Elecciones de lujo, miseria política

domingo, 21 de agosto de 2005
El voto más caro del mundo, un presupuesto que rebasa los 1 mil 200 millones de dólares para los comicios, la posibilidad de que se comentan delitos difíciles de sancionar en lo que se refiere al voto de los mexicanos en el extranjero, así como el riesgo creciente de que ingrese dinero sucio en las precampañas y campañas, son los temas que definen el debate sobre el papel de la autoridad electoral en los comicios federales de 2006, destaca en su ediciòn de este domingo 21 de agosto De acuerdo con el Instituto Federal Electoral (IFE), el costo por voto de los mexicanos en las elecciones presidenciales de 2006 será de 290 pesos por sufragio, si se toma como base la participación de 60% del padrón de 73 millones de ciudadanos En 2003, el costo por voto fue de 333 pesos, y el sufragio del desaparecido Partido de la Sociedad Nacionalista resultó ser el más caro de todos: 1 mil 695 pesos Estas cifras son entre 15 y 20 veces más altas que las registradas en naciones desarrolladas como Japón, Francia o España En el caso del voto de los 42 millones de mexicanos en el extranjero, el costo por sufragio podría rebasar los 500 pesos Para distintos observadores, el problema fundamental no es sólo el incremento de más de 12% del presupuesto total de 12 mil 920 millones de pesos para los gastos de operación del IFE y las prerrogativas de los partidos, sino también la ausencia de nuevas reformas legales para poner límite al ostentoso gasto de las precampañas y campañas de los candidatos en los medios electrónicos, dice el reportaje que aparece este domingo 21 de agosto en Proceso

Comentarios