El desgaste de la política

jueves, 4 de agosto de 2005
México, D F, 3 de agosto (apro)- Todos los días es evidente que la política mexicana sufre un nuevo desgaste En tan sólo un día podemos observar cómo la figura presidencial está manchada de la sospecha del abuso del poder, mientras que los partidos políticos no se salvan del descrédito cotidiano Esta situación podría provocar un gran abstencionismo para las elecciones del 2006, y esto únicamente beneficiará al PRI Al PRI poco le afecta el deterioro que sufre todos los días la clase política mexicana Los miembros de este partido saben que pocos escándalos los pueden dañar Total, a ellos los han acusado de narcotraficantes, tráfico de influencias, enriquecimiento inexplicable e incluso de asesinatos Es decir, no hay muchas posibilidades de que los involucren en nuevos escándalos, como ya se han presentado con PAN y PRD Es más, los escándalos políticos que ya amenazan con inhibir la participación electoral el próximo año, al final, les beneficia El PRI tiene un voto duro casi seguro de aproximadamente 10 millones de simpatizantes, y este mercado electoral lo mantiene cautivo a pesar de las dificultades internas que tienen los diversos aspirantes a la candidatura presidencial Los priistas perciben que pueden aprovecharse del escenario de unas votaciones bajas en el 2006, ya que PRD y PAN no tienen ni la estructura sectorial ni territorial en todo el país como para competir con su voto duro Es por eso que de alguna manera el PRI sale beneficiado cada vez que se presenta un escándalo político y que la ciudadanía muestra su desánimo de votar por algún candidato a la Presidencia en julio del año entrante Bajo este escenario resulta curioso observar cómo el PRI puede fortalecerse con lo que a otros debilita La apatía ciudadana es la mejor circunstancia que puede ayudarle en su intento por regresar a Los Pinos Quizá por ello es que cada vez que se presenta un escándalo político, podemos ver al líder nacional priista y casi seguro candidato presidencial, Roberto Madrazo, jugando un bajo perfil Mejor ni te muevas, parece ser la consigna O todavía mejor: saca raja del árbol caído Si tomamos en cuenta este contexto, bien podríamos adelantar que la competencia electoral que se avecina estará salpicada de múltiples escándalos, y que el PRI podría motivar algunos de ellos, principalmente aquellos en los que estén involucrados los candidatos de PRD y PAN El circo romano que se avecina para el 2006, como lo afirma el propio panista Francisco José Paoli Bolio, bien podría ser alimentado por el PRI en su afán de crear más ruido y aprovecharse del desencanto ciudadano, porque a final de cuentas cada ciudadano que decide no votar por el hartazgo ante los abusos de la clase política, es un voto menos en contra del PRI Esto lo saben muy bien los estrategas electorales priistas, quienes han visto cómo en las elecciones de Veracruz y Guerrero, entre otras, donde la competencia es reñida y la participación alta, han ganado por estrechos márgenes, e incluso han sido derrotados a pesar de la enorme inversión que hicieron para ganar los votos, como ocurrió en Guerrero Al PRI no le hace bien que la gente participe, la experiencia del proceso electoral del 2000, cuando se presentó una alta votación a nivel nacional, es fundamental Por cada uno de los indecisos que decidía participar, los priistas sabían que seguramente sería un voto en contra Este escenario es el que el PRI no quiere que se repita para el 2006, por ello ven con cierto agrado el desgaste que sufre la política nacional por la serie de escándalos que se han suscitado desde hace por lo menos dos años y que, lamentablemente, el gobierno foxista alimenta con sus constantes errores Si los candidatos adversarios al PRI toman en cuenta esta situación, habrán de evitar los escándalos que inhiben la participación ciudadana De la misma manera tendría que hacerlo el gobierno federal realizando una amplia campaña para invitar a la concurrencia el día de la elección presidencial No obstante, pocas señales dan los partidos y el gobierno para alejarse de los conflictos políticos y de los escándalos Al contrario, todo parece indicar que habremos de ver nuevos videos de corrupción, más filtraciones de negocios ilícitos, denuncias de corrupción, y todo cuanto se pueda revelar y que dañe al adversario Y de todo esto sólo saldrá un beneficiado

Comentarios