Diez minutos le toma a un pedófilo engañar a un menor

lunes, 16 de enero de 2006
* Tras conocerse en el ?chat?, en quince días hacen contacto físico * Policía Cibernética detecta en el país 27 sitios propios de pederastas México, D F, 16 de enero (apro)- La pornografía infantil y los fraudes por Internet tuvieron un repunte en México, pues cada vez con mayor frecuencia se descubren redes dentro y fuera del país, con amplias conexiones hacia Europa y Asia, mismas que se dedican a la explotación de menores Según cifras de la Policía Federal Preventiva (PFP), de un total de 241 comunicados y sitios detectados en 2005, 27 páginas --con imágenes e información sobre pornografía infantil-- son manejadas desde México Con base en esos mismos datos y en los patrullajes que realiza la Policía Cibernética, los grupos latinos están en constante crecimiento, seguidos por los asiáticos, quienes ya no sólo tienen en sus redes a menores de entre 12 y 17 años, sino que cada vez es más frecuente descubrir a víctimas de menor edad Este tipo de redes aún no se han detectado en México, pero no se descarta que pronto surjan nuevos grupos con amplias conexiones fuera del país De acuerdo con investigaciones de la Policía Cibernética, la cual depende de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal, las víctimas de la pornografía infantil son cada vez de menor edad: "Hay casos registrados en Japón, por ejemplo, en donde se han detectado casos de pornografía con recién nacidos o con niños de apenas un año de edad que ya estaban siendo utilizados por los pederastas", dice el general Eduardo Alejandro Martínez Aduna, comisionado de la PFP En el informe "Unidad de Policía Cibernética y delitos contra menores", realizado por PFP, destacan datos relevantes sobre la pedofilia Se afirma: "Después de que un pedófilo conoce a un menor de edad en Internet, le puede llevar alrededor de diez minutos convencer al infante para que se desnude frente a una webcam El pedófilo, después de haber conocido a un menor de edad en el chat, le lleva sólo 15 días para que realicen el primer contacto físico" De la información de la PFP se desprende que los centros turísticos de Cancún y Acapulco son los más importantes refugios de este tipo de delincuente En el apartado "Resultados significativos", se afirma que después de aplicar el operativo "Piltzin", en el 2003 fueron detenidos en Acapulco 17 pedófilos ?once estadunidenses, tres canadienses y tres mexicanos?, y se logró incautar material pornográfico infantil, como cuadernos, juguetes, entre otros artículos En esta operación especial fueron recuperados diez menores de edad, víctimas de esta organización criminal Antes, el 27 de julio del 2002, en Jalisco, fueron detenidos dos estadunidenses y dos mexicanos, dedicados a reclutar menores de edad y adolescentes para realizar sesiones fotográficas de naturaleza pornográfica, a cambio de 250 pesos, aprovechándose de las condiciones económicas en que vivían los menores Las imágenes eran publicadas en dos páginas de Internet Al realizar la inspección de los equipos, luego de la detención de los delincuentes, se localizaron 21 mil imágenes pornográficas "En ese sentido cabe mencionar que fue necesario imprimir varias imágenes para presentarlas como evidencia física ante el Ministerio Público, dado que esa instancia no acepta evidencias ?lógicas?" Víctimas, 16 mil niños y niñas Según el diagnóstico "Explotación sexual infantil, situación en México", elaborado por la PFP, más de 16 mil niños y niñas han padecido explotación sexual Se estima que en el Distrito Federal, 5 mil menores están involucrados en la prostitución infantil, y que 80% de los menores que han padecido este delito son niñas entre 10 y 14 años No sólo eso: el problema es aún más grave, según este diagnóstico, porque 90% de los niños en situación de calle, son víctimas de abuso sexual Estos hechos se han detectado en 21 de las 32 entidades del país, y las ciudades que más destacan son Juárez, Guadalajara, Acapulco, Tapachula, Cancún y Distrito Federal De acuerdo con el comisionado de la PFP, también van en aumento los fraudes bancarios, también llamados fraudes "on-line", pues durante el 2005 este tipo de operaciones arrojó la suma de 21 millones 891 mil pesos, pues cientos de personas fueron defraudadas al otorgar información sobre sus tarteras de crédito, sus cuentas bancarias y números confidenciales (NIP) En la mayoría de los casos, los fraudes se cometieron en la realización de compras por Internet con tarjeta de crédito: en buena parte de éstos, los cargos se hicieron a las tarjetas, pero no se entregaron los productos