Blair, por la senda de Bush

lunes, 8 de agosto de 2005
San Francisco, Cal , 8 de agosto (apro)- El primer ministro británico, Tony Blair, ha iniciado un proceso de deportaciones de ciudadanos árabes y el endurecimiento de las leyes de inmigración para proteger al Reino Unido del terrorismo; es decir, bajo el mismo pretexto que su homólogo George Bush Las recientes medidas adoptadas por el Ejecutivo británico están calcadas a la Patriot Act de Bush, que vulneran una serie de derechos humanos y que violan el derecho legítimo de asilo Para su plan "bushiano", Blair contó con el apoyo de los tories, pero no las de su propio partido, que se supone es laborista y de izquierda, teóricamente alejado de los postulados conservadores del inquilino de la Casa Blanca Para empezar, Blair ha conferido mayor poder al ministerio del Interior para que deporte a "discreción", con el pretexto de excluir extranjeros que alienten las ideas de Al Qaeda ¿Será fácil detectar a un extranjero de Al Qaeda? Los hechos demuestran que no Que los terroristas suicidas del 7-J y 21-J en Londres y los del 11-M de Madrid, eran jóvenes integrados en la sociedad británica y en la sociedad española, simples chicos que sus familias y amigos consideraban "buenas personas"; en algunos casos, ciudadanos ingleses o españoles respetables, ya que contaban con los documentos y la "naturalización" en regla Blair va incluso más allá que Bush, y prepara la modificación de las leyes sobre derechos humanos, a fin de facilitar el proceso de deportación de eventuales sospechosos o simpatizantes del terrorismo La pregunta es: ¿cómo va a detectar a los potenciales terroristas? Ahora sabemos que en la ejecución de los dos atentados participaron un entramado de personas que sería bueno analizar sus vidas, o al menos lo que hasta ahora se conoce de ellos gracias a las informaciones otorgadas a los medios de comunicación británicos por Scotland Yard Hasib Mir Hussain: era el más joven de los terroristas del 7-J, y fue el responsable de hacer explotar el emblemático autobús de dos pisos en Tavistock Square, donde murieron 12 pasajeros Este chico era considerado por sus padres como "un hijo perfecto" Lo enviaron a Pakistán a una madraza con tan sólo 16 años para "estudiar religión", debido a que había mostrado problemas de conducta, y cuando tenía 17 años fue arrestado por robar en una tienda Pero sus padres y sus amigos no hacen más que hablar bien de él, de su carácter y dedicación excepcionales Mohamad Sidique Khan: era el maestro de escuela que se encargó de algunas de las bombas puestas en el metro londinense Sus padres y alumnos no hacen más que emitir elogios de este hombre que sencillamente no encuadra en el esquema o "estereotipo" de los llamados "extremistas terroristas" Hasta la policía ha tenido que hacer todo un análisis profundo de su perfil, ya que no se corresponde con lo que sus servicios secretos tenían identificados como potenciales criminales Sus padres dicen desconocer cualquier actividad deshonesta de este hombre, incluso han pedido a la ciudadanía cualquier información al respecto, con el fin de entender lo que realmente sucedió Germaine Lindsay: era el jamaicano nacionalizado británico Fue el chico que fabricó en su casa los explosivos y los condujo en una gran mochila cargada en su espalda, como cualquier colegial que carga libros Los investigadores han descubierto que este chico compró en los días previos a los atentados mil 300 euros de costosos perfumes para potenciar así el efecto letal de los explosivos que usó El periódico Daily Mirror ha informado que utilizó las fragancias por su contenido de alcohol, ya que esto habría dado a las bombas un poder incendiario similar al utilizado en las bombas de napalm utilizadas en Vietnam Este joven tampoco era considerado por sus amigos una persona mala o un criminal, era simplemente un chico "común" Cesad Tanweer: Como los otros tenía entre 20 y 30 años Se dedicaba a atender una tienda de "fish and chips" (pescado y papas fritas) junto a su padre Era un excelente jugador de cricket y fútbol, y exhibía predilección por los deportes de manera sana Sus amigos lo definen como un gran compañero al igual que su padre En lo que coincide con otros es que viajó a Pakistán, y después de ese viaje cambió sus hábitos, ya que se hizo más religioso y acudía a la mezquita en Londres cinco veces al día, como todo buen musulmán Su padre jura que su hijo era religioso, pero no un fanático Osman Hussain: es un joven británico de 27 años que después de los atentados se fugó a Roma, donde fue detenido en la casa de su hermano Para despistar a la policía, cambió la tarjeta de su teléfono celular y se fue a Milán para finalmente irse a refugiar a la capital romana Ahora enfrenta una solicitud de extradición a Londres Yasin Hassan Omar: Este chico de origen somalí con nacionalidad británica ayudó a arrestar a otros miembros del grupo que atentó en Londres Este joven no pudo accionar la bomba que llevaba en la mochila para hacerla estallar en la estación de Warren Street Luego de su frustrado plan, se fue a Birmingham, donde la policía lo encontró amenazándoles con hacer explotar la bomba, hasta que uno de los policías le disparó con una pistola eléctrica para poderlo detener Sus amigos y vecinos también lo describen como un chico "normal" Multar Said Ibrahim: Este chico nacionalizado británico es de origen eritreo y consiguió vivir bajo el estatuto de asilo político de su padre Escapó luego de fallar en su intento de hacer explotar la bomba La policía lo encontró apenas la semana pasada Uno de sus vecinos dijo que le regaló el libro Entendiendo el Islam, y que le había dicho que Londres estaba lleno de "espíritus malignos"; pero los demás suelen coincidir en la misma tesis de "buen ciudadano" Por estos datos y los que conocemos de los terroristas del 11 de septiembre que atentaron en Estados Unidos, el perfil de este tipo de fundamentalistas está muy bien camuflado, sobre todo, porque suelen integrarse en las ciudades donde viven, con el pleno objetivo de no llamar la atención y comportarse como "ciudadanos ejemplares" A pesar que la legislación británica permite expulsar del Reino Unido a todos aquellos extranjeros que representan una amenaza para la seguridad nacional, ahora Blair propone castigar a todos aquellos "simpatizantes" La medida afecta a miles de personas, ya que Gran Bretaña se había destacado de otros países europeos por su aplicación de la ley de inmigración de manera generosa para quienes buscaban asilo, en especial en las islas británicas Blair ha actuado a traición según sus denunciaron las fuerzas políticas: "El jueves recibimos un informe del Ministerio del Interior, y nada se nos dijo allí sobre estas medidas Pero creo que si se penaliza a las personas que visitan determinadas librerías y páginas de Internet, se corre el riesgo de aumentar las tensiones y alienar a la gente", dijo el líder del Partido Demócrata Liberal, Charles Kennedy Los organismos de derechos humanos se preparan para una gran batalla, como la que está ocurriendo en este momento en Estados Unidos Shami Chakrabati, ombudsman de Human Liberty, se mostró en contra de las reformas de Blair, porque dijo "están atacando derechos humanos básicos que incluso podrían poner en peligro la unidad nacional" Blair intenta prohibir organizaciones islámicas en tierra británica, como hizo Ut Tahrir y Al Muhayirun, por eso el Consejo Musulmán del Reino Unido alzó la voz para protestar por estas medidas "contraproducentes" En fin, que Blair va por la senda de Bush de manera peligrosa, restringiendo y violando derechos fundamentales adquiridos a través de muchos años de lucha, que ahora estos dos mandatarios intentan eliminar de un plumazo

Comentarios