Olvidados

domingo, 15 de enero de 2006
La delicada situación social que vive Chiapas por los daños que dejó el huracán Stan podría agravarse El gobierno estatal tiene que replantear sus programas para hacer su parte en la recuperación de la infraestructura y los cultivos, y el federal se comprometió a invertir más de 10 mil millones de pesos, reponer las viviendas arrasadas, y sanear costas y suelos agrícolas Sin embargo, ninguna de esas urgencias se ha solucionado En tanto, se aproximan las lluvias, arrecian las campañas políticas y llega la hora de desalojar albergues Se acerca, sobre todo, el fin del gobierno de Vicente Fox, quien se comprometió a remediar el desastre, ya no en 15 minutos, sino antes de mudarse al rancho San Cristóbal TAPACHULA, CHIS- Extensa y maltratada aparece la nueva geografía en la costa, el istmo y parte de la sierra de Chiapas Los estragos del huracán Stan, más que palpables a 100 días de su paso, se cuentan ahora entre las adversidades que debe superar el estado para siquiera atemperar la marginación que lo hace uno de los más pobres de México Chiapas será una de las varas con las que se medirá al gobierno de Vicente Fox A sus multicitados 15 minutos para resolver el problema planteado por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), se acumula la reconstrucción de las zonas devastadas por las lluvias sin precedentes que cayeron entre el 4 y 8 el octubre del año pasado y que dejaron un paisaje desolador Por la magnitud de los daños, fue una tragedia que en México sólo puede compararse con los terremotos de 1985 en el Distrito Federal De nuevo fue el propio Fox quien se impuso el plazo Se comprometió a reparar los daños a miles de afectados antes de que termine su administración en diciembre próximo De su gobierno depende que Chiapas se reponga al menos de esa tragedia, pues más de 90% de los 11 mil 715 mil millones de pesos destinados a la reconstrucción deberán salir en los próximos meses de las arcas federales De esa cantidad, requerida como mínimo, el gobierno de Chiapas aportará casi mil millones, de los cuales unos 800 millones corresponden a lo que recibirá el estado por los excedentes petroleros del año pasado Tanto los recursos federales como los estatales se depositan en el Fideicomiso Chiapas, de Banobras Pero no todo es dinero Urgen los oficios de la diplomacia, pues de las gestiones aún pendientes del secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, depende que se restablezcan los límites que se perdieron en la frontera con Guatemala a causa del desbordamiento del río Suchiate El apremio es mayor si se toma en cuenta que en abril comienza la temporada de lluvias en el Soconusco y la parte alta de la sierra, que fueron los núcleos de la catástrofe Además, de junio a octubre se espera la formación de las tormentas tropicales Aun si llegaran oportunamente todos los recursos federales a través de las secretarías de Estado, especialistas y las autoridades chiapanecas consideran que serán insuficientes para reponer aproximadamente 50 mil viviendas, reencauzar 98 ríos y levantar más de 253 puentes Además, se deberán recuperar cerca de 6 mil kilómetros de carreteras federales y estatales, y más de 12 mil kilómetros de caminos, remover más de 2 millones de toneladas de lodo y escombros de ríos y tierras de uso agropecuario, reconstruir más de 100 unidades médicas y más de 300 escuelas También se precisa recuperar casi 200 mil hectáreas de terrenos forestales erosionados, sin contar otros daños ambientales, además de regresar las actividades productivas y comerciales al punto en que estaban cuando se desató el huracán Tales son las estimaciones de los gobiernos federal y estatal establecidas en el Plan de Reconstrucción, cuya puesta en marcha está a cargo del secretario de Seguridad Pública y responsable de Protección Civil del estado, Horacio Schroeder Bejarano Exfuncionario de la Secretaría de Gobernación en el área de Protección Civil durante el sexenio anterior, Schroeder asegura que esta tragedia no tiene antecedentes por el número de víctimas -82, de acuerdo a la fiscalía del estado- y la extensión afectada Aquí tenía mi casa Ahí donde ahora pasa un cauce o se ve un río seco, alguna vez hubo asentamientos humanos -irregulares algunos- que estaban a la vera de los ríos Pero la mayoría eran colonias y comunidades urbanas y semiurbanas con calles trazadas, servicios de luz, teléfono y cable, hospitales, escuelas, negocios y otros servicios comunitarios Además, en las zonas rurales y semirurales había numerosos traspatios en los que miles de personas sembraban y tenían animales para el autoconsumo Aquí era mi paraíso Además de que tenía mi casa, sembraba algo de mango, zapote, coco y cacao, dice al reportero Salvador Niño Cruz, de 70 años, habitante de Alcacoyagua, el municipio que junto con Tapachula, Huixtla y Motozintla, se cuenta como uno de los más afectados por el huracán De su casa, que estaba a más de 250 metros del río Cintalapa y protegida por otras construcciones, sólo quedan algunas columnas y pedazos de muros tirados de cara a un enorme y nuevo cauce en el cual aún se ven árboles arrancados a la tierra y que sirven ahora de leña Se nos metió el Cintalapa Y cómo no, si se juntó con el río Grande y el Cangrejero, dice don Salvador La crecida de los ríos pasó encima de su casa De acuerdo con la Subsecretaría de Protección Civil de Chiapas, hubo cauces que normalmente tenían entre 25 y 40 metros de ancho y que ahora tienen entre 500 y mil metros Eso provocó que se quedaran despobladas las comunidades cercanas a los ríos Huixtla y Coatán en Tapachula, Vado Ancho en Villa Comaltitlán, y Suchiate en la frontera con Guatemala Don Salvador fue el responsable del albergue de la iglesia evangélica El Buen Pastor, de Alcacoyagua, municipio que a principios del siglo pasado recibió parte de la inmigración japonesa a México El presidente municipal, Martín Nomura, del PRI, desciende de asiáticos El albergue evangélico fue uno de los dos que se abrieron en ese municipio de la costa chiapaneca, hasta donde llegó la ayuda de la asociación Los Amigos de Japón en México Ahí se trasladó Vicente Fox con parte de su Gabinete Especial de Reconstrucción, junto con el gobernador, Pablo Salazar Mendiguchía Las promesas que nos vinieron a hacer el gobernador y el presidente de la República fue que iban a comprar un terreno e iban a reubicar las casas Vinieron unos 10 días después, y desde entonces ya no nos han dicho nada Sedesol nos había dicho que unas dos semanas antes de que acabara diciembre nos iban a hacer entrega de certificados con derecho a vivienda, pero eso no nos ha llegado todavía Estamos esperando que antes de terminar enero ya nos digan algo concreto, relata Salvador Niño El mismo reclamo se hace en los municipios de la zona costera, el istmo, la costa y la sierra, recorridos en parte por el reportero Ahí los caminos siguen averiados y la reactivación económica depende en gran medida de los recursos que lleguen de la Ciudad de México La demanda de casas se ha mitigado parcialmente en los municipios de Tapachula, Huixtla, Mapastepec, Tonalá y Unión Juárez, donde se han entregado 14 mil certificados El responsable de la entrega es el secretario de gobierno, Rubén Velásquez López, señalado como el candidato del gobernador para sucederlo en diciembre próximo, lo que ha sido criticado por los partidos de oposición Refugios La vivienda es una de las principales necesidades pendientes de resolver El desbordamiento de los 98 ríos afectó a 800 localidades de 41 municipios del estado Como consecuencia, más de 45 mil viviendas resultaron dañadas en distinto grado (oficialmente, los sismos de 1985 afectaron casi 49 mil en el Distrito Federal) En los distintos municipios -sobre todo en Tapachula, Suchiate y Huixtla, donde se concentra 70% de las casas dañadas- se deberán construir cerca de 21 mil viviendas, reparar unas 10 mil y un número similar serán reubicadas porque están en las nuevas zonas de riesgo El presidente Fox se comprometió a financiar por completo, a través de la Secretaría de Desarrollo Social, la reposición de esas casas, cuyo costo promedio será de 90 mil pesos, incluidos los servicios urbanos Es el gobierno federal el que directamente está licitando o asignado su construcción o, en el caso de las viviendas que sufrieron daños menores, la entrega de materiales a los propietarios De acuerdo con Protección Civil del estado, entre los desarrolladores contratados por la Federación están Homex, Gutsa, Casas Geo y Grupo Sagussi, mientras que la empresa contratada para la entrega de materiales es Construrama, filial de Cemex La promesa consiste en que las casas se empezarán a construir a finales de enero y se entregarán a más tardar a mediados de mayo Para agosto deberá estar restituida la red de agua potable Hasta ahora la inconformidad no se ha desbordado, aunque conforme se aproximen las lluvias y se intensifique la campaña electoral por el cambio de los gobiernos estatal y federal, crecerá el riesgo de presiones sociales Salazar Mendiguchía explica a Proceso la cautela gubernamental: Hemos preferido correr el riesgo de cierta impaciencia con tal de garantizar la transparencia En el caso de otras obras, como las más de 700 para la recuperación del agua potable, hubo la gran tentación de hacer asignaciones directas, pero optamos por la licitación porque no queremos mancharnos las manos con esta desgracia De las casi 100 mil personas que llegaron a alguno de los 442 albergues habilitados durante la emergencia, la mayoría se fue ya a vivir con familiares o amigos, o a rentar nuevos espacios Pero algunos han regresado a las zonas del desastre Es el caso de Ángela Isabel Sánchez Villatoro damnificada de la colonia Miguel de la Madrid en Tapachula, donde el nuevo cauce del río Coatán pasa entre las viviendas, desde hace más de un mes se fue con sus tres hijas a vivir a una casa que está a punto de derrumbarse en la unidad Infonavit Xochimilco Pedí permiso al dueño para que me dejara estar aquí Aceptó porque se estaban metiendo los malandracos A mí eso me ayudó, porque no tengo un trabajo fijo En mi colonia, nos dijeron que se iban a construir las casas en una zona conocida como Los Cafetales Hasta pusieron la primera piedra Pero de ahí ya no hemos vuelto a saber nada, dice Y explica que debido al hacinamiento, se salió del albergue donde estaba En esa ciudad ya sólo queda un refugio, el que se habilitó en las instalaciones de la feria internacional Ahí permanecían, hasta la semana pasada, 298 de las mil 800 personas que ahí se guarecieron en los momentos más críticos del desastre Y aunque en el mejor de los casos las viviendas serán entregadas en mayo, el recinto debe ser desalojado en las próximas semanas porque en marzo comienza la exposición ganadera En Huixtla operó el otro gran albergue de la contingencia Se abrió en las bodegas de la textilera Tabamex, una empresa de Torreón, Coahuila, arrendataria del predio que pertenece al gobierno estatal En espacios de tres por dos metros para cada familia, se instaló a unas 2 mil personas, de las cuales todavía permanecen 769 (unas 130 familias) En ese lugar se concentró buena parte de la ayuda que después repartió la Armada en los albergues de la zona, mientras que entre mediados de octubre y finales de diciembre el Ejército se dedicó a ofrecer alimento para los damnificados en las cocinas comunitarias Aún ahora, una de las bodegas de la textilera almacena toneladas de alimentos clasificados Isidro Hernández Cruz, delegado de Protección Civil del gobierno del estado en la región zona norte y coordinador operativo del albergue, afirma: Ya llevamos tres meses La gente se ha ido retirando a casas de familiares o amigos, o se han ido a rentar Aquí cuentan con todos los servicios, incluso médicos y terapias ocupacionales, pero no hay privacidad A las familias que se van, no las soltamos definitivamente; se les da una despensa semanal para que puedan ayudarse y no se conviertan en una carga para la familia que los recibió Esa es ayuda del gobierno estatal y se dará hasta que nos digan 'ya párenle' El desabasto de víveres tampoco afecta a los albergues que persisten en las zonas rurales, donde la presencia del Ejército se limitó a las semanas en las que funcionaron las cocinas comunitarias Cargas adicionales El panorama para los damnificados del campo es desalentador, pues no sólo perdieron sus bienes materiales, sino también los terrenos de los que vivían Juan Gómez de la Cruz, un campesino de 65 años del cantón Benito Juárez, de Villa Comaltitlán, tenía dos casas con un terreno de 25 por 27 metros Ahí sembraba piña, naranja, lima Vivía de lo que de ahí salía Si ya no recuperamos la tierra, no tenemos ni a quién echarle la culpa Eso se va a quedar así nomás, lamenta Sonia Hernández Rincón, habitante del desaparecido barrio Playa Inés, de Alcocayagua, casi repite la historia: Antes, teníamos dónde sembrar algo que nos diera de comer, pero ahora está lleno de arena No se puede sembrar nada Dicen que lo que perdimos allá volverá a ser de nosotros Pero qué podemos hacer donde hay puras piedras y tierra Ante la situación, algunos cafetaleros de la sierra se proponen sacarle dinero a las piedras Juan Francisco Barrera, investigador de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), especialista en enfermedades del café, y quien a raíz del huracán ha incrementado su contacto con los productores del grano, refiere que entre Belisario Domínguez y Motozintla, en los barrios Vega de Guerrero y Vicente Guerrero, fueron devastadas las casas y plantíos de 53 familias que se dedicaban a cultivar ese grano Les han prometido casas, prosigue Barrera Los de Vega de Guerrero dicen que sí a la oferta, pero lo urgente es la reforestación y la recuperación de los suelos, pues no tienen de qué vivir Con ayuda del gobierno empezaron a reorientar la creciente del río y las rocas que cayeron de la parte alta de la sierra Ahora ya no hay cafetal, dicen Tenemos la piedra Vamos a venderla, pues se necesita para la reparación de los caminos En Belisario Domínguez, comunidad del municipio serrano de Motozintla, entre las zonas afectadas se encuentra el poblado Unión Villaflores o colonia Che Guevara -para sus habitantes zapatistas-; ahí, el desborde de los ríos Naranjo y Lorena provocó que se perdiera la finca cafetalera La Paz, una maquiladora, una bodega y unas 20 casas y patios de los afiliados y simpatizantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) Zapatistas y activistas que llegaron del Distrito Federal intentan levantarse de la nada En vísperas del paso de La otra campaña del EZLN, algunos de ellos se afanan en colgar en una ladera una manta alusiva que es zarandeada por el fuerte viento La reparación de caminos es sólo una de las muchas urgencias Algunos son responsabilidad del gobierno estatal y otros de las dependencias federales Entre las obligadas a actuar con asistencia técnica y recursos están la Secretaría de Desarrollo Social, la de Comunicaciones y Transportes, Agricultura, Educación Pública, Salud y Economía, igual que organismos federales como la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor), ya sea de manera directa o a través del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) y del Fondo para Atender a la Población Rural Afectada por Contingencias Climatológicas (Fapracc) Entre esas dependencias, una de las mayores responsabilidades recae en la Conagua, responsable del desazolve y reencauzamiento de los ríos, así como de la delimitación de parte de la frontera con Guatemala en el río Suchiate Para realizar esta última labor, es preciso que la Secretaría de Relaciones Exteriores convoque a la Comisión Internacional de Límites y Aguas entre México y Guatemala Se necesita que este acuerdo se acelere, dice el director de Seguridad Pública estatal En el caso de los ríos, Conagua deberá desazolvar 38 ríos de la costa y otros arroyos, pues muchos cerros se desgajaron en la parte alta de la Sierra Madre de Chiapas y las rocas arrastraron grandes corrientes de lodo El desastre alcanzó también los planes de Salazar Mendiguchía A sus propósitos de gobierno relacionados con el rezago, la modernidad y la coyuntura en los que se concentró durante los cinco años que lleva su gobierno, se suma ahora el de la reconstrucción Es algo que nos duele mucho Nos proponíamos atacar aquellos rezagos que han tenido a Chiapas en los niveles más bajos del país y habíamos avanzado en varios índices Ahora, después de Stan, no sabemos cómo vamos a salir del conteo, admite Y las campañas electorales serán el peor momento para iniciar ese conteo, como lo advirtió ya el subcomandante Marcos, quien el pasado miércoles, durante su recorrido de La otra campaña en territorio chiapaneco, llamó a boicotear la propaganda electoral si no se cumple con la reconstrucción l

Comentarios