Bachelet: Retos andinos

martes, 17 de enero de 2006
Santiago de Chile, 16 de enero (apro) - Cuando el próximo 11 de marzo la socialista Michelle Bachelet se convierta en la primer mujer que gobierne Chile, iniciará un camino de enormes retos en materia política, económica, electoral y ambiental que requieren pronta solución; sin embargo, a diferencia de sus predecesores, contará con mayoría parlamentaria, lo que le garantizar mayor margen de maniobra y le da amplías posibilidad de impulsar las reformas que el país necesita con urgencia Bachelet será la cuarta gobernante de la Concertación de Partidos por la Democracia, coalición formada por el Radical (PR), Por la Democracia (PPD), Socialista (PS) y Demócrata Cristiano (PDC), que gobierna desde marzo de 1990, cuando el dictador Augusto Pinochet entregó el poder a Patricio Aylwin Sus antecesores Ricardo Lagos (PPD), Eduardo Frei Ruiz Tagle (PDC) y Patricio Aylwin (PDC), gobernaron contracorriente A diferencia de ellos, Bachelet (PS) será la primera en gozar de un Parlamento donde la Concertación es mayoría, que, además, es enteramente elegido por votación popular, puesto que, debido a las reformadas constitucionales aprobadas hace un año, el mismo 11 de marzo cesan en sus funciones los senadores designados Con esta mayoría congresal, Bachelet podrá sacar adelante los proyectos que necesitan de quórum simple, como la reforma del sistema previsional, la modificación de la legislación ambiental o perfeccionamientos de las leyes laborales Esto, además de ser una gran ventaja, es también su gran desafío, puesto que la coalición gobernante parecía ya acostumbrada a justificar todas las injusticias en materias sociales, económicas y políticas al hecho de no tener la mayoría parlamentaria necesaria para realizar los cambios que Chile necesita Ahora se verá si la coalición oficialista quiere realmente realizar las transformaciones económicas, sociales e incluso culturales que le dieron vida Una de las reformas más importantes que Bachelet se abocará en los primeros meses de gobierno, será la que afecte al sistema previsional chileno, el que se ha constituido en uno de los mayores símbolos de la injusticias del modelo neoliberal imperante, que tras 25 años de aplicación, ha significado una agudización de la desigual distribución de la riqueza existente en Chile Mientras los dueños de las Asociaciones de Fondos de Pensiones (AFP) obtienen ganancias que se cuentan en miles de millones de dólares, los trabajadores que cotizan en este sistema ven que el 20% de sus contribuciones sirve para el pago de las comisiones que cobran éstas Se calcula que en el 2020, ni siquiera la mitad de las personas que forman parte de este sistema dispondrá de los fondos suficientes para jubilarse, por lo que la reforma del mismo se hace una necesidad urgente El problema es que estas AFP manejan fondos superiores a los 50 mil millones de dólares, lo que unido a su influencia en importantes círculos de poder, las hace un hueso muy duro de roer Entre los temas políticos que Bachelet se abocará a cumplir está la reforma del sistema electoral binominal, que como era la institución de los senadores designados, es uno de los enclaves autoritarios heredados de la Constitución pinochetista de 1980 El sistema binominal se caracteriza por distorsionar grandemente la voluntad popular al dar elegibilidad en cada distrito electoral a las dos listas más votadas, salvo que la primera doble en número de votos a la segunda Esto, en la práctica, significó que la derechista Alianza por Chile, con el 33% de los votos en cada distrito, pudiera alzarse con cerca de la mitad del Parlamento La izquierda extraparlamentaria (comunistas, humanistas, ecologistas), a pesar de sumar cerca del 10%, quedó sin representación Bachelet se comprometió --en los días previos a la segunda vuelta-- con el Partido Comunista, a hacer todo lo posible por reformar este sistema, incluso apelando al mecanismo del plebiscito Esto, debido a que para reformar el sistema electoral se necesita de un quórum calificado que no se dispone --debido a la persistente oposición de la derecha--, que ha tenido en el sistema binominal uno de los mecanismos más importantes de supervivencia política en la era postpinochet Otra reforma política importante a la que deberá abocarse el nuevo gobierno es la que podría permitir la votación de los chilenos en el extranjero, los que desde hace varios años vienen presionando en tal sentido En esta elección, en numerosos países sudamericanos y europeos, los chilenos residentes realizaron votaciones simbólicas como una forma de llamar la atención respecto de este tema Bachelet, según anunció en su discurso triunfal del 15 de enero, va a gobernar con un estilo "dialogante y ciudadano", lo que supone conversar con las organizaciones sociales como pescadores, artesanales, campesinos, gremios profesionales y estudiantiles que hasta ahora han tenido poca incidencia en la definiciones políticas y que son los que más se han perjudicado con la privatización de los servicios y recursos naturales de los últimos lustros Pero es de prever que los partidos, que ya están negociando entre ellos sus cuotas de poder, se resistirán a ser postergados en sus prerrogativas En materia ambiental la presidenta electa de Chile se ha comprometido a realizar reformas institucionales de importancia, como la que creará el Ministerio del Medioambiente Así también, se propone desechar la opción nuclear en materia energética, impedir los cultivos transgénicos y proteger los glaciares Sin duda, cumplir estos compromisos en un país como Chile, cuyos principales ingresos provienen de la explotación minera, forestal y pesquera, la enfrentará a poderosos conglomerados económicos, tanto chilenos como extranjeros En el punto específico de la protección de glaciares, Bachelet deberá decidir ?a menos que el gobierno de Lagos lo haga antes de dejar su mandato-- si permitirá o no la explotación de Pascua Lama De concretarse, será ésta una de las minas de oro y plata más grandes del mundo Sin embargo, su puesta en marcha implicaría la destrucción de tres glaciares en las cercanías de una de las zonas más áridas del mundo, como es el desierto de Atacama Además, los beneficios de esta extracción no beneficiarán al fisco chileno, puesto que en virtud del Tratado Minero firmado en 1999 entre los gobiernos de Chile y Argentina, a la sazón encabezados por Eduardo Frei y Carlos Menem, serán las empresas transnacionales, en este caso la Barrick Gold, las principales beneficiadas, puesto que no tendrán ninguna obligación de tributar ni pagar regalías Pero este no es el principal problema denunciado por las agrupaciones campesinas e indígenas que se resisten al proyecto, sino el hecho de que toda la cuenca del Valle del Huasco (región de Atacama), verá indefectiblemente contaminados sus ríos, debido a la gran cantidad de cianuro y ácido sulfúrico que se arrojará en las nacientes de los mismos Pascua Lama es el primer proyecto que se realiza en el contexto del mencionado Tratado Minero, y es en la actualidad, el principal símbolo de la enajenación irracional que el Estado chileno está haciendo de sus recursos naturales en el contexto de las políticas económicas imperantes En lo relativo a las relaciones exteriores, el principal desafío de la nueva administración será afianzar ?si no recomponer-- sus vínculos con sus vecinos sudamericanos Éstos se están viendo estructuralmente afectados por los conflictos territoriales con Perú y Bolivia, y por las opciones económico-políticas de las últimas administraciones, que han privilegiado su relación con Estados Unidos, Europa y países del Asia Pacífico en detrimento de sus vecinos Bachelet anunció, tras confirmarse su elección, que su primer viaje será a Argentina, país que puede ser clave en los esfuerzos de reinserción regional que pretende realizar El presidente Néstor Kirchner fue explícito en todo momento en su respaldo a la candidata oficialista chilena Al parecer, el comentado "Estilo K" del mandatario argentino, que se caracteriza por tener relaciones directas con la ciudadanía, muchas veces saltándose a las estructuras partidarias, es del agrado de la electa presidenta de Chile, quien, además, parece sintonizar con las políticas de su par trasandino Con Bachelet al mando de la nación es previsible que Chile se acerque a Bolivia, no descartándose la posibilidad de que ambos países alcancen acuerdos territoriales y energéticos Respecto de lo primero, es importante mencionar que el Comité Central del Partido Socialista ?al que pertenece la presidenta electa-- ha realizado numerosas señales en el sentido de que Chile debe abordar como prioridad en el ámbito de las relaciones con Bolivia "el problema de su mediterraneidad", como lo manifestó el propio presidente de esta colectividad Gonzalo Martner, el pasado 10 de diciembre Bachelet ha dado señales en este mismo sentido, debido a lo cual en La Paz se ha visto con simpatía su postulación presidencial De todas maneras, cualquier movimiento en este sentido, chocará con sectores chauvinistas que tienen gran receptividad en algunas ramas de las fuerzas armadas y en la derecha chilena A pesar de esto, es probable que las graves deficiencias energéticas que enfrenta Chile disuadan a la diplomacia y a los centros de poder santiaguinos, a encontrar formulas de solución al diferendo con Bolivia, país que, consideradas sus reservas de hidrocarburos y la necesidad de otros intercambios, es imprescindible tenerlo como amigo Las necesidades energéticas se irán constituyendo en el hilo conductor del proceso de consolidación de la inserción regional Esta dinámica ya ha comenzado, puesto que el presidente Lagos tiene conversaciones avanzadas con Venezuela, para explotar con capitales de la petrolífera estatal chilena ENAP, yacimientos de gas y crudo venezolanos

Otras Noticias