Autorizan la ampliación del puerto de Manzanillo

sábado, 14 de enero de 2006
* Censuran ecologistas la decisión Manzanillo, Col , 13 de enero (apro)- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) autorizó a la Administración Portuaria Integral (API) de esta ciudad la realización de las obras de ampliación del puerto, que implican la destrucción de 100 hectáreas de zona costera, incluidas 30 hectáreas de manglares A través del oficio SGPA/DGIRADDT138305, firmado por el biólogo J Ricardo Juárez Palacios, director general de Impacto y Riesgo Ambiental de la Semarnat, se establece que el proyecto de ampliación portuaria "es viable, ambientalmente Sin embargo, las medidas de compensación propuestas no se sustentan científica y técnicamente, por lo que será necesario garantizar que se alcanzarán los objetivos propuestos" No obstante, la dependencia considera que, "con la información presentada, fue posible determinar que el proyecto no afecta la integridad funcional del ecosistema lagunar-estuarino, debido a que dicha integridad funcional ya no existe en el sistema San Pedrito-Las Garzas-Tapeixtles, dado que la misma se perdió desde el momento que la infraestructura vial fragmentó dicho ecosistema, alterándolo de manera irreversible" Ante ello, concluye, "esta DGIRA determina que es procedente la emisión de la autorización para el desarrollo del proyecto, debido a que se sujeta a las disposiciones establecidas en la Ley General de Protección al Ambiente y su reglamento específico, así como con la legislación ambiental vinculada" Las obras de ampliación del puerto de Manzanillo, promovidas por la Administración Portuaria Integral, incluyen la construcción de cinco nuevas posiciones de atraque, y forman parte del "Programa maestro de desarrollo 2000-2010" de este puerto Al respecto, el presidente de la organización ecologista Bios Iguana, Gabriel Martínez Campos, anunció, en entrevista, que interpondrá ante la Semarnat un recurso de revisión de ese dictamen, ya que, a su juicio, no existe sustento científico para otorgar la autorización de la Manifestación de Impacto Ambiental La decisión, indicó Martínez Campos, constituye una flagrante violación a la normatividad ambiental, toda vez que no se han resuelto todos los recursos de revisión que se han interpuesto" Afirmó: "No debió haberse autorizado el cambio de uso de suelo cuando la Ley de Vida Silvestre enuncia que, si hay especies amenazadas con peligro de extinción, no debe de ser la Comisión forestal la que dictamine, sino que sea a través de la dirección de vida silvestre" Añadió que el documento de la Semarnat presenta una serie de condicionantes, que "nos parecen contradictorias, ya que la autoridad ambiental federal ni siquiera da garantías de certidumbre científica" del proyecto "Sospechamos ?dijo?que, a través de una decisión del Ejecutivo federal, se está imponiendo este proyecto, sin el procedimiento adecuado"

Comentarios