo Es posible que en el fondo de sus descalificaciones Marcos trate de conseguir mayor capital político para tener una mejor posición en la mesa de negociaciones en caso de que AMLO gane las elecciones presidenciales del 2006 En las negociaciones políticas es mejor tener un lugar propio y bien ubicado para conseguir mayores ganancias A pesar de su principal argumento de haber sido "traicionado", también es posible que Marcos haya roto con López Obrador por cuestiones personales, a pesar de que en 1995 el jefe del zapatismo le haya ofrecido todo su apoyo en aquellos momentos en que el perredista tabasqueño había decidido bloquear los pozos petroleros en protesta por el fraude cometido por Roberto Madrazo en Tabasco Las razones de este rompimiento podrían ir desde un choque de personalidades muy fuertes y egocéntricas, hasta diferencias de fondo para finiquitar el proceso de negociaciones en Chiapas, suspendidas desde 1996; o de la misma manera, podría haber diferencias claras en el proyecto de nación que ambos plantean, como es la reforma al sector energético y hacendario que AMLO ha dejado ver como una posibilidad y que Marcos califica como expresión del mercado neoliberal y del capitalismo A pesar de que el periódico La Jornada y el propio Marcos ya aclararon que nunca emitió la expresión: "Si están con ellos no están con nosotros", lo cierto es que al emitir las críticas y las diferencias con el PRD y López Obrador, el subcomandante sabía de la disyuntiva que iba a provocar entre los simpatizantes perredistas y por ello quiso curarse en salud al adelantar una justificación: "Vamos a enfrentar una campaña de desprestigio muy intensa, más que la que recibió en contra del movimiento de huelga de la UNAM en 1999" No se descarta que el subcomandante haya previsto los comentarios que ya se escuchan no sólo en los partidos y en el gobierno, sino en la calle, en las universidades y en los grupos familiares: que el EZLN y, más preciso, que Marcos ya rebasó sus propios límites y sólo está comprobando que recibió ayuda financiera de personajes importantes de la política nacional, como los hermanos Salinas de Gortari para sostener el movimiento por muchos años Esto, porque sus expresiones coinciden perfectamente con las críticas que los salinistas han hecho a López Obrador de que es un "autoritario" y un "dictador" Marcos ha alimentado todas estas especulaciones y muchas otras más que, independientemente de que sean ciertas o falsas, lo único que están provocando es un daño al movimiento indígena zapatista, pues lo mete de lleno a la pelea electoral y lo aleja de muchos de sus simpatizantes No se puede dejar de ver el contexto en que son emitidas las expresiones de Marcos; de hecho, es con base en el contexto político electoral como se explican y se dimensionan las descalificaciones a López Obrador y al PRD Es evidente que las mismas palabras no tendrían el mismo impacto si hubieran sido emitidas el año pasado, fuera del ambiente electoral Por eso no se puede aceptar la explicación del subcomandante de que él no quiere meter "la otra campaña" en la campaña electoral Al escoger éste como el momento propicio para descalificar a López Obrador y al PRD, sabía perfectamente que sus declaraciones serían y serán utilizadas en el futuro por los adversarios políticos del exjefe de gobierno capitalino Esa es su responsabilidad y no puede evadirla con el argumento de que el EZLN es ajeno al momento electoral del 2006

Comentarios