Analiza Iván Franco el papel de la cultura en el neoliberalismo

miércoles, 17 de agosto de 2005
México, D F, 16 de agosto (apro)- En el momento en el cual se debaten la pertinencia de crear una ley general de cultura, de dar o no marco jurídico al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) o crear un organismo diferente y otros temas relativos, sale a la luz el libro Transformaciones del proyecto cultural en México Educación, cultura y patrimonio cultural ante el neoliberalismo, de Iván Franco Se trata de una serie de ensayos en el cuales el autor, secretario general del Comité Ejecutivo de la Delegación DII-IA-1 de la Sección 10 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (al cual pertenecen los trabajadores de la cultura) aborda los cambios en el ámbito cultural a partir de las transformaciones que el Estado mexicano ha tenido con los gobiernos tecnócratas, iniciados en el periodo de Miguel de la Madrid y continuados por Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo y Vicente Fox Así lo explican en el prólogo del libro el sociólogo Enrique Montalvo Ortega, investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y María Irma López Razgado, secretaria de Organización de la Delegación DII-IA-1, quienes señalan: "Iván Franco se aboca al estudio de las transformaciones políticas e ideológicas que se han venido realizando en las instituciones culturales Los poderes que emergieron de la transformación neoliberal tienden sus tentáculos sobre las instituciones culturales Pretenden hacerlas a su modo e incluso privatizarlas, arrebatarlas del espacio público y convertirlas en subgerencias dependientes de sus direcciones generales, en oficinas hechas a modo, para incrementar su tasa de ganancia y/o su imagen pública" En 99 páginas, el investigador aborda diversos temas, entre ellos: La Secretaría de Educación Pública nacionalista y el Conaculta presidencialista, ¿Educación para la democracia?, El Conaculta y la cuestión legal, Unilateralidad legislativa, Desconcentración administrativa y federalismo, Las trampas del autoritarismo y Nueva ofensiva: el foxismo En este último ensayo el autor se refiere a la denominada Ley de Fomento y Difusión de la Cultura que se filtró a la prensa en julio del año pasado como anteproyecto de marco jurídico para el Conaculta Y opina que esta propuesta --que nunca ha sido desconocida por el Consejo como propia-- representa "enormes riesgos para la estabilidad laboral" tanto del INAH como del Instituto Nacional de Bellas Artes y otras instituciones culturales Por ello, entre las ideas discutidas en los últimos días está la de otorgarle ese marco jurídico al Conaculta, con lo cual, en opinión de algunos miembros de los institutos, quedaría legitimado, pese al rechazo de algunos trabajadores de la cultura, o la de crear otro organismo que podría ser una Secretaría de Estado o bien una institución autónoma Estos planteamientos que se vienen manejando desde hace tiempo volvieron a surgir en la pasada Jornada Nacional de Consulta "Hacia un Parlamento de Cultura", realizada los días 4 y 5 de agosto en las ciudades de Acapulco, Cancún, Guadalajara, Jalapa, Monterrey y Tijuana Y se debaten también en el Parlamento Nacional de Cultura, organizado por las comisiones de Cultura de la Cámara de Diputados y la de Educación y Cultura de la Cámara de Senadores Según los organizadores el parlamento, iniciado hoy en el Palacio Legislativo, "ayudará a reflexionar, proponer y generar mejores ideas para que la cultura en México sea el eje del avance, desarrollo y un verdadero proceso que permita renovarnos y transformarnos como sociedad y país" El parlamento concluirá mañana 17 de agosto, Se presentarán alrededor de 50 ponencias, presentadas por funcionarios y promotores de diversas instituciones, sobre los temas; Reformas constitucionales, Marco jurídico de organizaciones gubernamentales y Modelo jurídico del sector cultural

Comentarios