Bloquean transportistas centro histórico de Puebla

martes, 10 de enero de 2006
* Exigen que se derogue pena de 15 años de prisión por atropellar a transeúntes Puebla, Pue , 9 de enero (apro)- Este lunes detonó un nuevo conflicto para la administración del gobernador priista Mario Marín Torres, quien las últimas cinco semanas se ha visto envuelto en severas críticas por los autos de formal prisión impuestos a los defensores de los derechos humanos Lydia Cacho Ribeiro y Martín Barrios Hernández Conductores del transporte público del estado de Puebla cerraron las principales calles del Centro Histórico de esta capital, para exigir al gobierno la derogación de una ley que entró en vigor la semana pasada, la cual penaliza hasta con 15 años de prisión a los choferes que atropellen a transeúntes Los inconformes emplazaron a la administración estatal para que antes del próximo miércoles tengan una respuesta a sus demandas o, de lo contrario, amenazaron con suspender totalmente el servicio en la capital, donde circulan regularmente 5 mil 500 unidades Desde las nueve de la mañana, los conductores convocaron a sus colegas a bloquear las principales calles del primer cuadro de la ciudad, en rechazo a la iniciativa en cuestión En el transcurso del día, los dirigentes exhibieron su inconformidad en la vía pública y, posteriormente, se trasladaron al Congreso del estado, donde se entrevistaron con el diputado priista Pericles Olivares Flores, presidente de la Comisión de Gobernación, Justicia y Puntos Constitucionales, quien los instó a presentar un proyecto para reformar el artículo 86 del Código Penal del estado Alrededor de las 13:00 horas los transportistas arribaron a la sede del Poder Ejecutivo para entrevistarse con el subsecretario de Gobernación, José Hernández Corona, aunque al término del encuentro los dirigentes mostraron su rechazo ante la actitud oficial y amenazaron con dejar de prestar el servicio Las autoridades estatales endurecieron su postura: El subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Juan de Dios Bravo Jiménez, les respondió con la misma moneda a los concesionarios; y los amenazó con revocarles el permiso, en caso de que continúen con la suspensión del servicio El chofer de la ruta 1, Miguel González González, quien fue uno de los 13 dirigentes que participó en la negociación con las autoridades, reprochó al gobierno estatal la aplicación continua de multas Argumentó que a los choferes se les niegan las prestaciones sociales mínimas, se les presiona para cumplir con los tiempos exactos de los viajes y jamás se les brinda capacitación para ejercer su trabajo Los transportistas calcularon en cerca de mil el número de participantes en el mitin, aunque afuera del palacio gubernamental sólo se presentaron alrededor de 300 conductores El conflicto de las rutas públicas se agudizó el pasado 17 de noviembre, cuando el chofer Roberto Torres, de la ruta Azteca, mató a la catedrática de la Universidad Autónoma de Puebla, María de los Ángeles Meléndez Platas, por conducir con exceso de velocidad A raíz de este acontecimiento, mediante protestas silenciosas, alumnos de la profesora instaron a las autoridades a incrementar las penas contra los concesionarios Mientras llegan a un acuerdo con los inconformes, las autoridades se comprometieron a suspender la aplicación de multas al transporte público El próximo miércoles, ambas partes se reunirán para intentar dirimir las diferencias Los transportistas amenazaron con paralizar la ciudad el jueves en caso de que no llegar a un acuerdo con la administración de Mario Marín Torres

Comentarios