Arabia Saudita: Herencia negra

lunes, 8 de agosto de 2005
Hamburgo, 8 de agosto (apro) - El rey de Arabia Saudita, Fahd ben Abdelasis al Saud, custodio de las dos mezquitas de la Meca, murió el pasado 2 de agosto a los 84 años de edad Al día siguiente sus funerales fueron austeros y sencillos, tal como dicta el wahabismo, la variante más estricta del Islam Fahd, uno de los hombres más ricos del mundo, cuya fortuna personal se calcula en 50 mil millones de dólares, tuvo como mortaja un manto de algodón En lugar de un ataúd fue trasladado sobre una camilla de palos y su tumba no tiene lápida ni nombre Casi 40 jefes de Estado de todo el orbe acudieron a Riad a dar el pésame, pero sólo los musulmanes pudieron entrar a la ceremonia en la mezquita Ninguna mujer participó en el último adiós El Islam lo prohíbe Fahd, que significa leopardo en árabe, era apodado el rey Midas Su fortuna no sólo se debió a la venta de petróleo sino a múltiples negocios que hizo con bienes inmuebles y con la venta y reventa de armas De hecho Holger Pfahls, mano derecha del entonces canciller alemán democristiano Helmuth Kohl, compareció la semana pasada ante un tribunal que lo juzga por haber vendido, a espaldas del gobierno y con una comisión de por medio, tanques a Arabia Saudita El sucesor de Fahd es su medio hermano Abdala Abdala ben Abdelasis, quien tomó las riendas del reino cuando el monarca tuvo una embolia hace diez años que lo incapacitó para gobernar El entonces rey Fahd emitió un decreto en virtud del cual cedía sus funciones a Abdala y lo convertía en su heredero al trono Cuando Abdala muera -- ahora tiene 82 años de edad--, se prevé que se desatará una cruel lucha por la sucesión, aunque ya designó al actual ministro de Defensa, Sultán Abdelaziz, como su heredero El hermano cómodo El rey padre Abdelasis Abdulrahman al Saud fue el fundador de Arabia Saudita en 1934 Este literal "padre del reino" tuvo más de 20 esposas y más de 40 hijos De ese harem tuvo tres favoritas, las cuales fueron las madres de Faisal, Kahled, Fahd y de Abdala A la muerte de Abdelasis, su hijo Faisal subió al trono y ya en el poder, acercó a su medio hermano favorito, Kahled (que significa luna en árabe), a las altas esferas de la política para que se convirtiera en el heredero al trono Faisal fue asesinado en 1975 El crimen aún no ha sido aclarado Kahled subió al trono y gobernó de 1975 a 1982 En ese tiempo escogió como medio hermano favorito y heredero a Fahd, quien gobernó de 1982 al 2005, y éste hizo lo propio con Abdala, el nuevo rey En pocas palabras, ser escogido como "hermano favorito" del rey en turno ha significado ser heredero del poder La sucesión ha sido hasta el momento relativamente tranquila, pero el futuro no es claro La razón: la presencia de nuevos actores políticos: los islamistas radicales Al fallecido rey Fahd se le reconoce su papel mediador en la guerra civil del Líbano y conciliador entre los países árabes e Israel Sin embargo, tomó partido por los mujaidines de Afganistán que luchaban contra la ocupación de la Unión Soviética en la década de los 80 También apoyó en todos aspectos a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y era amigo cercano de su líder, Yaser Arafat Arabia Saudita provee el 40% de hidrocarburos del planeta, bombea 95 millones de barriles al día y tiene el 25% de las reservas de petróleo del mundo También es el principal productor de príncipes y princesas: 20 mil Todos ellos envueltos en el lujo propio de Las mil y una noches Las ganancias por la venta del crudo son propiedad exclusiva de la familia real saudita Tanto dinero y tanto poder los ha corrompido Cada uno de sus miembros recibe cerca de 30 mil dólares al mes para sus gastos personales La familia real está en todos los cargos gubernamentales del país y son múltiples los señalamientos en su contra por corrupción y desvío de fondos de proyectos oficiales Arabia Saudita es considerada como una monarquía dictatorial: no hay democracia, no hay derechos civiles, no hay reparto del ingreso nacional, no hay libertad de prensa A pesar de su riqueza, el 25% de la población en posibilidad de trabajar está desempleada El 70% de los sauditas son menores de 30 años de edad y no tienen futuro Los lujos y "pecados" de los príncipes contrastan con la pobreza de su población, en cuyo seno aumenta la simpatía con los grupos fundamentalistas islámicos Continuidad o ruptura El rey Fahd no tenía ningún recato en mostrar su riqueza, cosa que molestaba al entonces heredero Abdala, quien es más piadoso y religioso Abdala se considera más nacionalista que Fahd, por lo que muchos analistas consideran que ARAMCO, la empresa de petróleo saudita, se mantendrá en poder del Estado y bajo el manejo directo del nuevo rey A diferencia de Fahd, Abdala es muy crítico de Israel Además, mostró públicamente su molestia por la presencia de Siria en el Líbano El rey Fahd tenía muy buena relación con Estados Unidos, en especial con el clan petrolero de los Bush, lo cual también molestaba a Abdala, quien es más proclive a adoptar medidas petroleras en común acuerdo con los demás países árabes El distanciamiento entre los dos príncipes fue patente cuando Fahd permitió a Estados Unidos establecer bases militares muy cerca de los lugares santos del Islam, la Meca y Medina Todos los mahometanos rezan cinco veces al día en dirección la Meca Todo musulmán tiene la obligación de ir, por lo menos una vez en su vida a ella y Abdala era el encargado del Ministerio de Peregrinación Los estadunidenses hicieron de Arabia Saudita su cuartel general durante la Primera Guerra del Golfo y en ella Abdala se fogueó como Ministro de Defensa Fue él quien aprovechó la oportunidad para modernizar el armamento y reorganizar al ejército de su país El nuevo rey ocupó altas funciones gubernamentales desde muy joven y fue gobernador de Riad en 1947 Como ministro de Defensa consiguió importantes contratos con Estados Unidos y Gran Bretaña Arabia Saudita es uno de los principales clientes de la industria militar británica y está vinculada a Londres por el contrato Al Yamamah firmado en 1985, con el que Riad compró armas a Inglaterra por 40 mil millones de dólares Muy cerca de los lugares santos, Estados Unidos tiene sus bases militares desde donde puede atacar y vigilar a otros países islámicos Para el pueblo saudita esto es inadmisible y buena parte de él ve a sus aristócratas dirigentes como títeres de Estados Unidos De hecho, algunos de los antiguos aliados del rey Fahd rompieron con él y le declararon la guerra a través de Al Qaeda La monarquía optó por reprimir brutalmente a los islamistas Pateó un avispero Empezaron los atentados terroristas contra los príncipes y contra los extranjeros residentes en Arabia Saudita Abdala es el único de la familia Saud del que se conocen contactos con la oposición integrista saudita, aunque aplicó una mano de hierro frente a los militantes islámicos Abdala, en representación de su incapacitado medio hermano, intentó mantener buenas relaciones con Estados Unidos, pero sin adoptar medidas impopulares entre los islamistas y el mundo árabe Por ejemplo, no permitió que Estados Unidos atacara a Irak desde las bases en Arabia Saudita en marzo del 2003 Los estadunidenses tuvieron que abrir una nueva base en Qatar Terrorismo doméstico Después de los atentados del 11 de septiembre del 2001 a Washington y Nueva York ?en los que, por cierto, 15 de los 19 terroristas eran sauditas--, Fahd y Abdala quisieron implementar reformas políticas que lavaran su imagen ante Occidente Las medidas quedaron en el papel Por su lucha contra los rusos en Afganistán en los años 80, Osama Bin Laden se convirtió en un héroe nacional en Arabia Saudita Después de la primera Guerra del Golfo, se volvió en contra del régimen Saudita, que acto seguido, le privó de su nacionalidad Pero, entre el pueblo saudita Bin Laden goza de mucho apoyo El gobierno de Arabia Saudita es incapaz de dominar la ola de odio contra Occidente Además, la ortodoxia y rigidez de la teocracia se volvió un bumerang: son sus propios jóvenes quienes, apoyados en el discurso que aprendieron en las escuelas coránicas, se han radicalizado y empuñan las armas como voluntarios en Irak Regresan después como curtidos combatientes para enfrentar a los príncipes sauditas, a quienes les exigen tomar partido por los palestinos y no por Israel, por Irak y no por Estados Unidos Más aún: luchan porque su nación se vuelva una teocracia islámica de facto y no, afirman ellos, de discurso (Según los servicios secretos italianos, unos 165 de los cerca de 300 kamikazes en Irak procedían de Arabia Saudita) El irreconciliable conflicto entre la casa real y los radicales islámicos ha ido escalando De hecho, desde 2003 se suceden los atentados suicidas en la misma Arabia Saudita En el suroeste del país, cerca de Medina, los llamados yijadistas proclamaron que era tiempo de empezar una "guerra santa" contra todos los "infieles" y que, incluso, el uso de armas de destrucción masiva estaba justificado Las reformas políticas y económicas que supuestamente restarían adeptos a los radiales islámicos, nunca llegaron La casa real se hizo de la vista gorda e incluso algunos príncipes dieron dinero a los extremistas religiosos, pero nunca encararon el problema Ahora, se les ha escapado de las manos El gobierno ha hecho una lista con los terroristas más buscados y 36 de ellos murieron en tiroteos con la policía Los terroristas de entrada son suicidas: saben que si los capturan sus torturas serán horribles Además serán condenados a muerte por decapitación en la plaza principal Para ellos es mejor morir matando La Sharia castiga con latigazos y amputación de miembros los robos no violentos, mientras que condena a pena de muerte delitos como el asesinato, la violación, el tráfico de drogas, el asalto a mano armada y la brujería Muchos de los radicales son duros combatientes que tienen en su currículo de fuego Afganistán, Bosnia, Irak o Chechenia Algunos son miembros de Al Qaeda "La frontera entre los conservadores religiosos y los yijaidistas se mueve tanto como la arena con el viento No es exclusivamente la pobreza lo que convierte a un musulmán en un yijaidista, es la educación religiosa, son los valores" afirma Chalil al Chalil, profesor de pedagogía en la Universidad Islámica Imam Muhammad Bin Saud La policía saudita capturó en el 2004 a casi 3 mil yijaidistas Los acusa de ser presuntos responsables de los bombazos en Arabia Saudita que desde hace dos años han matado a más de 34 personas Así, el nuevo rey no la tiene fácil Para colmo Bin Laden lo tiene en la mira y lo sentenció a muerte desde hace años En un mensaje grabado en un caset y difundido por internet en 2003, Bin Laden llamó a los miembros de Al Qaeda a atacar las instalaciones petroleras de su natal Arabia Saudita, para dejar a la familia real sin ingresos Dicho y hecho: extremistas islámicos lanzaron el año pasado una campaña terrorista tras acusar al régimen saudita de corrupción y de despilfarro de las reservas de crudo El principal objetivo de sus ataques han sido precisamente las instalaciones petroleras y la numerosa colonia de técnicos extranjeros en el país

Comentarios