Pide AI a partidos debatir sobre derechos humanos

jueves, 11 de agosto de 2005
* Deplora que prevalezca la impunidad en el caso de la guerra sucia México, D F, 10 de agosto (apro)- Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional (AI), demandó a PRI, PAN y PRD, y en general a todos los partidos políticos legalmente registrados en México, a no excluir el tema de los derechos humanos en los debates políticos En carta abierta dirigida a los partidos políticos mexicanos, Khan sostuvo que México se encuentra en la encrucijada "La transición democrática entrará en una nueva fase en las elecciones del 2006", afirmó Precisó que aunque las elecciones ocupan un lugar preponderante en la vida política del país, el tema de derechos humanos ?central en las aspiraciones democráticas de todos los ciudadanos-- está ausente de los debates Los líderes políticos deben convertir la retórica en acción concreta, si es que México va a vivir una nueva época de derechos humanos Según AI, uno de sus principales retos será el de garantizar que el papel destacado que desempeña México, tanto regional como internacionalmente, en la promoción de los derechos humanos, se refleje en una mejora sustancial de la protección y disfrute de esas garantías en todos los lugares del país "No cabe duda que la protección y promoción de los derechos humanos en México sigue siendo un tema fundamental para todos los ciudadanos El país ha sido testigo de muchos cambios en los últimos diez años La política de ?puertas abiertas? del actual gobierno con respecto de organizaciones como la nuestra, ha facilitado la labor de Amnistía, y ha permitido que el país reciba un grado de cooperación sin precedente de la comunidad internacional "La sociedad civil ha crecido y la exigencia de transparencia y de rendición de cuentas al gobierno y a las instituciones del Estado ?a nivel federal, estatal y municipal-- ha comenzado a dar frutos Pero esto no es suficiente: ha llegado la hora de que el respeto por los derechos fundamentales y la dignidad humana sean una realidad para todos los mexicanos "El desafío está en convertir los compromisos contraídos con respecto de los derechos humanos en algo tangible, de lo que todos puedan disfrutar Esta es la responsabilidad de los partidos políticos junto con la sociedad civil", dijo Irene Khan, quien desde la semana anterior realiza una gira de trabajo por varios estados de la República La titular de AI dijo a los partidos políticos que si bien ha habido un avance, todavía es necesario tomar muchos pasos más sustanciales Y enumeró: las deficiencias en el ámbito judicial y de seguridad, siguen fomentando la detención arbitraria, tortura y juicios sin garantías, y generan un alto nivel de corrupción e impunidad El acceso a la justicia para muchos sectores de la población continúa siendo limitado Los pueblos indígenas, las mujeres y los migrantes son víctimas de discriminación y violencia Muchas comunidades, tanto urbanas como rurales, siguen viviendo en condiciones de pobreza y marginación extremas, en las que el acceso a derechos básicos como vivienda, educación, atención sanitaria o agua sigue siendo muy precario Aquellos que pretenden dar a conocer estas situaciones, o hacer campaña para que se respeten los derechos, aún sufren intimidaciones, amenazas y detenciones Sigue habiendo impunidad para las violaciones sistemáticas de los derechos humanos cometidas durante la guerra sucia de México Estas son sólo algunas de las muchas cuestiones que deben abordarse a lo largo y a lo ancho del país Más aún, sostuvo que una cuestión que domina repetidamente el programa político y social es el impacto de la delincuencia en la sociedad mexicana, y las medidas necesarias para combatirla "Con demasiada frecuencia, el respeto por los derechos humanos y los medios efectivos de prevenir y castigar la delincuencia se han colocado en situaciones opuestas, lo que ha debilitado el respeto por los derechos humanos fundamentales en nombre de la seguridad México cuenta con su propia experiencia para demostrar la falsedad de esta propuesta, teniendo en cuenta que el aumento reiterado de las competencias policiales y judiciales para combatir la delincuencia, a lo largo de un periodo que se extiende más allá de los últimos diez años, no sólo no ha conseguido resultados positivos, sino que ha exacerbado las violaciones de los derechos humanos Es un hecho demostrado que sin la aplicación rigurosa de unas garantías que realmente protejan los derechos fundamentales para todos, como la presunción de inocencia, no cesarán los abusos, como la detención arbitraria, tortura y otras violaciones del debido proceso, como tampoco aumentará la efectividad de los departamentos de seguridad del Estado ni de los organismos judiciales" La transición de México también ha sido testigo de una creciente influencia e independencia de las distintas partes del Estado, como el Congreso de la Unión y los gobiernos estatales en el ámbito local Apuntó que el equilibro de poder en un sistema de gobierno federal y democrático, como el de México, es esencial, pero también es esencial que estas autoridades rindan cuentas y cumplan con las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos Irene Khan subrayó que, a escala federal, el Ejecutivo no tuvo la determinación necesaria, el Legislativo ha dado preferencia a perseguir intereses políticos, y el Poder Judicial no ha aplicado estándares internacionales de derechos humanos en sus decisiones Con demasiada frecuencia se utilizan argumentos jurídicos y constitucionales, no para garantizar la rendición de cuentas, sino para justificar y mantener la impunidad y la inacción, como en el caso de las mujeres desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez y Chihuahua Superar estos obstáculos es un reto al que se deben enfrentar todos los estamentos del Estado y que los partidos políticos han de abordar con urgencia Como ejemplo de un reto similar para el gobierno foxista, citó la incapacidad de acordar las reformas que, con carácter urgente, habría que introducir en la Constitución y el sistema judicial En 2004, Amnistía envió un memorando a los miembros del Congreso de la Unión, en el que destacaba la necesidad de fortalecer las propuestas de reforma del gobierno pero, hasta la fecha, la organización no ha recibido respuesta ni tampoco se ha producido un avance significativo en materia de legislación en esta área, como tampoco se ha adquirido un compromiso con la sociedad civil y otros actores para acordar los fundamentos de estas reformas tan necesarias De hecho, uno de los grandes desafíos pendientes para México es realizar una revisión completa de su sistema judicial y de seguridad, con miras a proteger los derechos humanos, aumentar la eficacia y garantizar el acceso a la justicia para todos El Diagnóstico de la Situación de Derechos Humanos, realizado bajo el auspicio del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en 2003, proporciona un análisis valioso y comprensivo y una serie de recomendaciones El Programa Nacional de Derechos Humanos del gobierno es un punto de partida en este proceso, al incorporar algunas de estas propuestas Sin embargo, puntualizó, está claro que el próximo gobierno deberá encargarse de aplicar y poner en práctica los fundamentos de las acciones concretas recomendadas por el diagnóstico de ONU "Los derechos humanos no tienen banderas políticas Es imperativo que todos los partidos, a lo largo del espectro político, se comprometan a una agenda común de derechos humanos", finalizó Irene Khan

Comentarios